17 oct. 2019

"Del Festival de la Manzana a La Desértica"

   

Si el pasado viernes en Villaviciosa, preparaba mi traje regional ...


para bailar con Ana, una vez más la Danza del Portal, ...

Foto: villaviciosahermosa

en esta ocasión con motivo de la celebración del XXXII Festival de la Manzana en La Villa.

Foto: villaviciosahermosa

Y además, hacer las veces de improvisado presentador de la Danza, bendición y ofrenda a La Portalina del primer mosto del año, y posterior desfile de carrozas.

Foto: Cholo Parajón

Éste viernes en Roquetas de Mar, si Dios quiere, me tocará preparar la ropa de caminar. Pues el sábado, mi amigo y excompañero de trabajo, Tino y yo, trataremos de "caminar" los 70 km y la propina de La Desértica.


Confiemos en que la sidra y los kilómetros acumulados durante el verano, el aliento de nuestra familia y amigos, "La Santina" y "La Portalina", nos ayuden en la hidratación, el fondo y el ánimo necesarios para completar el recorrido.

Parte de nuestro equipo de apoyo                        Foto: Cholo Parajón

Pues a buen seguro que vamos a necesitarlo todo, para poder completar el recorrido en las 16 horas que fija la organización como tope para realizarlo. El próximo jueves ya os contaré si fuimos capaces de terminar.

10 oct. 2019

"Villafranca del Bierzo"

Lugar: Villafranca del Bierzo
Situación: Parroquia y municipio de Villafranca del Bierzo
Localización: Lat. 42º 36’ 28,62’’ N - Long. 6º 48’ 31,23’ W 
Etapa en la que se encuentra: Ponferrada - Villafranca del Bierzo - O Cebreiro
Dista: 24,6 Km desde Ponferrada - 28,4 Km hasta O Cebreiro 
Altitud: 505 m
Camino: Francés
Provincia: León (Castilla y León)


Villafranca, Vico francorum o Villa francorum, son los nombres con los que aparece documentada ésta villa nacida a la sombra del Camino y fundada por un grupo de Peregrinos franceses al establecerse en el lugar. Aunque una leyenda popular otorga su creación a los vaqueiros de Tineo y Luarca, que bajaban de las brañas en busca de un sitio mejor para su ganado, habiéndole encomendado la misión a una vaca blanca que eligió Villafranca como el lugar más adecuado.


Pese a que en su entorno se encontraron numerosos vestigios de población romana y prerromana, la villa no aparece en ningún documento hasta el año 1070, fecha en la que la orden de Cluny se asienta en el lugar con el fin de atender a los Peregrinos, siendo los “monjes negros” también los responsables del nacimiento de la cultura vitivinícola en la zona, al traer con ellos las primeras vides.


Su situación, estratégicamente situada a la entrada del Valle del río Valcarce, convierte a Villafranca, desde los tiempos del Codex Calixtinus, en final de etapa antes de afrontar las pendientes de O Cebreiro, lo que genera la proliferación de hospitales e instituciones dedicadas a la asistencia de los Peregrinos que se dirigen a Compostela.


Uno de los primeros edificios villafranquinos que se encuentra el Peregrino es la Iglesia de Santiago, pequeño templo románico en el que durante los Años Jacobeos, los Peregrinos que no puedan llegar a Santiago por motivos de salud, al pasar bajo el arco del Perdón obtendrán los mismos privilegios jubilares que si hubiesen alcanzado el sepulcro del Apóstol.


Frente a la misma, al otro lado del barranco, se levanta la iglesia románico-gótica de San francisco, construida entre los siglos XV y XVII sobre lo que fuera un convento franciscano y hospital, fundado en el año 1213.


Junto al templo de Santiago, en el solar que desde el siglo IX ocupara un hospital de Peregrinos, se encuentra el popular albergue “Ave Fenix”.


El descenso al centro urbano se inicia junto al castillo, cuya obra se realizó mayormente en el siglo XVI. El edificio es de planta cuadrada y cuenta con un torreón en cada una de sus cuatro esquinas.


A lo largo de la travesía urbana villafranquina, además de numerosos edificios curiosos ...


y nobles, llama la atención el gran edificio de la iglesia y convento de San Nicolás el Real, en el que se encuentra la hospedería. El conjunto se levantó en el siglo XVII, arquitectónicamente sigue el modelo jesuítico inspirándose en el de Monforte y en el Escorial. La fachada posee dos cuerpos, separados por una cornisa y rematados por un frontón que alberga el emblema de la Compañía de Jesús. La iglesia situada en el centro es de cruz latina, encontrándose a su derecha el único claustro construido de los dos proyectados.


