31 jul. 2012

"Villafranca del Bierzo - Samos"

Alto de San Roque
Esta escapada que nos dimos al Camino hace unos días Ana y yo, es el producto de aplicarse algunas  estrofas de este poema de Rudyard Kipling, que yo desconocía y luce en una placa a la salida de Triacastela en dirección a Samos. Pues de no haber sido así, Ana no sería capaz de caminar ni un solo kilómetro seguido.


Durante estos días en los que disfruté de la mejor compañía posible para cualquier Camino; nos planteamos únicamente superar el alto de O Cebreiro en el tiempo que hiciese falta. Pero las cosas nos fueron mucho mejor de lo previsto y ya estamos en Samos.

En Villafranca del Bierzo
El lunes caminamos el tramo que discurre entre Villafranca del Bierzo y Herrerías, con la intención de afrontar al día siguiente, el ascenso a O Cebreiro frescos y antes de que hiciese demasiado calor. La etapa discurre en su totalidad por terreno casi llano, resultando un tanto monótona pues se hace  íntegramente, bien por andadero de asfalto o por carretera.

Albergue de Pereje
La sorpresa del día nos la llevamos en Pereje, donde un orgulloso vecino nos selló la credencial y nos mostró con todo detalle el magnífico albergue municipal, con muebles construidos en madera de castaño y todo lujo de detalles, que entre todos los perejeños se encargan de mantener en perfecto estado de conservación.

Luna sobre La Faba
El martes llegó el temido y precioso ascenso a O Cebreiro; muchísimo ambiente y un poco de todo con alguna carrera, gemidos orientales, piques ridículos y algun@ pidiendo oxígeno, pero pasito a pasito quedaron atrás La Faba y Laguna de Castilla, para sin demasiado esfuerzo alcanzar el objetivo inicial de la jornada y casi de estos días.


Tras la obligada visita a la iglesia de Santa María la Real y un refrigerio, Ana me propuso dar otro tironín hasta Liñares, próximo pueblo por donde pasa la carretera y ...

Monumento a Elias Valiña
... atrás quedó Liñares y también el alto de San Roque, para llegar a Hospital de la Condesa, donde después de comer decidimos dar por finalizada la etapa, mucho más y mejor de lo previsto.

Saliendo de Hospital de la Condesa
El miércoles, la mayores dificultades del día se encontraban en superar la traicionera rampa final del Poio y los verticales tramos de descenso a Triacastela, donde la rodilla de Ana sufre más pero … como escribe  Kipling “piensa que puedes y podrás;” y poco a poco … llegamos a Samos.

Curiosa imagen, en torno a la iglesia de San Martiño do Real 
Etapa preciosa, pese a los tres primeros kilómetros por asfalto, discurre prácticamente a la sombra por caminos entre bosques de castaño y roble. Especialmente agradable y bonito, es el tramo entre San Cristovo do Real y Samos. Este desvío está menos transitado, pues curiosamente la mayor parte de peregrin@s que alcanzan Triacastela, deciden continuar a Santiago por la variante de San Xil.



28 jul. 2012

"A Covadonga"


Mis vacaciones ya están a punto de finalizar, pero antes debíamos de cumplir con la tradicional visita a la “Santina”. Como venimos haciendo en los últimos años, dividimos el recorrido en dos etapas; en la primer jornada el tramo entre Villaviciosa y Cangas de Onís, para llegar a Covadonga al día siguiente.


En torno a las siete de la mañana del viernes, Yoli y yo nos pusimos en marcha en dirección a Sietes, primer “puerto” de la etapa y lugar perfecto para el primer café del día. Con la salvedad de algunos “problemillas técnicos” de Yoli, cumplimos las previsiones sin novedad.
Solventados los “problemillas” alcanzamos Anayo, la mayor dificultad del recorrido, antes de lo previsto y sin que el sol apriete demasiado.


Tras el obligado repostaje, comienza el descenso por La Retuerta, Borines, Vallobal hasta Miyares donde una tapa de queso y unas cervezas, nos aportan la energía necesaria para afrontar el siguiente tramo. Bajo un sol abrasador vamos dejando atrás, La Estrada, La Goleta y los sucesivos barios de Sorribes, para después de atravesar el río Cua iniciar la corta ascensión a La Viña, desde donde descendemos a Prunales, donde repondremos nuevamente fuerzas.


Con la compañía de un sol de justicia, nos toca lidiar con los tres kilómetros de arcén que nos separan de Ozanes, desde donde ascendemos por el Romillín a la ermita de San José y a la sombra de la arbolada pista de Los Tocones nos plantamos en la Vega de los Caseros. Solo nos queda un corto paseo, con el recuerdo del “paxarón” de Yoli del año pasado, para alcanzar Cangas de Onís.


