29 mar. 2016

"Fuente de Los Peregrinos"

Lugar: Fuente de los Pelegrinos
Situación: Parroquia de Carda, municipio de Villaviciosa
Localización: Lat. 43º 29’ 50.46’’ N - Long. 5º 24’ 58.32’’ W
Etapa en la que se encuentra: Colunga - Villaviciosa
Dista: 15,9 Kmts. desde Colunga - 2,8 Kmts. hasta Villaviciosa
Altitud: 4 mts.
Camino: Norte
Provincia: Asturias


En esta entrada hacemos referencia a una pequeña y transformada, además de trasladada, fuente cercana a Villaviciosa y cuyo nombre denota su “antigua” vinculación al Camino.


Según los más viejos del lugar, el nombre es consecuencia al igual que el del cercano riachuelo, de la frecuente utilización de sus excelentes aguas y del lugar, por los “Pelegrinos”, tanto para beber como para descansar y asearse antes de entrar en la antigua Puebla de Maliayo, hoy Villaviciosa.


La principal razón por la que en la actualidad, ya no es utilizada, ni tan siquiera para beber, es debido a que desde el comienzo de las obras de la Autovía del Cantabrico a finales del pasado siglo, la fuente fue trasladada al otro margen de la Autovía, semi-ocultándola y alejándola 250 m. del trazado del Camino.

Se debe atravesar el túnel bajo la autovía, para llegar a la fuente de los "Pelegrinos"

Este hecho y la ausencia de señalización, hace que la fuente sea totalmente desconocida para la inmensa mayoría de Peregrin@s que recorren el Camino del Norte y también, para muchos  Villaviciosinos.

La flecha indica la actual ubicación de la fuente de los "Peregrinos" y la estrella, el antiguo

Mapa anterior a la construcción de la Autovía del Cantábrico, con la situación de la fuente

25 mar. 2016

"Santo Domingo de la Calzada"

Lugar: Santo Domingo de la Calzada
Situación: Municipio y parroquia de Santo Domingo de la Calzada
Localización: Lat. 42º 26’ 26.98’’ N - Long. 2º 57’ 13.19’’ W
Etapa en la que se encuentra: Nájera - Santo Domingo de la Calzada - Belorado
Dista: 21,2 Kmts. desde Nájera - 22,6 Kmts. hasta Belorado
Altitud: 640 mts.
Camino: Francés
Provincia: La Rioja


"Donde cantó la gallina después de asada", esta es la frase por la que es universalmente conocida, la pequeña ciudad riojana, de Santo Domingo de la Calzada. Burgo que fundara en torno al año 1040, el que más tarde será Santo, Domingo García o de Rioja.


Pues el joven Domingo, tras haber sido rechazado en el monasterio de San Millán de la Cogolla y ser más tarde ayudante de Gregorio de Ostia, se retira como ermitaño a las orillas del río Oja, dedicándose hasta el día de su muerte el 12 de mayo de 1109, a socorrer y cuidar de los Peregrinos que dirigían sus pasos a Santiago de Compostela.


Durante este tiempo, se le otorga la construcción de varios puentes, entre los que sobresale el que salva el curso del Oja, la roturación de bosques, la construcción de un hospital y un gran albergue, el mantenimiento de la calzada entre Najera y Redecilla, así como de algunas pequeñas capillas e iglesias. A su muerte, sus seguidores mantienen vivo el pequeño núcleo de población, utilizando su nombre para el asentamiento y continuando con su ejemplar dedicación al Camino. 


De los muchos milagros que se le otorgan al Santo, recogidos en nueve tablas en el interior de la Catedral, el más popular es el que cuenta la historia de una familia alemana que se dirigía a Compostela y al pasar por Santo Domingo, se pararon en un mesón, donde una moza se sintió atraída por el hijo de la familia y se lo hizo saber, pero el joven se resistió a sus encantos. Así que dolida, la moza, escondió un vaso de plata en el zurrón del peregrino, para en cuanto éstos reanudaron el Camino, acusar al joven de haber robado el vaso. Inmediatamente los guardias de la ciudad prendieron y ahorcaron al romero. Los apenados padres siguieron el Camino hasta Santiago, pero a su regreso, descubrieron que su hijo seguía vivo en la horca, milagrosamente sostenido por Santo Domingo. 
Acudieron al juez del pueblo, que estaba a punto de comerse un pollo. Al escuchar la historia, replicó con ironía: "Es tan verdadera como que este gallo va a levantarse del plato y cantar" y así ocurrió, ante el asombro de todos.


A partir de ese momento, nace la costumbre de mantener un gallo y una gallina, en el interior de la Catedral. Antaño, el peregrino podía ver una caja de hierro que encerraba un gallo y una gallina, según se afirmaba, descendientes de las que cantaron después de asadas y cuyas "sagradas" plumas caídas, eran recogidas con gran devoción por los Peregrinos, para lucir en sus sombreros como señal de buena suerte, tradición que sigue vigente, al igual que la de escuchar el canto de las sagradas aves.