El otro edificio que sobresale es el de la Colegiata de Santa María del Cluniaco, Coruniego o Cruñego. Construida en el siglo XVI, en el lugar que ocupaba un monasterio de Clunny del siglo XI, bajo las influencias del gótico tardío con elementos renacentistas y barrocos. El templo consta de tres naves, la central de mayor anchura, llaman la atención sus bóvedas y cúpula además del retablo mayor y algunos otros de las capillas laterales, así como numerosas imágenes y el coro de estilo barroco rococó.

3 oct. 2019

"A Covadonga y ... a La Desértica"


El pasado fin de semana los Fernández García (Ana, Yoli, Xua) y yo, un año más cumplimos con la tradición de ir caminando a Covadonga.


El sábado recorrimos los 34 km que separan La Villa de Ozanes, donde nos recogió Tere para traernos de vuelta a casa. Magnifica jornada con una temperatura ideal para caminar, en la que fuimos ascendiendo desde La Villa para ir dejando atrás Fuentes, Coru, Breceña, Sietes, Perviyao, Llares y Anayo, para iniciar el descenso por la desaparecida casería de La Retuerta a Borines, ...


continuando por Vallobal, Miyares, La Estrada, La Goleta y los barrios de Sorribes de Cereceda, El Cotal, La Torea, La Ferrera y Cúa. 


Para una vez salvado el río, ascender a La Viña y bajar a Prunales, y a la vieja N-634 sobre la que dejamos atrás Arobes para alcanzar Ozanes, como hacemos desde hace años. Durante los últimos tramos, la excelente visibilidad del día, nos regaló la casi permanente compañía de los macizos Occidental y Central de los Picos de Europa. 


El domingo, regresamos a Ozanes para continuar nuestro camino. La jornada comenzó entre una suave cortina de niebla, que poco a poco fue disipándose para dejarnos otro espectacular día, en el que ascendimos por el Romillín a la capilla de San José, ...


para descender a la Vega los Caseros, ...


y llegar a Cangas de Onís, donde hacemos una parada para desayunar, continuando por la margen derecha del río Güeña hasta Celorio, donde toca cambiar de curso para seguir el de el Reinazo por Soto de Cangas, La Riera y ...


Munigu, para continuar por la senda peatonal hasta Covadonga. Recorridos los 18 km, que nos restaban para llegar a la morada de “La Santina”, tocó cumplir con los tradicionales ritos, encender unas velas, visitar a La Santina en la Cueva ...


y asistir a Misa, para agradecerle poder haber venido un año más, y ya son 28, caminando desde La Villa.


Además no pudimos resistir la tentación de marcarnos un par de pasos de La Danza del Portal, tal y como nos pasó en nuestra última llegada a la plaza del Obradoiro.


Y el sábado, mientras caminábamos, recibí una llamada desde Almería para informarme que la lista de reservas para La Desértica, había llegado hasta el 218 ¡mi número!. 


Así que el día 19 de octubre Tino y yo, intentaremos recorrer esos 70 km en menos de 16 horas, tiempo máximo estipulado por la organización para realizarlos, ahora toca apretar en los entrenamientos.

26 sept. 2019

"Verano 1.0"


Como cada año, el final de “La Perdonanza” en Oviedo, el 21 de septiembre y día de San Mateo ...


anuncia la cercanía del otoño. 


Y con ello el momento de hacer un repaso a mi “verano 1.0”, pues aunque el año pasado ya pude disfrutar de algunos días estivales en modo “jubi”, nada que ver con el recién terminado, íntegramente dedicado a no hacer casi nada.


Ya que sus 93 días y 15 horas; ... aderezados con un poco de Fuerteventura, una pizca de Madrid, varios toques de monte, algunos kilómetros extra de entrenamiento, unos días con el corazón encogido, ensayos, unos granos de fiesta, la Danza y algo de sidra, ... pasaron en un abrir y cerrar de ojos. 


Pues si el comienzo majorero, con días de playa, pesca, tenderetes y amigos, fue extraordinario. 


No lo fueron menos las visitas a la capital del reino, pues además de la compañía, el motivo de los viajes es realmente excepcional. Por cierto en la última hasta celebramos el día de "La Santina" procesionando por la calle de Alcalá.


Los toques de monte con un par de salidas, aunque menos de las deseadas, ...


junto a unas cuantas decenas de km al trote “cochinero”, deberían de haberme servido para afrontar los 73 km de la Desértica, cosa que no será posible al no haberse movido la lista de reservas hasta mi número, ... una pena. 