El sábado para la segunda etapa igual que el año pasado, se incorporó Ana, pero la sorpresa es que Joaquín junior, decide hacer su debut en esto de peregrinar a Covadonga.


Pese a la permanente compañía de un fuerte “orbayu”, los cuatro disfrutamos con esta corta etapa que en su primera mitad, discurre íntegramente por un camino asfaltado hasta el pueblo de Celorio.


Desde aquí iniciamos la travesía de Soto de Cangas, para continuar por el andadero que paralelo a la carretera sigue por La Riera, Moñigo, El Repelao y sin ninguna dificultad llega a Covadonga.


Después de agradecer a “La Santina” el habernos permitido volver un año más, solo nos queda el regreso a casa y disfrutar a tope de mis últimas horas de vacaciones.


26 jul. 2012

"... llegamos a Samos"

En San Juán del Padornelo, con el simpático Franciscano, que lo mantiene abierto en verano.
Terminamos ayer nuestro mini camino, de momento, con una caminata desde Hospital de la Condesa a Samos.

Curiosa familia "bicigrina", a la madre e hija, les precede el padre y hermano 
Unos cuantos kilómetros que se hicieron muy cómodos hasta Triacastela, en una mañana espléndida, caminos muy bonitos sin apenas desniveles y paisajes espléndidos; es decir justo para disfrutar.

Albergue de Triacastela
Por eso y porque llegamos bien y pronto, decidimos seguir un poco más y tratar de llegar a Samos. Salir de Triacastela en esa dirección cuesta un poco, porque hay algo más de tres kilómetros de asfalto que se hacen molestos, sobre todo si aprieta el calor.

El Oribio, a su paso por San Cristovo do Real
Es verdad que después vuelve la tónica de la etapa, el camino a la vereda de un rio y entre arboledas nos protegían del sol de justicia que anunciaba tormenta.

Y ... de pronto, aparece Samos
La llegada a Samos, con una vista impresionante del monasterio, los truenos, relámpagos y las primeras gotas, es de esas experiencias que no se olvidan.

Monasterio de San Julián y Santa Basilisa de Samos
El camino de vuelta lo hicimos ya pensando en la semanita que necesitamos para intentar llegar a Santiago y ponerse a prueba una vez más. 
¡Buen Camino!

25 jul. 2012

¡Buen día de Santiago!

Pese al retraso, no queremos que finalice el día sin desearos un feliz día de Santiago.

Foto de: Felix Tafalla  
Lo hacemos con estas imágenes tan diferentes y distantes, la primera pertenece a la figura del Apóstol sobre el cielo de Madrid, se encuentra en la Catedral de La Almudena.


Las otras dos, están tomadas hoy en Triacastela, pertenecen a nuestra llegada e interior de la Iglesia de Santiago Apóstol.


Mañana, ya desde casa, colgaremos las impresiones de la etapa de hoy entre Hospital de la Condesa y Samos, mientras tanto ¡Buen día de Santiago!.

24 jul. 2012

"Prueba superada"

En plena ascensión a O Cebreiro
Ya estamos en Galicia. La mítica subida a O Cebreiro ha sido una auténtica inyección de moral.

Llegando a Santa María la Real de O Cebreiro, 1.296 mts.
Ahora sí veo posible llegar a Santiago, ha dejado de ser sólo un proyecto de Vicente para convertirse en un objetivo común asequible, aunque haya que ser flexible y adaptarse a las propias circunstancias.

Desvío del camino a La Faba, la carretera continúa para los "bicigrinos"
Merece la pena el esfuerzo, el paisaje es maravilloso, una auténtica explosión de verdor en una ascensión continua, lo que cualquiera se imagina que es el “soñado” Camino de Santiago.

Camino del final de etapa en Hospital de la Condesa, O Cebreiro ya quedó atrás
Caminos pisados por cientos de miles de peregrinos a lo largo de la historia. Los que encuentras hoy, de todos los países posibles, con los que intercambias saludos, compartes silencios, esfuerzos, hacen que nos preguntemos qué tendrá esta aventura que tantos quieren experimentar, qué buscamos y por qué estamos tan enganchados.

Alto de San Roque, 1.275 mts.

23 jul. 2012

"El Camino interminable"

Un "bicigrino" sale de Villafranca del Bierzo
De vuelta en el camino que iniciamos en el verano de 2002 en Roncesvalles, abruptamente interrumpido en 2004 y que por la perseverancia de este mi compañero decidimos iniciar de nuevo a cachitos en 2011, porque no descansará hasta que consiga que yo llegue a Santiago, aunque sea “a la pata coja”.

