19/9/2014

"Paxarines"


L@s Peregrino@s que se acerquen a la catedral de San Salvador de Oviedo, durante la mañana del día 21 de septiembre festividad de San Mateo, …


… podrán ver como los “carbayones” antes de entrar o a la salida de la Misa Mayor, se arremolinan en torno a un sencillo puesto situado a la entrada del templo.


Esta aglomeración tiene como objetivo el adquirir una de las pequeñas figuritas, de leve color anaranjado y con diversas formas, conocidas por los ovetenses con el nombre de “Paxarines”.


Se dice que la inspiración de éstas curiosas figuritas, se remonta tres siglos atrás y procede de unas similares, encontradas junto a una imagen de San Mateo.


Antaño se colocaba junto a las ventanas de los hogares, pues eran consideradas amuletos contra las tormentas “alejando les centelles de les cases”.


En la actualidad algunas personas las adquieren como símbolo de buena suerte y otras simplemente para que perviva esta curiosa tradición. Esta costumbre se mantiene viva gracias a una familia que sigue haciendo les “Paxarines”, tal y como le trasmitieron sus antepasados de generación en generación.


Los ingredientes utilizados y el proceso resulta aparentemente sencillo, pues son elaboradas con harina de pan amasada con agua teñida con azafrán, después de modeladas, las figuras se cubren con una capa de huevo para finalmente ser horneadas.


La cinta con las que se adornan, es una concesión a la modernidad, comenzando a colocárselas en el año 2000.


Según la costumbre, cuando se lleva a casa la nueva “Paxarina”, la del año anterior debe quemarse, pese a la dificultad que eso puede representar en los hogares actuales, pues antaño se arrojaba directamente al fuego de las cocinas de leña o de carbón.

16/9/2014

"La Hidria de Caná"


En la Alta Edad Media fue una de las piezas más veneradas, por los fieles y Peregrinos, de las muchas que forman parte del Relicario de San Salvador de Oviedo.


En un inventario de principios del siglo XII se la describe así: Se tiene una de las seis “hydrias” en las que el Señor cambió el agua en vino durante las “Bodas de Caná”; lo cual es digno de veneración en la iglesia principal de San Salvador.


La pieza tiene un diámetro exterior de 92 Cm. y una altura de 71 Cm.


Era tal el afán de los peregrinos en tocarla, que se cree que una zona que presenta en el frontal bastante erosionada, es producto del roce que producían a través de un agujero en la antigua puerta de madera, los bordones de los peregrinos.


Tras una visita pastoral en el siglo XVII, con el fin de evitar más daños a la pieza, se construyeron varios escalones delante de la puerta, ...


... en los que se observa un considerable desgaste producido por el calzado de los peregrinos.


Todos los 21 de septiembre, quienes acuden a la Misa Mayor de San Mateo que se celebra en la Sancta Ovetensis, tienen la oportunidad de beber agua procedente de la milagrosa hidria.

14/9/2014

"Tiempo de Perdonanza"


Desde hoy, como cada 14 de septiembre y hasta el próximo día 21 festividad de San Mateo, es tiempo de Perdonanza en la Catedral de San Salvado de Oviedo.


La Perdonanza o Jubileo de la Santa Cruz, es una antigua tradición que el Papa concedió a instancia de Alfonso II El Casto, "indulgencia e perdón de la tercia parte de sus pecados a todos los que a esta iglesia vinieren en cualquier tiempo a visitar las reliquias que en ella son e en ella ficieran sus e limosnas".

Foto: colaboración del antiguo archivo de LVA

Debido a los cambios realizados en el lugar de custodia y mantenimiento del santo Sudario, desconocemos cual será el protocolo con la Sagrada Reliquia en las celebraciones religiosas durante el tiempo de Perdonanza que hoy comienza.

Foto: colaboración de Carlos de Posada Miranda

La única información que disponemos es la publicada, hace unos días, por la prensa local: Las nuevas condiciones de conservación permiten al cabildo ampliar a tres semanas al año la exhibición de la reliquia para mejorar su conocimiento. Se trata de una decisión adoptada por el cabildo catedralicio para contribuir a mejorar el conocimiento de la reliquia santa y está previsto ampliar la exposición del Sudario a otros dos períodos más del año: la Semana Santa y la semana de Pascua.

