19 de dic. de 2014

"Vidiago"

Lugar: Vidiago
Situación: Parroquia de Vidiago, municipio de Llanes   
Localización: Lat. 43º 23’ 45.16’’ N - Long. 4º 39’ 57.09’’ W
Etapa en la que se encuentra: Bustio - Llanes
Dista: 2,8 Kmts. desde Pendueles - 11,3 Kmts. hasta Llanes
Altitud: 60 mts.
Camino: Norte
Provincia: Asturias


Vidiago es una pequeña localidad, que alinea parte de sus viviendas a lo largo del trazado de la N-634, dejando a la derecha del trazado y un tanto apartado de la nacional el núcleo de población más importante.


Al comienzo del pueblo se deja a un lado la iglesia parroquial de Santa María de la Paz, construida a finales del siglo XIX, en la que destaca la gran torre campanario.


Vidiago marca el inicio de una travesía que comenzando por la propia localidad, continúa por Riego y Puertas de Vidiago, también conocido como Puertas de Riego.


Para realizar este recorrido existen dos alternativas, la “oficial que discurre por la margen izquierda de la N-634, sobre una sucesión de senderillos y caminos hasta alcanzar el centro de interpretación de Peña Tú, desde donde se retoma la nacional.


La otra opción y más práctica, consiste en seguir la acera que cómodamente facilita la travesía por las tres localidades.


A lo largo de la que se pueden ver distintas muestras de arquitectura popular e indiana, además de las iglesias de Sta. María de la Paz y la de San Juan Bautista de Puertas. En la parte alta del extremo occidental de la sierra de La Borbolla, en la margen izquierda de la N-634, se encuentra una gran roca con numerosos grabados conocido como el Ídolo de Peña Tú, cuyo origen se remonta a la edad de bronce.

16 de dic. de 2014

"Laspra"

Lugar: Laspra
Situación: Parroquia y municipio de Castrillón
Localización: Lat. 43º 34’12.41’’ N - Long. 5º 58’ 10.77’’ W
Etapa en la que se encuentra: Avilés - Muros de Nalón
Dista: 8,0 desde Avilés - 18,3 hasta Muros de Nalón
Altitud: 83 mts.
Camino: Camino de la Costa
Provincia: Asturias


Laspra se alcanza, después de ascender un fuerte repecho, por el que se va dejando atrás la zona residencial de Salinas.


No deja de ser curioso que a esta pequeña parroquia, relacionada desde el año 905 con San Martín de Celio, pertenezca la cercana y capital del concejo Piedras Blancas.


En lo alto de la loma sobre la que se dispersa éste pequeño núcleo, se levanta la iglesia parroquial de San Martín, de la que sobresale su gran torre campanario.


La torre, construida en piedra en la segunda mitad del siglo XVII con cuerpo inferior abierto en tres arcos y balcón volado lateral, está rematada con una cúpula de sillar.


Especial atención merece la ventana bífora prerrománica, original de finales del siglo IX y relacionada con el primitivo templo, que se encuentra empotrada en la pared izquierda del pórtico.


Es frecuente, que las prisas y la bonita panorámica que se disfruta desde su entorno, hagan pasar totalmente desapercibida la presencia del templo a l@s Peregrin@s.

12 de dic. de 2014

"Ángel y Mariano por Navarra"


Por fin, hace un par de días, recibimos un correo con las andanzas de mis dos habituales compañeros de Camino en otoño y que este año, lamentablemente, no fue posible repetir.


Como este año Vicente no podía venir con nosotros, en vez de continuar donde lo dejamos el año pasado, Ángel y yo decidimos hacer la parte del camino Francés que nos faltaba para enlazar con el Aragonés.


La primera duda fue si empezar en Roncesvalles o en San Jean Pied de Port. Pero como la preparación había sido escasa, nos decidimos por Roncesvalles. Con la idea de acercarnos después a San Jean a ver como se ponía la cosa, y si una vez hechos unos kilómetros, podíamos subir los Pirineos.


Solo eran tres etapas, pero prometían. Después de un pesado viaje en autobús de Pamplona a Roncesvalles, ya estábamos preparados para empezar. Visita a la colegiata, con su cripta, claustro, mausoleo, y cenar y dormir para estar listos al día siguiente.


