31 ene. 2017

"La Bendición de Peregrinos"


Para tod@s los que el Camino representa algo más que una simple aventura, existe un rito o sencilla pero entrañable ceremonia, desgraciadamente cada vez más en desuso, conocida como la Bendición de Peregrin@s.


Esta ceremonia que habitualmente tiene lugar al finalizar la Misa del Peregrino, en ocasiones también puede ser impartida, a la vez que te sella la credencial en la sacristía de la Iglesia, como nos sucedió a nosotros en Canfranc y a buen seguro, a much@s otr@s Peregrin@s.


El origen de esta ceremonia debe buscarse en los tiempos en que nacen las peregrinaciones, cuando a los elegidos por el pueblo para cumplir con la peregrinación se le entregaban los atributos de Peregrino.


A lo largo de estos años que llevamos por los Caminos de Santiago hemos tenido la ocasión de participar en bendiciones con numerosos participantes, como las de Roncesvalles, Los Arcos, San Juán de Ortega, Sarria o Pedrouzo, pero también tuvimos la ocasión de disfrutar de otras más íntimas como las de Canfranc, Jaca o Fonsagrada en la que únicamente asistíamos dos Peregrin@s a la misma.


Sea cual fuere la modalidad, creo que es una ceremonia que no debería de perderse, siendo los propios sacerdotes de los cientos de iglesias que jalonan Los Caminos, los principales impulsores de la misma y no de dejarla caer en el olvido como viene ocurriendo cada vez con más frecuencia, en distintos lugares de paso del Camino. Pues dejando de impartirla, aunque solo sea para un Peregrin@, lo único que se consigue es su desaparición.


Sirvan de muestra el ejemplo que acompaña a nuestro comentario.
Bendición de Peregrinos de Roncesvalles:


Oh Dios, que sacaste a tu siervo Abrahán de la ciudad de Ur de los caldeos, guardándolo en todas sus peregrinaciones, y que fuiste el guía del pueblo hebreo a través del desierto: te pedimos que te dignes guardar a estos siervos tuyos que, por amor de tu nombre, peregrinan a Compostela. 
Sé para ellos compañero en la marcha, guía en las encrucijadas, aliento en el cansancio, defensa en los peligros, albergue en el camino, sombra en el calor, luz en la oscuridad, consuelo en sus desalientos y firmeza en sus propósitos para que, por tu guía, lleguen incólumes al término de su camino y, enriquecidos de gracias y virtudes, vuelvan ilesos a sus casas, llenos de saludable y perenne alegría. Por Jesucristo, nuestro Señor. 
- Que el Señor dirija vuestros pasos con su beneplácito y que sea vuestro compañero inseparable a lo largo del camino. 
- Amén. 
- Que la Virgen, Santa María de Roncesvalles, os dispense su maternal protección, os defienda en los peligros de alma y cuerpo, y bajo su manto merezcáis llegar incólumes al final de vuestra peregrinación. 
- Amén. 
- Que el Arcángel San Rafael os acompañe a lo largo del camino como acompañó a Tobías y aparte de vosotros toda incomodidad y contrariedad. 
- Amén. 
– Y la bendición de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, esté con todos vosotros. 
– Amén 
Marchad en nombre de Cristo que es Camino y rezad por nosotros en Compostela.

27 ene. 2017

Camino Primitivo "Grandas de Salime - Fonsagrada"

7ª Etapa
Grandas de Salime – Fonsagrada 
Distancia: 25,7 km. 
Dificultad: Media. 
Tiempo total estimado: 7 horas 00 minutos. 
Tiempo estimado sin paradas: 6 horas 00 minutos.
Punto más alto: 1.118 m. Paso por el monte y parque eólico de La Curiscada. 
6º 57’ 25.96’’ W - 43º 8’ 56.67’’ N 
Punto más bajo: 560 m. Grandas de Salime. 
6º 52’ 33.39’’ W – 43º 13’ 4.06’’ N 
Desnivel acumulado subiendo: 629 m.
Desnivel acumulado bajando: 309 m. 
Señalización: En abril de 2016, la necesaria. 
Albergues: En Fonsagrada y Padrón a 1,5 km. de Fonsagrada. 
Alojamiento alternativo: En Fonsagrada. 
Lugares para avituallarse: En Cereijeira, El Acebo y Barbeitos. 
Observaciones: Etapa que marca un paso importante, ya que se deja atrás Asturias para iniciar la andadura por la comunidad Gallega, alcanzando también el ecuador del Camino Primitivo con el final de la jornada.