Foto: colaboración del antiguo archivo de LVA

Sin duda, el nuevo sistema de conservación bajo el que se guarda el Santo Sudario en la Cámara Santa ha posibilitado que la iniciativa salga adelante. "Antes se conservaba enmarcado en plata y cubierto con cortinas, y desde el pasado abril, coincidiendo con la reapertura de la Cámara Santa, se guarda en una vitrina diseñada ex profeso que garantiza las condiciones óptimas de temperatura y humedad", explica el deán de la Catedral, Benito Gallego.


Foto: colaboración de Carlos de Posada Miranda

"Aunque no es recomendable exponer la reliquia durante mucho tiempo a la luz, el cabildo catedralicio ha acordado que quede a la vista de los fieles durante más tiempo", añade. Aunque el Sudario es la reliquia protagonista en la capilla palatina del palacio de Alfonso II -la Cámara Santa-, quienes la visitan no pueden contemplarlo, porque permanece oculto en su urna cubierto por un facsímile.
La decisión adoptada por el cabildo catedralicio posibilitará su visita dentro de la Cámara Santa entre el 15 y el 20 de septiembre, si bien los días inmediatamente anterior y posterior, el 14 y el 21, la reliquia se expondrá delante del altar mayor de la Catedral ovetense, igual que en años anteriores. Los horarios establecidos para la visita serán de diez de la mañana a seis de la tarde, y durante este tiempo los fieles podrán realizar ante el Sudario las oraciones para conseguir la indulgencia. "El cabildo se encargará de los cantos y de que todos los días haya confesores disponibles a partir de las cinco de la tarde", explica el deán de la Catedral.


Foto: colaboración del antiguo archivo de LVA

Confiamos que con éstos cambios, no se pierda la tradición de impartir la bendición con el Santo Sudario al final de cada celebración religiosa durante el tiempo de Perdonanza, como ocurrió con las banderas moradas, que hasta hace unos años, ondeaban sobre la torre de la “Sancta Ovetensis” durante el periodo jubilar.

Foto: colaboración de José Luís Galán González

Recordar que la popularidad alcanzada por esta festividad y la gran cantidad de peregrinos que se reunían en Oviedo durante estas fechas, dio origen a las fiestas de la ciudad, siendo el día grande el 21 de septiembre última jornada de la Perdonanza y festividad de San Mateo.


En el enlace de la Santa Iglesia Catedral de San Salvador de Oviedo se puede ampliar la información de las celebraciones y posibles cambios.

12/9/2014

"Las reliquias de la Cámara Santa"

Arca Santa y Santo Sudario           Foto de Carlos de Posada M.

La peregrinación a Oviedo, nace con el fin de venerar las reliquias depositadas en el arca de la Cámara Santa.

Exterior de la Cámara Santa                  Foto de Carlos de Posada M.

Probablemente el culto local o comarcal de las reliquias sea tan antiguo o algo más que el del sepulcro de Santiago, sin embargo es más difícil determinar en que fecha se internacionaliza, siendo tomada como fecha de inicio de la misma la visita de Alfonso VI a Oviedo en el mes de marzo de 1075, en el transcurso de la cual se procedió a la apertura del arca de las reliquias.

Arca de las Ágatas                    Foto de Carlos de Posada M.

Esta peregrinación ocupó en la Edad Media el segundo lugar en importancia de la península, después de la compostelana. Esta es la curiosa descripción de un anónimo peregrino florentino en 1477:

Vista general de la Cámara Santa              Foto de Carlos de Posada M.

“Oviedo, una ciudad pequeña en la que está la Iglesia de San Salvador que ahora se reconstruía. En dicha Iglesia hay una capilla que se llama Cámara Santa, donde hay muchas preciosas reliquias, entre las que hay una cruz de santos que hicieron los ángeles. Y hay tres ángeles pintados en el muro, que es cosa admirable de ver. Y hay un bello crucifijo, dicen que lo hizo Nicodemo, muy hermoso.

Hidria de Caná 

Y en la iglesia hay un recipiente: dicen ser aquél donde Jesucristo hizo del agua vino. Y todavía nos mostraron muchas y bellas reliquias más”.

Arca Santa                                Foto de Carlos de Posada M.

