26 jul. 2016

"Las tierras del fin del mundo"


"Las tierras del fin del mundo". 
"De Oviedo a Compostela por el Camino Primitivo". 
Este es el título de un entretenido libro, del periodista ovetense Miguel Barrero, que hace unos días cayó en mis manos, y hoy después de una agradable lectura me atrevo a recomendar a todos los que en algún momento de su vida decidieron seguir los pasos de Alfonso II El Casto camino del sepulcro del Apóstol Santiago.


En 250 páginas Miguel resume los 14 días de Camino, con sus momentos compartidos, disfrutados y sufridos, algunos en compañía y otros en la soledad más absoluta. También nos hace partícipes de abundantes apuntes históricos, así como de las sorpresas, comidas, sueños, dolores e incógnitas que le fueron surgiendo en el trayecto entre Oviedo y Compostela.


Los 15 € que cuesta la edición quedan recompensados con la narración de Miguel, que a buen seguro nos harán recordar numerosos lugares, paisajes y gentes del Camino Primitivo. 
Una pena que sus miedos no le dejaran realizar el trayecto de Hospitales, dejándose seducir de manera "facilona" por el ascenso al Palo desde Pola de Allande ¡una pena Miguel!, deberás tenerlo en cuenta para la siguiente ocasión, porque seguro que habrá siguiente ocasión.


Miguel Barrero nació en Oviedo en 1980, se licenció en periodismo por la Universidad Pontificia de Salamanca y ha trabajado y colaborado en diversos medios de comunicación, como La Nueva España, El Comercio, Les Noticies o La Voz de Asturias. Especializado en temas culturales, dirigió la revista cultural El Súmmum y formó parte del equipo que puso en marcha la publicación especializada El Cuaderno, en cuyo consejo de redacción se mantuvo hasta junio de 2012 para regresar en septiembre de 2015. Además, ha colaborado de forma habitual en publicaciones como Jot Down, La Vanguardia, Qué Leer, El Mundo o Culturamas y fue subdirector del diario A Quemarropa de la Semana Negra de Gijón.


Su trayectoria literaria comenzó con la publicación de la novela Espejo (premio Asturias Joven de Narrativa; KRK Ediciones, 2005), a la que siguieron La vuelta a casa (KRK Ediciones, 2007), Los últimos días de Michi Panero (premio Juan Pablo Forner; DVD Ediciones, 2008), La existencia de Dios (Trea, 2012) y Camposanto en Collioure (Prix International de Littérature Fondation Antonio Machado; Trea, 2015). También ha publicado el libro de viajes Las tierras del fin del mundo (Trea, 2016) y colaborado en diversas obras colectivas, como la antología Náufragos en San Borondón (Baile del Sol, 2012) o Tripulantes (Eclipsados, 2007). Asimismo, fue codirector del documental La estancia vacía (2007).

25 jul. 2016

"Buen día de Santiago"

Capilla de Santiago de Montefurado

Imagen de Santiago de Montefurado

Con estas dos imágenes del Apóstol, tan distantes entre sí, queremos desearos un ...

Portada de la iglesia de San Jacobs de Estocolmo

¡¡¡BUEN DÍA DE SANTIAGO!!!

22 jul. 2016

"El Crucifijo de Puente la Reina"


Se cuenta que, a principios del siglo XIV, un grupo de peregrinos alemanes llegó hasta el hospital del Crucifijo, que por cierto ya parece que se llamaba así, a pesar de no poseer ninguno.


Llevaban consigo, a modo de penitencia añadida en su viaje, una hermosa imagen de Cristo crucificado.


Uno de sus componentes venía enfermo de gravedad y tuvo que quedarse en el albergue, mientras sus compañeros seguían viaje a Compostela.


A su regreso, el enfermo los esperaba totalmente recuperado y los peregrinos decidieron donar el crucifijo al hospital, como agradecimiento por los cuidados que se habían prestado a su compañero. 
Del libro “Leyendas del Camino de Santiago” de Juan G. Atienza

19 jul. 2016

"La Caridad"

Lugar: La Caridad 
Situación: Parroquia y municipio de El Franco
Localización: Lat. 43º 33’ 3.88’’ N - Long. 6º 49’ 43.91’’ W
Etapa en la que se encuentra: Luarca u Otur - La Caridad - Ribadeo
Dista: 27,6 desde Otur - 24,89 hasta Ribadeo
Altitud: 65 mts.
Camino: Camino de la Costa
Provincia: Asturias


La pequeña villa de La Caridad o A Caridá, antigua San Miguel de Mohices, sucede desde 1852 a Valdepares como capital del concejo de El Franco.