La etapa no presenta grandes dificultades, salvo el cambio de sentido de la concha en la señalización, pese a que alguno de los repechos puede que momentáneamente acelere un poco las pulsaciones del Peregrin@, pues discurre por cómodos caminos y bien señalizados, aunque en temporadas de lluvia se puede encontrar algún tramo encharcado (Cereijeira y salida de O Acevo) tanto los caminos como el andadero se encuentran en un estado casi perfecto para recorrerlos. 
La única precaución a tener en cuenta, es la de no subir al alto de La Curiscada en caso de mal tiempo o niebla, continuando por carretera hasta O Acevo. 
Última actualización: En abril de 2016.

0,00’ h. - km. 0 
.- Grandas de Salime (560 m). 
La jornada comienza junto a la iglesia de San Salvador, desde donde se inicia un lento ascenso sobre la calle del Carmen, por la que se va dejando atrás Grandas.


Superada la capilla del Carmen y 500 m. de camino de tierra entre praderías, ...


... se continúa paralelos a la AS-28 sobre el marcado camino otros 400 m., tras los que no queda más remedio que incorporarse al asfalto durante los siguientes 600 m., ya en suelo de La Farrapa.


En este tramo se deja atrás una industria láctea y un inútil rodeo, que por la derecha, desvía el trazado utilizando el viejo trazado de la carretera.
Nada más superar el cartel que indica el final de La Farrapa, se abandona el asfalto por la derecha, sobre un marcado camino por el que se recorren los siguientes 800 m., ...


... dejando atrás la casería de Xuntacasa para alcanzar Cereijeira y la traza de la vieja AS-28, por la que se atraviesa este alargado pueblo.

0,40’ h - km. 3,0 
.- Cereijeira (643 m). 
En las primeras casas de Ceirejeira hay una tienda-bar que abre muy temprano; perfecta para desayunar y comprar algún tipo de vitualla, también a la salida hay otro bar parrilla. Tras escasos 200 m. de haber dejado atrás la última casa y bar de Cereijeira, se alcanza por la derecha el desvío de Vilarello, lugar en el que se abandona el asfalto para recorrer los siguientes 1.700 m. por un marcado camino que, inicialmente entre praderías y más adelante entre árboles, conduce a Castro.


El primer kilómetro de este tramo, hasta llegar a la rehabilitada ermita de la Esperanza de Malneira, en invierno o épocas de lluvia suele estar muy encharcado, por lo que se recomienda evitarlo continuando 900 m. sobre la AS-28 hasta llegar al desvío de Malneira, que por la derecha y tras unos 100 m. lleva hasta la ermita, lugar desde el que se continúa por la izquierda hasta alcanzar Castro.

1,00’ h - km. 5,3 
.- Castro (674 m). 
La aparición de una cuidada carretera con piso de hormigón, anuncia la llegada a Castro, pequeño pueblo que se alcanza tras escasos 300 m. de suave ascenso. Este grupo de casas cuenta con un albergue juvenil y un par de establecimientos hoteleros, además de la capilla de San Martín y Santa Bárbara, obra del siglo XVIII.


Pero lo que trae hasta aquí el mayor número de visitantes, es un interesante castro prerromano y su centro de interpretación conocido como el conjunto del Chao Samartín.


Atravesado Castro y la carretera de acceso al centro de interpretación del “Chao”, la ruta Jacobea continúa por un marcado camino paralelo a la AS-28 y sobre las casas de Padraira por el que se recorren los siguientes 1,8 km. hasta retomar la carretera.


