21/10/2014

"Los Arcos"

Lugar: Los Arcos
Situación: Municipio y parroquia de Los Arcos
Localización: Lat. 42º 34’ 8.85’’ N - Long. 2º 11’ 32.83’’ W
Etapa en la que se encuentra: Estella - Los Arcos - Logroño
Dista: 22,4 Kmts. desde Estella - 28,4 Kmts. hasta Logroño
Altitud: 440 mts.
Camino: Francés
Provincia: Navarra



La villa de Los Arcos guarda, en las estrechas calles de su cuidado casco antiguo, numerosos palacios, casas nobles y edificios que sería injusto no mencionar, pero por encima de todos sobresale la iglesia parroquial de Santa María y su monumental torre.


El origen de éste gran edificio se remonta al siglo XII, cuando se construye una iglesia románica de la que apenas quedan restos. Entre los siglos XVI y XVIII se realizan las obras de construcción de un nuevo templo bajo la influencia del barroco. Con planta de cruz latina de una sola nave, cuenta con numerosos retablos, grandioso órgano, coro y sillería de singular belleza, que junto a la portada, claustro y torre, forman uno de los conjuntos artísticos más ricos y espectaculares de Navarra.


Un gran pórtico de siete arcos de medio punto, construido en el siglo XVIII, da cobijo a la plateresca portada de acceso del siglo XVI.


Compuesta por un arco de medio punto flanqueado por columnas corintias, entre las que aparecen las estatuas de San Pedro y San Pablo colocadas en hornacinas aveneradas. En lugar de archivoltas, tiene una especie de artesonado donde se representa al Redentor, los doce Apóstoles, dos profetas mayores y cuatro menores. En el tímpano, luce una imagen de la Virgen sedente con el Niño coronada por ángeles, que el sol ilumina cada atardecer de los días 23 de abril y 16 de agosto.


Llama poderosamente la atención la abundante decoración interior, destacando el gran retablo mayor, obra barroca del siglo XVII, presidido por una talla de la Virgen con el niño del último tercio del siglo XIII, conocida por los lugareños como la “morenica de los ojos zarcos”, que a raíz de una restauración realizada en 1947, perdió su color negro original.


También son de gran belleza los altares menores, las pinturas barrocas que cubren paredes y techos, ...


... la impresionante cúpula y ...


... el magnífico órgano dorado y azul de tres pisos, construido en el año 1761 y minuciosamente decorado.


El conjunto interior se completa con un amplio coro alto rectangular, cubierto por bóveda estrellada de nervios, con claves decoradas por cabezas renacentistas, estando dedicada la central al Padre Eterno.


Los tres frentes del coro están ocupados por una magnífica sillería manierista, realizada en madera de roble entre los años 1561 y 1577, sobre cuyos veintitrés respaldos corren bajorrelieves de talla policromada.


En el centro se encuentra un gran facistol (atril) triangular, profusamente decorado, sobre el que se exponen unos grandes libros corales del siglo XVII.


Desde la nave se accede al proporcionada claustro tardogótico del siglo XVI, cada una de sus crujías lleva cinco ventanales, todos ellos de triple parteluz.


El conjunto se completa con una altísima torre campanario, construida en la segunda mitad del siglo XVI.


Se eleva en cuatro cuerpos decrecientes, todos cúbicos a excepción del cuarto que es poligonal. El tercero elevado sobre una balaustrada, presenta contrafuertes cilíndricos en sus esquinas y arcos de medio punto para las campanas en sus frentes, coronándose por otra balaustrada.


En el último se adosan estilizadas columnas a sus aristas y en sus frentes se suceden medios puntos y óculos. La torre se remata con una cúpula con linterna circular, recorrida por pilastras acanaladas.


L@s Peregrin@s abandonan el casco histórico por el Portal de Castilla, obra original del siglo XVII y reconstruido en 1739, ...