 

El gallinero, en el que se van intercambiando un gallo y una gallina blancos, se encuentra en el brazo meridional del crucero de la Catedral, frente al sepulcro del santo. Se trata de una construcción de piedra, realizada hacia el 1460 y policromada posteriormente.


La ciudad fue creciendo de este a oeste, a lo largo del camino, creándose en torno a una arteria principal, el típico burgo medieval, dividido en dos secciones: calle del Barrio Viejo o calle del Camino Francés, desde el inicio del pueblo hasta la Plaza del Santo y desde aquí hasta el final, por la calle del Barrio Nuevo o calle Real y la del Río o Mayor.


A lo largo de éstas calles, se alinean relevantes edificios de distintas épocas, entre los que sobresalen: el hoy Parador que antaño fue Hospital de Peregrinos, fundado por el Santo en el siglo XI; las Casas de Trastamara, Marqués de la Ensenada, la de las Antiguas Carnicerías o la de la Cofradía del Santo, que cuenta con museo y uno de los mejores albergues del Camino, además del recinto en el que se crían los gallos, que pasaran parte de su vida en el gallinero de la Catedral. 


Durante la travesía, de Santo Domingo de la calzada, además de los restos de la vieja muralla, también se encuentren varios conventos y ermitas, pero sin ningún lugar a dudas, el edificio más emblemático es la Catedral y su torre “exenta”.


La Catedral se comienza a construir en 1158 con planos del maestro Garcion, de cuyo proyecto solo se conserva la cabecera hasta el crucero, para en sucesivas fases a lo largo de los siglos, ir añadiendo elementos, edificios y capillas, hasta dar por finalizada la obra en el año 1765 con la inauguración de la actual fachada sur, presidida por las imágenes de San Emeterio, San Celedonio y Santo Domingo, patronos de la Diócesis.


La torre exenta es la cuarta que se levantó en la Catedral. La primera, sobre el espacio que actualmente ocupa el gallinero, se construyó a finales del siglo XII o principios del XIII y fue destruida por un rayo en 1450. La sustituyó una segunda que se terminó hacia 1560, y a mediados del XVIII amenazaba ruina. El obispo Andrés de Porras decidió la edificación de la tercera, entre 1759 y 1760, para apenas un año después ser desmontada debido a problemas estructurales. El mismo prelado acometió la construcción de la cuarta torre, para la que se buscó un emplazamiento más seguro, a unos ocho metros de la Catedral al otro lado de la calle Mayor, construyéndose con 70 m. de altura, entre los años 1762 y 1765.

22 mar. 2016

"Humilladero de El Pedregal"

Lugar: Humilladero de El Pedregal
Situación: Parroquia de El Pedregal, municipio de Tineo
Localización: Lat. 43º 22’ 14.76’’ N - Long. 6º 22’ 4.98’’ W
Etapa en la que se encuentra: Salas - Tineo
Dista: 13,7 Kmts. desde Salas - 7,2 Kmts. hasta Tineo
Altitud: 717 mts.
Camino: Primitivo
Provincia: Asturias


Desde los últimos días del pasado abril de 2016, el humilladero o crucero de El Pedregal, ya vuelve a marcar la dirección a seguir, desde el sitio que ocupaba hasta el pasado febrero. No modificamos el resto de la entrada, para que quede constancia de la rapidez con que se repararon los daños.


Hasta el paso del temporal, de lluvia, viento y nieve, que en febrero de 2016 azotó el norte peninsular. A la salida del pequeño núcleo tinetense de El Pedregal, a pocos metros de la Casa de la Torre o del Hospital, por haber cumplido esa función, sé levantaba a la orilla del Camino Primitivo un sencillo humilladero o crucero.


En la actualidad, sus trozos se encuentran esparcidos por el suelo, sin otro consuelo que el recuperar una antigua foto en la que aún permanecía en pie y con la firme esperanza, de que no pase a engrosar la lista de elementos patrimoniales asturianos desaparecidos.


Aunque la cruz se considera original del siglo XVIII, su ubicación actual ya no era la primitiva, pues además del trasladado, también había sufrido otro accidente en el que igualmente había acabado por los suelos, en esa ocasión a causa del impacto de un automóvil.

18 mar. 2016

"Salas - Tineo"


Aprovechando otra ventana climatológica dominical, de este corto pero intenso invierno que llegó al Norte. El pasado domingo, a eso de las 9,30, Ana y yo iniciábamos otra jornada de Camino Primitivo, dejando atrás Salas para afrontar las primeras rampas de La Espina.


Con un poco de "fresco" y sin Rosa, por causas más que justificadas, fuimos ganando altura respecto a la villa salense y al río Nonaya, cuyo potente murmullo nos acompañó durante todo el trayecto.


Y poco a poco, alcanzamos el desvío de la cascada y con la suposición de que estaría pletórica, como pudimos comprobar, nos desviamos los 250 m. que marca el cartel, y la verdad, mereció la pena.