En este tramo se dejan por la derecha las ruinas de una cabaña, recuerdo de lo que fuera la malatería de San Lázaro, para casi de manera inmediata encontrarse con la reluciente capilla de San Lázaro cuyos restos más antiguos pertenecen al siglo XVI, aunque su aspecto actual es producto de numerosas reformas. Suele estar abierta, y su pequeño pero curioso retablo, bien merece una parada.


Retomada AS-28, toca atravesarla y realizar los primeros metros sobre el nuevo trazado, para desviarnos durante los siguientes 200 m. por el viejo, continuando ya sobre el actual hasta la primer casa de Peñafuente o “Peñafonte”, punto en el que el trazado cambia después 1,9 km. la carretera por el camino que por la derecha, asciende hasta la iglesia de Santa María Magdalena de Peñafonte.


2,00’ h - km. 9,4 
.- Peñafonte (860 m). 
La iglesia de Santa María Magdalena, de estilo popular, fue construida durante los siglos XVII y XVIII. Este lugar también dispuso de alberguería. El entorno del templo es perfecto para hacer un corto descanso y coger agua en uno de los dos chorros que nos ofrece la magnífica fuente. Dicen los lugareños, que cada uno de ellos procede de un manantial distinto.


El trazado continúa a lo largo del pueblo para iniciar un fuerte ascenso por un buen camino, que más arriba se transforma en amplia pista por la que se alcanza una pequeña área de descanso y de nuevo la AS-28, tras haber recorrido 1.900 m. alejados de ella.


En este punto el trazado caminero la atraviesa nuevamente, ahora en ligera diagonal izquierda, para continuar durante los siguientes 1.100 m. la ascensión al parque eólico del alto de La Curiscada.


¡ATENCIÓN!: En caso de mal tiempo o de niebla, es recomendable no ascender a La Curiscada y continuar por la derecha, sobre el trazado de la AS-28 durante los siguientes 2,2 km. hasta las casas de O Acevo.

2,55’ h - km. 12,9 
.- La Curiscada, límite autonómico (1.110 m). 
Una vez atravesada la pista que une los molinos del parque eólico, solo restan 600 m. de suave perfil por El Camino Primitivo en tierras asturianas, ...


... pues tras recorrerlos se alcanza el límite autonómico.


A partir de aquí el cambio más significativo, es el de la señalización utilizada en Galicia, en la que el vértice de la concha marca justo la dirección contraria a la seguida hasta aquí. En el año 2016 se cambiaron los mojones en gran parte de los Caminos por tierras gallegas, no utilizando ningún criterio fijo para la colocación de la vieira, aunque cada mojón además de la vieira tiene una flecha que sí indica la dirección correcta.


Nada más superar la fila de piedras fronteriza, se inician 700 m. de descenso por un marcado camino sobre el que se alcanza la LU-701, que hasta el límite autonómico fue la AS-28, ya en O Acevo. Durante el descenso, además de una magnífica panorámica del entorno, ya se puede ver Fonsagrada.

3,05’ h - km. 13,7 
.- O Acevo (1.021 m). 


En realidad es una sola casa que alberga un singular bar, que suele estar abierto durante gran parte del año y donde se pueden reponer fuerzas para lo que resta de jornada.


El trazado caminero sigue por el lateral derecho del bar, para después de 400 m. de ascenso, continuar en suave sube y baja durante otros 900 m. hasta recuperar la LU-701. 


A partir de aquí, y en casi todas las ocasiones que la carretera coincide con la traza Jacobea, se transita sobre un magnífico andadero paralelo al asfalto, por el que tras 800 m. se alcanza Cabreira, para despues de 2 km., de suave perfil en ligero descenso, hacer lo propio con Fonfría.

4,00’ h - km. 17,8
.- Fonfría (947 m). 
Este pequeño núcleo dispuso de hospital, hasta mediados del siglo XIX, en un edificio que en la actualidad sirve de vivienda. En la parroquia de Santa María Magdalena queda un cáliz de plata del siglo XVIII, con esta inscripción: “Soy de Hospital de Fon Fría”.