Se dice que el actual nombre procede de la caridad, que sus pobladores, ejercían sobre los numerosos Peregrinos que atravesaban sus tierras camino de Compostela.


A Caridá crece a lo largo del viejo trazado del Camino, actualmente suplantado por la vieja N-634, siendo el parque de María Cristina y la contigua plaza de España el centro de la mayor parte de las actividades cotidianas de sus habitantes, en torno a los que se levantan el viejo y nuevo edificio del Ayuntamiento, la iglesia parroquial de San Miguel y algún que otro edificio de considerable porte.


La Caridad dispone de albergue y un par de establecimientos que ofrecen alojamiento alternativo.

15 jul. 2016

"Gijón, por un Camino mejor"


Hoy nos hacemos eco, con un poco de retraso por lo que pedimos nuestras más sinceras disculpas, de una propuesta que nos hizo llegar Agustín Pascual para mejorar el trazado del Camino de la Costa en el concejo de Gijón.


Hay una propuesta para mejorar el estado actual del Camino en Gijón desde el muelle (y especialmente en la zona de Veriña), a través de los Presupuestos Participativos del Ayuntamiento gijonés, que puede verse y votarse en: 
(solo para censados en ese municipio).


Esperamos que dicha propuesta tenga la misma acogida que en el vecino municipio de Villaviciosa del que tan orgullosos nos sentimos, desde el pasado mes, de tener el tramo de Camino mejor cuidado de Asturias y de gran parte de los Caminos a Santiago.

Imágenes del Camino a su paso por Veriña

Mucha suerte Agustín, y perdón por el retraso en publicar tu petición.


12 jul. 2016

"José Ángel, ... un novato en el Camino Primitivo"


Hoy publicamos los comentarios y las fotos de nuestro amigo José Ángel, que por fin, se decidió a emprender esta maravillosa "aventura" del Camino. Y como se puede comprobar ya está contagiado con el "Llocus Jacobeans".


El pasado 6 de junio comenzaba mi "aventura" perseguida desde hace años y nunca pensada, ni atrevida a realizar.
Después de escuchar los sabios consejos de las buenas virtudes de este viaje, de la mano de mi amigo Vicente y tras empaparme su blog, comienza mi preparación y también mi mentalización para afrontar con éxito este deseo tan anhelado por mí.


Hoy, día 6 de junio, es lunes y el tiempo está gris con la lluvia del "orbayu" queriendo acompañarme en esta primera etapa. Por suerte, no voy solo... también inicia este camino mi amigo Paco, llegado desde Barcelona, con la misma ilusión y sentimientos que los expresados por mí. Ninguno de los dos nos imaginamos nada de lo esperado, pero nuestro entusiasmo supera todos los miedos y recelos.


Con los primeros pasos y con la vista puesta en la Catedral, recordamos todas las circunstancias y expectativas que nos rodean. Las primeras cuestas comienzan pronto y con la subida del Escamplero nos damos cuenta que "aquello" es más que una aventura, algo que también tienes que realizar con fe y corazón.


Soportar el equipaje, las inclemencias del tiempo y los abruptos caminos se compensa por algo interior que te hace caminar con paso firme y decidido por lograr el objetivo. Con la llegada a Grado finalizamos el primer día, una etapa dura para el comienzo, pero con un final feliz que te abre la puerta de este camino donde comenzamos dos y llegamos tres. Se unió a nuestro peregrinaje Mariano, un madrileño que con nuestra compañía ha visto una luz para realizar todo el camino y que nosotros también agradecemos.


Las siguientes etapas, con final en Salas y Tineo, me continúan asombrando, recordando especialmente lo vivido en la subida de La Espina, pero también por lo relajado que finalizo. Este hecho hace que me asombre de la paz que voy consiguiendo día a día y que comparto con mis dos acompañantes.


Mención especial requiere la etapa Pola de Allande-Berducedo, considerándola como "etapa reina" si habláramos de ciclismo. La subida especial de "El Palo" nos recibe con lluvia y niebla, pero ya nada impide nuestra ilusión y nuestro entusiasmo, reforzado cada día de manera especial y al final de cada etapa, donde este trío se reúne en cada plaza para analizar la siguiente y exaltar la finalizada con todo lo acontecido.


Si en algún momento deseas que "se pare el mundo", el lugar indicado para hacerlo es bajando hacia Grandas de Salime. Es tal la belleza de sus paisajes que tu sentir en este camino ya te hace pensar "aleluya, aleluya bendito el día que comencé este sueño", y es ahí cuando me doy cuenta que cada vez me encuentro mejor con mi mente y feliz y contento conmigo mismo.