La primer etapa desde Roncesvalles, preciosa: variada, bastante cómoda, ya que en general descendía y no muy larga. Bosques, praderas, ríos, pueblos muy cuidados, algún repecho y el primer contacto con otros peregrinos. Nos llamó especialmente la atención uno que llevaba una bolsa grande en la mano. ¡Que incomodo para hacer muchos kilómetros¡.


Al acercarnos nos dimos cuenta de que en la otra llevaba un gancho e iba recogiendo la basura que había en el camino. Alucinante. Qué pena que tenga que haber personas como él para mantener limpio el camino. Con lo fácil que sería si todos tuviésemos un poco de cuidado. Aunque la mayoría de los peregrinos se comporta, siempre hay alguno que lo tira todo en cualquier sitio. Así que desde aquí, gracias otra vez por su trabajo desinteresado.


La segunda etapa dejó otro sabor de boca. Entre la salida de Zubiri, con su industria, y sus montones de material, que hay que bordear al menos durante tres o cuatro kilómetros, y que en toda la etapa no encontramos un sitio abierto donde comer o beber algo, la sensación que nos dejó no fue del todo buena.


Aunque si es una zona muy guapa, casi siempre siguiendo el río, y con algún tramo precioso. Casi lo mejor, la llegada a Pamplona. Alojamiento, unos vinos y unos pinchos espectaculares en una ciudad guapa y bien cuidada.
La tercera etapa amaneció fría en Pamplona, hubo que tapar les oreyes (orejas), que se xelaben (helaban). El camino recorre parte del casco antiguo, bordea la Ciudadela, (donde ya había una rosada grande), sigue por unos barrios modernos y pasa por la zona universitaria, para abandonar definitivamente la ciudad.


El camino se empina hacia el alto del Perdón, aunque de forma muy llevadera. Niebla y fresco, pero muy guapo. Un cafetín en Zizur Menor para entrar en calor y seguir con más ganas.


Alguna laguna, un caserón abandonado, el encuentro con una chica húngara que hacía el camino sola. Y en Zariquiegui, al empezar el último repecho antes del alto del Perdón un bocata y una cerveza para coger fuerzas. Un poco de charla con un ciclista de Basauri … ¡y milagro¡ Mientras tanto despejó la niebla y quedó un día precioso. Así que cuando llegamos al alto, las vistas eran espectaculares.


Allí, reunión de peregrinos: junto a la escultura de chapa, obra original del artista Vicente Galbete, dos parejas de coreanos, un par de ciclistas, la chica húngara y algún paseante que venía desde Pamplona, también apareció Terio que seguía recogiendo basura, al que Ángel después de darle otra vez las gracias por el trabajo que hacía, le preguntó el nombre y de donde era.


Pero Terio todavía nos tenía reservada otra sorpresa; cuando iniciamos el descenso del Perdón, nos lo encontramos desviándonos a un lado, pues en la mitad del camino se encontraba un lagarto disfrutando del sol y no era cuestión de molestarlo.


Hasta Obanos, un poco de descenso y bastante llano. En Muruzabal, las almendras estaban por el suelo, así que llenamos el bolso de ellas y en Obanos, donde teníamos el coche, fin de la ruta, un pinchín antes de ir a San Jean Pied de Port, a ver como estaba la cosa.


Pero la cosa no estaba curiosa. Viento y agua nos decidieron a anular la subida a Roncesvalles. Aunque si cogimos información y vimos un poco como empezaba la ruta para otro posible intento. Esta año, las tres etapas nos supieron a poco. Nosotros echamos en falta la compañía de Vicente, y algunos de vosotros, seguro que los reportajes diarios que hace de las etapas. Habrá que esperar a otra ocasión.