Una vez cargada la cantimplora con agua de la fuente que dio el nombre al pueblo, se deja atrás Fonfría sobre el arcén de la LU-701, por el que se recorren tan solo 100 m., para alejarse de ella por la izquierda sobre un marcado camino, por el que se recorren los siguientes 1.400 m. hasta alcanzar las casas de Barbeitos y de nuevo la LU-701, aunque en esta ocasión solo será para atravesarla.


En este lugar existe un bar restaurante.

4,25’ h - km. 19,5 
.- Barbeitos (923 m). 
Una vez atravesada la carretera, el trazado continúa sobre un camino que discurre paralelo al asfalto durante los primeros 500 m., ...


... para realizar los siguientes 400 m. por un claro sendero que desciende a través de un cortafuegos, abandonándolo por la izquierda, para continuar otros 300 m. de descenso hasta alcanzar la compañía de la LU-701 a las puertas de Silvela.

4,50’ h - km. 21,1 
.- Silvela (865 m). 
Localidad que se atraviesa longitudinalmente, para abandonarla por la izquierda, sobre un camino que nace junto a la última casa del pueblo.


Justo detrás de ésta se levanta una pequeña área de descanso y una singular capilla en honor de Santa Bárbara. El camino, tras una corta rampa inicial, pierde el desnivel para convertirse en pista, por la que tras recorrer 800 m. se vuelve a recuperar el andadero y la compañía de la LU-701.


Tras 1.100 m. de andadero y de 200 m. por el arcén de la carretera, se deja el asfalto por la izquierda sobre un camino por el que se recorren los siguientes 500 m. hasta alcanzar las casas y capilla de Paradanova.

5,30’ h - km. 23,7 
.- Paradanova (843 m). 


Desde aquí, “aparentemente”, estamos a tiro de piedra del final de la jornada, pues tan solo restan escasos 2 km. para alcanzar el centro urbano fonsagradino o 3,5 km. si el final de la etapa es el albergue público de Padrón.
Desde la mejora realizada en la LU-701, el trazado Jacobeo cambió considerablemente el acceso al “pueblo al que nunca bajaron los lobos”, pues si hace años se entraba, después de superar una fuerte pendiente, por la empedrada callejuela que ya lo hacían los Peregrinos en la Edad Media frente a la “Fons Sacrata”.
En la actualidad, en Paradanova se debe cruzar la LU-701, para entre una serrería y un chalet, ir ascendiendo y poco a poco adentrándose en Fonsagrada.

6,00’ h - km. 25,7 
.- Fonsagrada (979 m).
Se dice que a Fonsagrada nunca bajaron los lobos, en una clara alusión a su elevado enclave, siendo la población con mayor altitud de Galicia.


Su existencia está íntimamente ligada al camino primitivo, o “Camiño d’ Ovedo”, siendo casi obligatoria la parada en la villa, como quedó reflejado ya en documentos del siglo XII.


Fonsagrada creció a la sombra de un gran hospital para peregrinos, y de la iglesia de Santa María, que guarda piezas de orfebrería muy interesantes de los siglos XVII y XVIII. 


De esos tiempos aún permanece intacta la generosa hospitalidad del cura párroco, que mantiene adosado a la iglesia un local con todo lo necesario para descansar.


Este local viene muy bien para dejar la mochila y conocer la villa, ya que el albergue público se encuentra en Padrón a 1,5 km.


De obligado cumplimiento es la visita a la “Fons Sacrata”, fuente que se encuentra a los pies de la cabecera de la iglesia de Santa María y de la que, según cuenta la leyenda, manó leche para alimentar a los hijos de una viuda, por intercesión del apóstol Santiago, dando origen al nombre de la villa.