Es por su contenido original, la pieza más emblemática que alberga la Cámara Santa, fue traída por el rey Alfonso II después de estar oculta en el cercano Mont Sacro, trasladada por los cristianos desde Toledo, en su huida de la invasión árabe, a donde había llegado desde Jerusalén después de un largo periplo por el mar Mediterráneo, norte de África, Cartagena o Sevilla, según algunos autores.

Detalle de las patas del Arca Santa      Foto de Carlos de Posada M.

El Arca actual está confeccionada en madera de roble negro y recubierta de plata repujada, grabada y nielada, tiene unas medidas de 119 x 93 x 83 cm.

Detalle del Arca Santa                      Foto de Carlos de Posada M.

La manda construir Alfonso VI en 1075, para sustituir a la supuestamente maltrecha primitiva de inferior tamaño. Actualmente y desde fecha desconocida el Arca se encuentra vacía y sin el tablero inferior.

Santo Sudario

Según acta de apertura del 13 de marzo de 1075, se consignan ochenta y tres reliquias dentro del Arca, entre las que, además del Santo Sudario, se encontraban algunas tan curiosas como: Lignun Crucis, sangre del Señor, tierra pisada por Él, pan de la Cena, leche y vestido de la Virgen, numerosos huesos procedentes de Santos y Mártires y la sandalia derecha de San Pedro, entre otras.

Detalle de la Cruz de la Victoria                Foto de Carlos de Posada M.

9/9/2014

"Cámara Santa"

Lugar: Cámara Santa 
Situación: Dentro de la Catedral de San Salvador de Oviedo
Localización: Lat. 43º 21’ 45.09’’ N - Long. 5º 50’ 34.53’’ W
Etapa en la que se encuentra: Final o inicio en Oviedo
Altitud: 231 mts.
Camino: Final del Camino del Salvador y del Norte, e inicio del Camino Primitivo y de La Costa
Provincia: Asturias


Aspecto actual de la Cámara Santa           Foto de Carlos de Posada M.

Se viene afirmando que la Cámara Santa era la capilla palatina del primitivo complejo palacial prerrománico, pero más bien, por la distribución de sus estancias (un piso elevado sobre una cripta), debía tratarse de una edificación independiente, una capilla doble con función martirial y funeraria, y, al parecer, de uso exclusivo para los titulares de la diócesis.

Nave con apostolado y puerta de acceso          Foto de Carlos de Posada M.

La construcción de la Cámara Santa podría fijarse entre los años 884 y 908, en el reinado de Alfonso III. La presencia de dos laudas en la cripta pueden relacionarse con el traslado a Oviedo, en el año 884, los restos de los mártires cordobeses Eulogio y Lucrecia.

Cripta de Santa Leocadia                      Foto de Carlos de Posada M.

En una donación real del año 908, ya se menciona un altar consagrado a Santa Leocadia (titular de la cripta), una mártir muy celebrada en el Toledo visigótico cuyas cenizas se dice que fueron traídas a Oviedo a comienzos de la Reconquista. 
Será sólo a partir del primer tercio del siglo XII, cuando el piso superior de este edificio pase a convertirse en la cámara del tesoro catedralicio y en santuario bajo la advocación del arcángel San Miguel. Aquí fueron por tanto trasladados los tesoros reunidos por los monarcas asturianos del siglo IX, especialmente aquellas reliquias venidas de Jerusalén contenidas en el Arca Santa.

En primer término el Arca Santa y el Santo Sudario Foto de Carlos de Posada M.

El nombre de Cámara Santa se acuñó en la Baja Edad Media, pues los documentos de los siglos XII al XV se refieren a ella como “Tesoro de la Catedral” o “Tesoro de San Miguel” y "Capilla de los Ángeles”. Al piso superior de la Cámara Santa se llega por una escalera construida en 1733 que desembarca en la antecámara; esta pieza, situada entre la Torre Vieja y el balcón de la portada meridional del transepto (encima del pasadizo que da al Tránsito de Santa Bárbara).

Balcón meridional, zona de acceso a la Cámara Santa Foto de Carlos de Posada M.