 

... para una vez superado el curso del rio Odrón, ir dejando atrás poco a poco Los Arcos, no sin antes, pasar junto a la ermita de San Blas.


En un principio bajo la advocación de San Lázaro, es de construcción románica del siglo XII reformada en el siglo XVIII. Se cree que es el edificio que albergaba el hospital de peregrinos, al que hace referencia el “Liber Sancti Iacobi”, entre Los Arcos y Torres del Río.

Representaciones de Santiago en la iglesia de Santa María de Los Arcos

17/10/2014

"Villamayor de Monjardín"

Lugar: Villamayor de Monjardín
Situación: Municipio y parroquia de Villamayor de Monjardín
Localización: Lat. 42º 37’ 44.22’’ N - Long. 2º 6’ 13.87’’ W
Etapa en la que se encuentra: Estella - Los Arcos
Dista: 9,8 Kmts. desde Estella - 12,6 Kmts. hasta Los Arcos
Altitud: 680 mts.
Camino: Francés
Provincia: Navarra



Villamayor de Monjardín se encuentra a media ladera del monte Monjardín, sobre el que se levanta el castillo de San Esteban de Deyo.


La primer visión que tienen l@s Peregrin@s de éste bonito pueblo, además del castillo que se divisa desde el comienzo de la jornada, es la de la fuente de los Moros y la torre de la iglesia parroquial de San Andrés.


Del castillo de San Esteban construido en el siglo X, también conocido como el de Monjardín, quedan en pie los viejos muros formando un recinto llano de 62 por 30 mts. y restos de la torre de homenaje, así como un viejo aljibe bajo un techo abovedado.


El castillo fue un gran baluarte ante la invasión morisca y fue tomado por el rey Sancho Garcés I en el año 908, tras fuerte combate contra sus ocupantes, ya que constituía la firme fortaleza del poderío musulmán en la comarca. La leyenda sitúa aquí los restos del monarca navarro.


La fuente de los Moros situada a la entrada del pueblo, es un curioso aljibe construido hacia el año 1200, a cuyo interior se accede bajo dos arcos, desde los que se desciende hasta el agua por una amplia escalinata.


La última restauración recuperó la techumbre, dándole la apariencia que presumiblemente debió de tener en la antigüedad.


Nada más alcanzar el pueblo se encuentra la iglesia de San Andrés, de estilo románico fue construida en la segunda mitad del siglo XII.


La portada la conforman cuatro arquivoltas baquetonadas, entre las que se intercala decoración de hojas, igual que la del guardalluvias; abocinada de medio punto, descarga sobre una imposta de decoración vegetal que da paso a dos columnillas acodilladas y dos columnas.


Los capiteles, bastante deteriorados, representan arpías enfrentadas, Virgen con el Niño y caballeros combatiendo, resultando irreconocible la representación del cuarto. La clave está decorada por un crismón y en la puerta se conservan herrajes medievales.


El interior con planta de una sola nave de dos tramos y otro más corto, en la cabecera. La nave está cubierta con bóveda de cañón apuntando sobre arcos fajones que voltean sobre semicolumnas con capiteles de decoración vegetal, el ábside semicircular se cubre con bóveda de horno.


En una hornacina enrejada, en el lado del evangelio, se guarda una gran Cruz procesional románica de madera cubierta de plata, única que se conserva en Navarra de estas características.


A Villamayor de Monjardín se le suele conocer como el pueblo de las cuatro mentiras, ya que ni es villa, ni es mayor, ni tiene monjas ni tampoco jardín.

14/10/2014

"Capillas de Ánimas"


Estas construcciones en forma de pequeñas capillas, nacen en su mayoría entre los S. XVII y XIX como consecuencia del culto a los muertos y a las almas del purgatorio.


Se levantan a orillas de caminos o en encrucijadas con mucho tránsito con la finalidad de que el viajero haga una ofrenda, bien en forma de limosna o de oración por la intercesión de las almas que expían sus pecados en el purgatorio, ...