24 ene. 2017

"San Juan de Ortega"

Lugar: San Juan de Ortega
Situación: Municipio de Barrios de Colina, arciprestazgo de San Juan de Ortega
Localización: Lat. 42º 22’ 33.09’’ N - Long. 3º 26’ 12.96’ W
Etapa en la que se encuentra: Belorado - San Juan de Ortega - Burgos
Dista: 24,4 Kmts. desde Belorado - 26,3 Kmts. hasta Burgos
Altitud: 1.000 mts.
Camino: Francés
Provincia: Burgos (Castilla y León)


Tras la bonita y en otros tiempos peligrosa y temida travesía de Los Montes de Oca, surge entre las copas de los árboles el campanario de la iglesia de San Juan de Ortega.


Señal inequívoca de que el Peregrin@ está llegando a uno de los lugares más emblemáticos del Camino Francés; el Monasterio y antigua morada de San Juan de Ortega. La relevancia del lugar en el Camino, no es tanto por su arquitectura que indudablemente la tiene, como por su tradición hospitalera.


Costumbre iniciada por el Santo y continuada a lo largo de los siglos por sucesivos moradores del monasterio, hasta que en febrero de 2008 falleciera "Don José María" el cura de las sopas de ajo, que a lo largo de tres décadas con la compañía de su hermana Julia, dieron cobijo, sopas de ajo y mucho cariño a tod@s los que por allí pasamos en alguna ocasión.


El Monasterio fue fundado por el propio San Juan de Ortega, iniciándose con un hospital, una botica y una sencilla iglesia. Se cree que el final de la vida del Santo coincidió con la construcción de la cabecera de la iglesia actual, pues el origen del templo se data en la segunda mitad del siglo XII.


De esa época únicamente son la cabecera y el transepto, pues las obras se vieron interrumpidas hasta finales del siglo XV, cuando se levantan las naves y la fachada occidental con la portada gótica, ...


... época en la que también se construyó el monumento funerario de la nave central.


Además del mausoleo, se pueden contemplar otros dos sepulcros; uno románico laboriosamente tallado, en otros tiempos oculto por otro de madera policromada y actualmente desaparecido, en el que nunca llegó a reposar el cuerpo del Santo.

 

Y otro más tosco, trasladado desde la capilla de San Nicolás a la cripta construida en la restauración de 1963, en el que reposa el cuerpo de San Juán de Ortega y protagonista de la popular leyenda de las abejas blancas. 


El interior del templo, además de los mencionados sepulcros, llaman la atención los 76 capiteles que lo adornan y especialmente, el triple del arco triunfal en el lado del evangelio, donde se reproducen las escenas de la Visitación, Anunciación, Nacimiento y anuncio a los Pastores. 


Éste es universalmente conocido por ser el protagonista del "Milagro de La Luz", fenómeno que tiene lugar a las 5 de la tarde (hora solar) de cada equinoccio (21 de marzo y 22 de septiembre), cuando un rayo solar penetra a través de una ventana y va pasando lentamente sobre cada una de las escenas. El "milagro", que apenas dura diez minutos, congrega en esas fechas a un gran número de personas que confiesan sentir una especial emoción al contemplarlo. 


El conjunto monacal lo completan el semi derruido claustro de dos alturas con arcos de medio punto, tras los que se encuentran la galerías por las que se accedía a las celdas y que además comunicaban con el resto de dependencias monásticas y con la capilla. 


Capilla dedicada expresamente por el Santo a San Nicolas de Bari, en agradecimiento a su intercesión para no morir ahogado en un naufragio. La Capilla de fábrica gótica y fachada renacentista, también en estado de ruina, se cree que fue construida sobre la original del hospital por deseo de Isabel la Católica y guarda en su interior un retablo del siglo XVIII que es el relicario de San Nicolás de Vari.

 

A continuación de la capilla, completando el conjunto maltrecho arquitectónico, se levantan distintos edificios auxiliares del Monasterio, siendo utilizados como albergue de Peregrinos, bar y vivienda.


No deja de ser curioso que el ruinoso conjunto monástico de San Juan de Ortega, sea el lugar donde se venera al que desde en año 1971, es el patrono de los aparejadores y arquitectos técnicos españoles.