Pasado el meridiano de este camino y ya entrados en tierras gallegas, las localidades de Fonsagrada y Cádavo nos recuerdan que sus gentes y su esencia son algo más que el pulpo, tan deseado para un asturiano en la meca de esta especie.


Recuerdo específico para Lugo, cuyas murallas hacen que este camino sea más grande todavía. Su gente siente gran cortesía por la multitud de peregrinos que recibe cada día. La visita a la Catedral y la puesta de su cuño en mí credencial resalta y valora aún más este camino, que ya veo "tocar" muy pronto en Santiago.


Con la salida de Lugo y llegada a San Romao vamos percibiendo ese aire que cruza varios caminos y que trae mezcla de aromas, convertido en montones de peregrinos que se unen después de caminar por distintos senderos que el apóstol ha marcado. Sin duda, estamos en Melide. Unión del primitivo y francés, pero que ambos persiguen el mismo objetivo.


La salida de Melide con destino a O Pedrouzo, transforma nuestras venas en alegría inmensa. El colorido de las "caravanas de peregrinos" ya te hacen pensar que estás a punto de conseguir esa ilusión que se ha convertido en realidad, deseando correr para llegar pero que también deseas ralentizar para que este ilusionante viaje continúe algo más, a pesar de que tu interior te sugiere también tristeza por algo que está cerca de finalizar pero que aún no deseas.


El último día con la entrada en Santiago y por lo tanto el final de este camino, no se puede narrar. Será por la riada de peregrinos, por el aire de la ciudad, por la nube en la que caminas que te hace mirar al suelo continuamente para cerciorarte de que lo estás pisando...


... que lo único que sientes es una felicidad tan grande que se ve culminada cuando te plantas delante de la Catedral en la Plaza del Obradoiro y dices: "Santiago, aquí estoy!! Gracias por permitirme este sueño ya hecho realidad y gracias Señor por tu compañía en todo este camino".


El agradecimiento finaliza durante la misa del peregrino y al hacer la recogida de la "Compostelana". No importan las colas, tampoco lo pasado, ahora ya tienes en tu mano "ese título" que te acredita como peregrino y que nadie ni nada te lo podrá arrebatar ya que siempre lo llevarás contigo en lo más profundo de tu corazón.


NOTA: Agradecer la compañía de Paco y Mariano para poder alcanzar esta ilusión. Disculpar aquellos distintos criterios sobre el hecho de pernoctar en hoteles o albergues y valorar la despedida de los tres, en donde pusimos la semilla de un nuevo "Compostela 2017"... con mochilas y albergues!.


VIVA EL CAMINO DE SANTIAGO!!


José Ángel Fernández Martínez 
Junio, 2016 - Oviedo (343Km recorridos)

8 jul. 2016

"Campomanes"

Lugar: Campomanes
Situación: Parroquia de Campomanes, municipio de Lena
Localización: Lat. 43º 6’ 19.84’’ N - Lon. 5º 49’ 7.80’’ W
Etapa en la que se encuentra: Pajares pueblo - Pola de Lena
Dista: 17,9 Kmts. desde el pueblo de Pajares - 7,5 Kmts. a Pola de Lena
Altitud: 380 mts.
Camino: Camino del Salvador
Provincia: Asturias


A la sombra de un viaducto de la AP-66 y de las interminables obras del AVE, en la confluencia de los ríos Pajares y Huerna se asienta desde mucho antes que en 1247 se le otorgase la carta puebla, el pueblo de Campomanes.


Su origen y topónimo está rodeado de numerosas teorías y leyendas, alguna de las cuales hace referencia al campo de Manes (dioses romanos benefactores de las almas), mientras otras aluden a nombres de lugar. A lo largo de su calle principal, por la que discurre el trazado original del Camino del Salvador, Francés o Real, pueden verse algunas muestras arquitectónicas testigos de su relevante pasado como:


La capilla del Santo Cristo, obra de principios del siglo XVIII, o el conjunto del palacio de Revillagigedo de finales del siglo XVI y el puente Briendes de origen romano, como elemento de mayor antigüedad.


Al lado del puente se construyó el edificio palaciego, que en la actualidad mantiene el Mirador o cuerpo central y una de las dos torres originales, ya que la otra fue pasto de la llamas en los años treinta.


Pese a haber dispuesto de albergue hasta principios del siglo XVIII, en la actualidad únicamente permanece el recuerdo en el nombre de la calle del Hospital.