Es una pequeña estancia cuadrada, cerrada con bóveda de crucería reforzada con gruesos nervios. Por la documentación del siglo XII, sabemos que este era el primitivo vestíbulo del santuario, al que los romeros accedían desde el lugar que hoy ocupa la capilla de San Ildefonso, en la girola catedralicia, por una escalera de piedra arrimada al muro septentrional. La Cámara Santa consta de dos recintos: la nave y el presbiterio.

Detalle de la bóveda, arcos y apostolado           Foto de Carlos de Posada M.

La nave es la parte que experimentó más transformaciones: en origen, la cubierta era de armadura de madera siendo reemplazada por una bóveda de cañón en tiempos del emprendedor obispo Don Pelayo (1101-1130), para verse enriquecida, en el último tercio del siglo XII, con un conjunto de esculturas (apostolado y calvario) que pasa por ser uno de los más importantes del románico tardío español.

San Simón y San Judas Tadeo con Santiago y San Juan  Fotos de Carlos de Posada 

El apostolado lo integran seis pares de columnas arrimadas al muro, elevadas sobre unos altos pedestales y rematadas por un capitel doble del que parten tres arcos fajones.

San Mateo y San Andrés con Santiago el Menor y San Felipe Fotos de C. de Posada 

Los apóstoles están tallados en alto relieve en los mismos fustes, adaptados a su forma pero con manifiestos rasgos de caracterización individualizadora que pretenden romper la ley del marco; se los representa dialogando entre sí.

San Pedro y San Pablo con Santo Tomás y San Bartolomé  Fotos de Carlos de Posada 

El conjunto escultórico románico incluye las cabezas en bulto redondo de un Calvario (los cuerpos estaban pintados) sobre el muro de la entrada.

Cabezas del Calvario                       Foto de Carlos de Posada M.

Los arcos fajones y la imposta de arranque de la bóveda también están delicadamente tallados con motivos vegetales. La decoración de la nave se completaba con un ciclo de pinturas románicas (superpuesto a otro altomedieval) que cubría paredes y bóveda, desgraciadamente desaparecido tras la voladura de la capilla en la jornada del 12 de octubre de 1934.


La apariencia original tuvo que haber sido deslumbrante: un vistoso recinto concebido, aunque con otras magnitudes, a semejanza de los prototipos de relicarios medievales.


De esta manera, en la época de máxima afluencia de peregrinos al Santuario de San Salvador (siglos XII-XIII), se logró convertir la propia cámara de la reliquias en un auténtico relicario, tan lujosamente decorado como cualquier otro joyel de los que en ella se custodian.

Detalles de los capiteles del Apostolado    Fotos de Carlos de Posada M.

El presbiterio es la cámara que alberga las reliquias. A diferencia de la nave, conserva su apariencia prerrománica; es de menores dimensiones que estancia precedente y se halla diferenciado de ésta por un pequeño desnivel en el pavimento, por su menor altura y por haber estado siempre abovedado. Se entra en él por un arco de triunfo que descansa en dos semicolumnas talladas en pilastras marmóreas con los típicos capiteles corintios estilizados del prerrománico asturiano.

Iglesia de Santullano desde la torre de San Salvador  Foto de Carlos de Posada

En la cabecera se abre un hueco de iluminación cerrado con celosía (no es la original) y flanqueado por dos columnas con capiteles vegetales, también estuvo pintado con motivos semejantes a los que decoran las capillas de la iglesia de Santullano de los Prados.

Restos de policromía a los pies de San Bartolomé  Foto de Carlos de Posada M.

Es aquí donde concluía la peregrinación de los romeros de San Salvador y desde antiguo este ámbito estuvo protegido por una verja de hierro, siendo la que hoy existe obra moderna.

Foto de Carlos de Posada Miranda

En los enlaces inferiores se pueden ver dos galerías fotográficas con imágenes de la última restauración y de los múltiples avatares sufridos por La Cámara Santa.

http://multimedia.lne.es/fotos/ultimas-locales/restauracion-camara-santa-catedral-oviedo-18827_1.shtml

http://multimedia.lne.es/fotos/ultimas-locales/historia-grafica-camara-santa-catedral-oviedo-14025_112.shtml

El texto procede de: LA CATEDRAL DE OVIEDO Sancta Ovetensis de Javier González Santos. 
Las fotos son colaboración de : Carlos de Posada Miranda.


La Cámara Santa antes de la restauración realizada en 2014