Atrás queda Villafranca y la mayor parte del Bierzo
Desde Villafranca del Bierzo hasta Herrerías. El lugar de la parada “El Paraíso del Bierzo”; el nombre lo dice todo, sin exagerar. Para disfrutar con todos los sentidos: paz, belleza, armonía absoluta.


No sé cuando llegaremos a Santiago, pero lo bueno es el regalo de unos pocos días lejos del mundo real, sin Riesgo y su famosa prima, en un camino que parece interminable y que por eso te invita a disfrutar de cada paso.

Un verdadero lujo, antes de comenzar el ascenso a O Cebreiro
Mañana la  famosa subida al Cebreiro que esperamos hacer tranquilamente, o eso esperamos, pues ya desde aquí la distancia es muy asequible.

Los tejados de La faba, desde Herrerías



20 jul. 2012

"Fraçois Peyrout" y "Beru"


El domingo pasado mientras hacía algún trabajillo en la huerta de Camoca, tuve la ocasión de charlar un rato y conocer las andanzas del artista francés afincado en Limoges, François Peyrout y su jumento Beru.


Curiosamente su dirección no era la habitual, pues transitaban en sentido contrario al que lo hacen los numerosos Peregrin@s, que especialmente en esta época, pasan por Camoca en dirección a Oviedo. Su peregrinación comenzó en Limoges, desde donde siguieron el trazado descrito por Aymeric Picaud en el Codex Calixtinus, como Vía Lemovicensis o Camino de Limoges. Una vez alcanzado Santiago, iniciaron el retorno por el Camino Primitivo, para cumplir con la obligada visita a San Salvador de Oviedo.


Desde la Capital del Principado continuarán por el Camino del Norte el periplo hasta su casa de Limoges, en total cerca de tres mil kilómetros y seis meses de Camino. 
Nuestros mejores deseos de buen Camino para François y Beru.

17 jul. 2012

"San Marcelo"

Lugar: San Marcelo
Situación: Parroquia de La Doriga, concejo de Salas
Localización: Lat. 43º 23’ 23.92’’ N - Long. 6º 8’ 2.7’’ W
Etapa en la que se encuentra: Grado - Salas
Dista: 6,2 Kmts. desde Grado - 15,8 Kmts. a Salas
Altitud: 185 mts.
Camino: Primitivo
Provincia: Asturias



Según algunos autores, el nombre de Marcelo puede tener origen romano, teorías basadas probablemente en el paso cercano de un ramal de la Vía o Calzada Real de La Mesa, del que con mucho esmero, todavía se pueden ver algunos restos.


Este pequeño núcleo, es fiel exponente de lo que en otros tiempos fue un próspero pueblo asturiano, ya que además de las tradicionales construcciones populares de cualquier aldea, existen varias casas de sólida construcción que lucen grandes corredores, galerías y jardines con toques de carácter indiano, testigos de aquellos tiempos de esplendor.


El pueblo se encuentra rodeado de abundantes pomaradas, entre las que se encuentra la capilla del patrono San Marcelo, levantada por Don Porfirio popular y querido cura párroco, ejerciendo también en el cercano santuario del Fresnu.

Imagen del valle, anterior a la construcción de la autovía
La imagen del valle sufrió un considerable cambio de imagen, tras la construcción de la autovía, que algún día unirá Oviedo y La Espina.

Imagen reciente de San Marcelo y La Doriga

14 jul. 2012

"Día de brocha"


Como venimos repitiendo Joaquín y yo desde hace unos años, durante uno de mis primeros días de vacaciones, nos escapamos a repasar las flechas del tramo de Camino que discurre por el concejo de Villaviciosa.


En esta ocasión tocó el lunes pasado, antes de marcharnos a Fuerteventura, la verdad es que no tuvimos mucho trabajo, pues son numerosos los grupos y asociaciones que aprovechando sus salidas de fin de semana, repasan la señalización del Camino, en ocasiones incluso en exceso.


Pero además de alguna que otra charla con algún Pereregrin@, pintamos y repintamos los desvíos de Tornón y la rotonda de Carda, tramos en los que inexplicablemente y especialmente durante el verano, es frecuente encontrar algún despistado que arriesga el físico caminando por la estrecha y transitada antigua N-632.


También tuvimos un agradable encuentro con Luciano, Peregrino italiano que está haciendo el Camino de La Costa, recabando información para una nueva edición de su guía “A Santiago lungo il Cammino del Nord”.