Retomado el Camino, alcanzamos el repecho final que nos llevó hasta la carretera, por la que inevitablemente toca recorrer el siguiente km., estos días con más tráfico de lo habitual, ya que el tramo de semi-autovía que une Salas con La Espina, lleva varios días cerrado y todo el tráfico se desvía por la vieja N-634.


Superado el tramo de asfalto, tocó afrontar otros 1.500 m. de repechos hasta Porciles, donde alcanzamos la planicie de La Espina, para en suave descenso, llegar al cementerio e iglesia de Santa María de Bodenaya.


Después de la iglesia, alcanzamos las Casas de Abajo, lugar en el que se encuentra el ya popular albergue, para atravesar la N-634 e ir dejando atrás las Casas de Arriba, hasta entrar en La Espina por el barrio en el que se encuentra la iglesia de San Vicente.


Tras una breve parada, para reponer fuerzas, alcanzamos La Pereda por el barrio de la capilla del Cristo de los Afligidos, ...


... para continuar ascendiendo entre las casas del pueblo, hasta dejarlas atrás sobre un encharcado camino, por el continuamos mitad por camino, mitad por los prados o sobre los muros.


Así toca recorrer el siguiente 1,5 km. hasta llegar a las casas del Espín, donde la cosa mejora considerablemente, para continuar sobre buen piso hasta El Pedregal.


En este tramo llevamos la primera sorpresa del día, pues durante un gran rato sobrevolaron nuestras cabezas una pareja de cigüeñas.


Ya en El Pedregal, toca salir a la Nacional durante escasos 500 m. para atravesar el pueblo, pues apenas superada la iglesia de San Justo y Pastor, ...


... el trazado deja el asfalto por la derecha sobre un camino, cuyo inicio marcaba un sencillo crucero, que nos encontramos destrozado en el suelo, según parece ser, a causa de los efectos del último temporal de viento y nieve que sufrió la zona.


Una vez que se deja atrás la última casa del Pedregal, el trazado continúa prácticamente hasta Tineo por un precioso, pero con lo que llovió y nevó las últimas semanas, encharcadísimo y embarradísimo camino, ...


... que nos obliga a seguir haciendo equilibrios por los muros y saltando a los prados en varias ocasiones, para evitar terminar de barro hasta las cejas.


Por cierto, desde que salimos de Salas, Ana no hacía nada más que recibir Whatsapp de sus amigas con mensajes como: mándame una foto de aquí, ¿ya pasasteis la cascada? ¿y la capilla del Cristo? y ... tal o cual cosa o sitio, ¿qué extraño no?.


Pero la cosa tenía su explicación, pues poco antes del desvío Santa Eulalia nos estaban esperando, con la sorpresa que contamos en la entrada del pasado martes.


Y claro los 3 km. restantes hasta la capilla de San Roque, donde comimos y lo celebramos, transcurrieron entre risas y bromas, especialmente con Rosa, que durante toda la mañana le tocó aguantar todo tipo de irónicos "piropos" por Whatsapp, respecto a su ausencia en la subida a La Espina y su "arrugue" en hacer esta etapa.


Supongo que Rosa sabrá perdonar, los "cariñosos piropos" de su amiga Ana, ya que los míos formaban parte de la coartada.


En resumen, 19,45 magníficos kilómetros entre Salas y el campo de San Roque, por preciosos caminos, con un extraordinario día, mejor compañía, ...


... mucha agua, más barro, algo de nieve y una inolvidable sorpresa, que rematamos con una reconfortante comida y su correspondiente sobremesa.

15 mar. 2016

Seguimos de "cumple" y casi de "jubi".


Después de la inesperada fiesta, que entre Nayra y algun@s más le organizaron a Ana, el pasado 27 de febrero por su 15/60 cumpleaños (nació el 29 de febrero).


El pasado domingo, mientras hacíamos la etapa Salas - Tineo, sus amigas Fer, Ludy, Merche y Rosa, le dieron otra buena sorpresa.


Poco antes de llegar al desvío de Santa Eulalia y El Crucero, nos encontramos un tendedero en la mitad del Camino, pero a medida que Ana se acercaba al tendal el misterio aumentaba, ...


... pues lo que colgaba de la cuerda eran dos camisetas con una foto estampada en las mismas, pero ... la foto era de Ana.


Menos mal que, tras varias inquisidoras preguntas, aparecieron desde detrás de un montón de troncos sus amigas, pues de no ser así, la cosa se ponía ciertamente complicada de explicar, el resto es fácil de imaginar.


Y como no podía ser de otra manera, la etapa continuó alcanzando tod@s juntos Tineo, ...


... para celebrar ese medio "cumpleaños" media "jubilación", con una comida y unas cuantas botellas de sidra, rematando así una inolvidable jornada de Camino ... con sorpresa.


En la próxima entrada describiremos, con más detalle, el resto de la etapa.