Pero peor fueron lo días en que nuestra otra tierra era azotada, una vez más, por el fuego. Afortunadamente su naturaleza es como su gente, nunca se da por vencida, y por las fotos que cuelgan nuestros amigos ya comienza a rebrotar.

Foto: Pilar Roldan

Capítulo aparte merecen: la fiesta de Coru, ...


les “fartures”, ...


los "cancios", los ensayos y la Danza del Portal, ...


la espicha, "Les Fiestes", el desfile del día de América en Asturias y para rematar San Mateo.


Es probable que todavía se me haya quedado algo en el tintero, pero mi "verano 1.0" no se portó nada mal.


Ahora confío en que el "Otoño 2.0" se comporte de la misma manera que su colega estival, ... para empezar con una escapadina al monte, otra visita a la “capi” y el Festival de la Manzana, donde volveremos a bailar La Danza.


Y lo remataremos en diciembre con LA BODA, pero esperemos que entre tanto pueda contaros muchas cosas más.

19 sept. 2019

"Cacabelos"

Lugar: Cacabelos
Situación: Parroquia y municipio de Cacabelos
Localización: Lat. 42º 35’ 59,13’’ N - Long. 6º 43’ 20,11’ W 
Etapa en la que se encuentra: Ponferrada - Villafranca del Bierzo
Dista: 16,1 Km desde Ponferrada - 8,5  Km hasta Villafranca del Bierzo 
Altitud: 485 m
Camino: Francés
Provincia: León (Castilla y León)


Con la compañía de viñedos, entre los que se intercala alguna que otra bodega, el Peregrino llega a las puertas de Cacabelos.


Localidad mencionada por primera vez en el siglo X, pero de la que se tiene constancia de poblamiento desde el Paleolítico, hallándose numerosos restos, no solo de esa época, también del la Edad de Bronce, segunda Edad de Hierro de la cultura Castreña y de la época de romanización. No obstante no será hasta la Edad Media, a la sombra del Camino Francés como atestiguan el gran número de iglesias y hospitales con los que contó, cuando experimente su mayor expansión basada en el comercio, la agricultura, las ferias y el vino, convirtiéndose en uno de los núcleos más importantes de la comarca. Pese a la crisis sufrida con la práctica desaparición de los viñedos por la filoxera, la comarca recuperará la actividad vitivinícola y económica en el siglo XX.


Al poco trecho de transitar por el casco urbano cacabelense se encuentra la antigua ermita de la Vera Cruz, actualmente dedicada a San Roque, advocación adoptada tras la peste del año 1599 por ser éste el Santo protector contra la misma.


El edificio fue reconstruido por primera vez en el año 1590, siendo necesario hacerlo en varias ocasiones más, la última en el año 1789. En su interior, además de la imagen de San Roque, se conservan dos altorrelieves del siglo XVIII procedentes del monasterio de Carracedelo junto a otras imágenes y elementos ornamentales religiosos. 


Atravesados los límites de la antigua puerta de Cimadevilla, que se levantaba junto a la ermita de San Roque, el Peregrino inicia el antaño recorrido “intra muros” sobre la calle Santa María, trayecto que discurre entre caserones de notable porte hasta que el ábside de la iglesia de Santa María marque el final del mismo. 


Del primitivo templo de Santa María, consagrado en el año 1108 por el arzobispo de Santiago Diego Gelmírez, solo se conserva el ábside, ya que fue reedificado durante el siglo XVI con añadidos posteriores en los siglos XVII, XVIII y XX con la incorporación de la torre en el año 1904. La iglesia también es conocida como la de Nuestra Señora de la Plaza, siendo frente a su puerta el lugar donde se levantaba la puerta de San Andrés por la que se abandonaba el recinto amurallado.
En el interior del edificio, al que se accede bajo una talla en piedra del siglo XIII que representa a la Virgen de la Edrada, se conservan un interesante conjunto de imágenes de gran interés artístico realizadas entre los siglos XIII y XVII. 

Foto: turismocacabelos

Se deja atrás la villa salvando el curso del río Cúa sobre el Puente Mayor y continuar por el de los molinos y sus bien conservados edificios, ...


para alcanzar el Santuario de las Angustias a cuya sombra se encuentra el albergue de Peregrinos, construido en el solar del desaparecido hospital de Santiago. La obra del Santuario fue realizada en el siglo XVIII, en el mismo lugar que ocupara una ermita dedicada a la Virgen María. El interior guarda un interesante conjunto de retablos e imágenes, en su gran mayoría del siglo XVIII.