Sentimos la baja calidad de algunas fotos, pero aunque solo sea por la cámara, en algo se tiene que notar mi ausencia.
Fotos de Ángel, texto de Mariano

9 de dic. de 2014

"Viana"

Lugar: Viana
Situación: Municipio y parroquia de Viana
Localización: Lat. 42º 30’ 54.12’’ N - Long. 2º 22’ 18.09’’ W
Etapa en la que se encuentra: Los Arcos - Logroño
Dista: 18,8 Kmts. desde Los Arcos - 9,6 Kmts. hasta Logroño
Altitud: 466 mts.
Camino: Francés
Provincia: Navarra



La visión inicial que tienen l@s Peregrin@s de la última “ciudad” Navarra camino de La Rioja, es la de un silo y de la gran torre de la iglesia de Santa María, rodeada de una abigarrada población amurallada. Numerosos restos arqueológicos indican que desde el Neolítico estas tierras ya estuvieron habitadas, aunque no será hasta el año 1219 cuando Sancho "El Fuerte" funda oficialmente Viana.


A lo largo de su dilatada historia fue asentamiento celtibérico, más tarde romanizada, sede de nobles y monarcas, perteneció a distintos reinos, fue escenario de guerras y enfrentamientos bélicos, siendo lugar de paso obligado y acogida para l@s Peregrin@s, que por el Camino Francés, se dirigen a Compostela.


El acceso a Viana se hace por el portal de la Trinidad o de la Algarrada, para continuar a través de estrechas calles hasta alcanzar el centro del casco histórico, en el que entre caserones, palacios y el edificio consistorial, sobresale la Iglesia de Santa María.


La iglesia de Santa María de la Asunción se terminó de construir a principios del siglo XIV, sufriendo posteriores reformas y modificaciones, entre las que destaca la realizada en el siglo XVI durante la que se añade al edificio gótico, la torre y la portada sur de estilo renacentista.


En el lateral oeste se abre una muestra de la construcción gótica primitiva, es una sencilla puerta en la que la imagen de la Virgen y el Niño, acompañada por dos ángeles, decoran en el tímpano.


Al templo se accede por el sur, a través de la gran portada renacentista del siglo XVI, fue construida a modo de retablo representando diversas escenas de la vida de Cristo. La bóveda central se dedica a la Virgen de la Asunción, titular de la iglesia, bajo la que se representa un gran Calvario. En las dovelas del arco de entrada, se representa el horóscopo del nacimiento y muerte de Cristo.


En el interior destaca sobre el resto del conjunto el altar mayor, obra barroca de finales del siglo XVII, en el que se representa la Virgen de la Asunción rodeada por los doce apóstoles.


En la plaza mayor, se encuentra un gran edificio de estilo barroco francés construido a finales del siglo XVII con una galería alta, siete balcones y soportales a los que se accede por otros tantos arcos de medio punto, que desde su construcción alberga el Ayuntamiento.


De la antigua iglesia de San Pedro, construida en el siglo XIII, únicamente quedan en pie el torreón, parte de la cabecera, una nave lateral, ...


... la portada barroca del siglo XVIII y el antiguo cementerio, actualmente convertido en jardín.


Se abandona Viana por el restaurado portal de San Felices, del que se dice que fue el propio rey Sancho “El Fuerte” en 1219, el que colocó su primera piedra.


A escasos tres kilómetros de haber pasado bajo el portal de san Felices, l@s Peregrin@s se encuentran con la ermita de la Virgen de Cuevas, ya mencionada en el siglo XII por Aymeric Picaud en la primer guía del Camino.


La ermita es un edificio rectangular con cabecera plana, provista de cúpula con linterna sin estilo arquitectónico definido, debido a que fue íntegramente reconstruida en el siglo XVIII. En su interior se guarda una imagen de la Virgen titular del siglo XIV.

5 de dic. de 2014

"Terio"


El pasado noviembre nuestros amigos Ángel y Mariano, poco antes de coronar el Alto del Perdón, se encontraron con un Peregrino que portaba un extraño bordón y una gran bolsa negra.


El extraño compañero de Camino resultó ser Terio, Peregrino francés que recorre el Camino acompañado de bolsas de basura y un curioso artilugio construido por él mismo, para a la vez que recorre El Camino, ir recogiendo la basura que otr@s se empeñan en ir tirando.


Que ésta entrada y las imágenes, sirvan para agradecer a Terio su trabajo y de ejemplo para l@s irresponsables que van dejando "su" basura en cualquier rincón del Camino.
GRACIAS TERIO


BUEN CAMINO 


Las fotografías y la noticia, es una colaboración de Ángel y Mariano