... para lo que en algunas no se duda en utilizar motivantes mensajes.


Su construcción se debe a particulares que a su vez gestionaban los ingresos, utilizándolos bien en misas o en el mantenimiento de la propia edificación, en Asturias esta devoción permaneció viva hasta mediados del S. XX.


Estas singulares edificaciones no son exclusivas de Asturias donde reciben el nombre de capillas de ánimas, pues con distintas variantes en su diseño pero con la misma finalidad, en Cantabria se construyeron los santucos, ...

Peto de Ánimas en Galicia

... en Galicia los petos de ánimas, mientras que en Portugal se denominan alminhas.

10/10/2014

"Azqueta"

Lugar: Azqueta
Situación: Municipio de Iguzquiza, parroquia de Azqueta
Localización: Lat. 42º 38’ 7.55’’ N - Long. 2º 5’ 10.6’’ W
Etapa en la que se encuentra: Estella - Los Arcos
Dista: 7,8 Kmts. desde Estella - 14,6 Kmts. hasta Los Arcos
Altitud: 570 mts.
Camino: Francés
Provincia: Navarra



Sobre los tejados de éste pequeño pueblo, que ya se cita en el año 1095 y al que Teobaldo II le concede los fueros en 1246, sobresale la torre de su iglesia parroquial de San Pedro. Templo de origen medieval, cuya actual apariencia gótico renacentista es producto de las modificaciones realizadas en el siglo XVI. La torre fue construida en 1949, sobre estructura medieval.


Con planta de cruz latina, la nave está dividida en tres tramos y cabecera, cubiertas con vistosas bóvedas de claves decoradas con bustos.


Junto al retablo mayor de estilo romanista, también destacan en el interior, otro de pequeño tamaño dedicado a la Magdalena, fechado en 1557, así como la pila bautismal de piedra, de origen románico decorada por gallones.


Durante la última restauración llevada a cabo, en el lado del evangelio, se descubrió una singular pintura mural.


Repartidos por las callejuelas del pueblo, llaman la atención caserones blasonados, con grandes puertas y cornisas, algunos del siglo XVI y otros de época barroca.


Pascual Madoz hace referencia, en su diccionario geográfico de 1847, a la excelente calidad del agua de sus 20 fuentes.

7/10/2014

"Facina"


Este curioso montón de hierba seca, levantado en torno a un palo y aislada del suelo sobre otros de mayor grosor, se conoce en Asturias como facina, vara de yerba o palanca según la zona.


No hace tanto tiempo lo común en nuestra tierra, era encontrarse a cada paso con escenas como las de las fotos, desgraciadamente en la actualidad estas joyas etnográficas fueron prácticamente desterradas por los numerosos, pestilentes e impactantes bolos plastificados, pues aunque nos parezca increíble los dos cumplen el mismo cometido.


La facina tiene la función de mantener con su peculiar forma, la yerba seca y a resgurdo de las inclemencias del tiempo, estas se levantaban cerca de las cuadras del ganado con la hierba que ya no cabía en les tenaes o pajares, ...


... para durante el invierno y según la necesidad irlas esmesando (adelgazando, arrancando la hierba) poco a poco, en ocasiones duraban más de un año.

Joaquín esmerando una facina

La acción de esmesar (arrancar la hierba) se hacía con un hierro de poco más de un metro de longitud, acabado en punta de arpón y mango cerrado para poder tirar con más fuerza.


En el bolo la hierba se guarda en verde, casi recién segada por eso el hedor que despiden al romperse o abrirse, pues la hierba al estar cerrada en plástico entra en un estado de semi putrefacción, utilizándose de igual manera como forraje para el ganado.


Su proliferación se debe principalmente a la comodidad, pues el proceso de empaquetado es mecánico y rápido, evitando de esta manera las engorrosas tareas de secar la hierba al calor del sol, tarea ciertamente complicada en un clima tan húmedo y lluvioso como el nuestro.