20 jun. 2019

"Valduno"

Lugar: Valduno
Situación: Parroquia de Valduno, municipio de Las Regueras 
Localización: Lat. 43º 23’ 27,50’’ N - Long. 6º 0’ 19.16’’ W
Etapa en la que se encuentra: Oviedo - Grado
Dista: 18,1 Km desde Oviedo - 7,0 Km hasta Grado
Altitud: 57 m
Camino: Primitivo
Provincia: Asturias


A poco más de 500 m de haber abandonado la carretera en Premoño y nada más superar una zona de camino empedrado, sale al paso una señal, que con la excusa de poder reponer fuerzas y visitar los restos de unas antiguas termas romanas, invita a seguir por la izquierda durante 300 m hasta el pueblo de Valduno, ...


para lo que será necesario abandonar momentáneamente el trazado “oficial”, pudiendo recuperarlo más adelante sin necesidad de retornar a éste punto.


Poco más de una veintena de edificios forman éste pequeño núcleo, enclavado en la margen derecha del río Nalón, cuyos orígenes se remontan a la Edad de Hierro. Sin embargo, serán los hallazgos de época romana los que le otorgarán popularidad al pueblo, destacando la estela de Sestio Munigalico, expuesta en el museo arqueológico de Asturias, y las termas.


Vestigios hallados de manera accidental, pues si la estela se utilizó durante un tiempo como asiento para los lugareños, los baños se encontraron durante la ejecución de unas obras de mejora en el camino de la iglesia, en el año 2004.


El antiguo espacio termal, datado en la segunda mitad del siglo I, se encuentra en un vallado contiguo al muro sur de la iglesia parroquial de Santa Eulalia, ...



en el que se puede ver gran parte del caldarium con sus columnas (sala destinada al baño caliente), el tepidarium (sala de agua templada), parte de la piscina de agua fría o frigidarium y el canal de desagüe, suponiéndose la existencia de otros elementos del conjunto bajo el edificio del templo.


Otra huella del pasado romano, son los restos de la antigua calzada que unía Lucus Asturum (Lugo de Llanera) y Lucus Augusti (Lugo), ...


vestigios que aun pueden verse bajo el asfalto de la recta que va en dirección a Paladín, sobre la que se recupera el trazado Jacobeo “oficial” en el cruce de las casas de La Fuente.

13 jun. 2019

"Foncebadón"

Lugar: Foncebadón
Situación: Parroquia de Rabanal del Camino, municipio de Santa Colomba de Somoza
Localización: Lat. 42º 29’ 30,31’’ N - Long. 6º 20’ 35,69’ W 
Etapa en la que se encuentra: Rabanal del Camino - Ponferrada
Dista: 5,6 Km desde Rabanal del Camino - 27,0  Km hasta Ponferrada 
Altitud: 1.435 m
Camino: Francés
Provincia: León (Castilla y León)


La primera referencia documental de Foncebadón, se encuentra en una donación realizada al desaparecido monasterio de Santa María de Tabladillo de Ponferrada del año 946. 


Sin embargo no será hasta finales del siglo XI, al ser fundado un hospital para peregrinos por el ermitaño Gaucelmo, cuando se tiene constancia de presencia humana de manera continuada, pues en las laderas de la Cruz de Ferro existen restos de explotaciones mineras romanas. 


Los restos de las construcciones que se van dejando a un lado y otro de su calle Real, son posteriores a la guerra de la independencia, pues del núcleo de la primitiva fundación formado por la antigua iglesia de San Salvador, ...


los albergues de “Fonsabaton” e “Irago”, los hospitales de Santa María Magdalena y San Juan, y del también mencionado convento del monte Irago, solo se conservan a la salida del pueblo en dirección a la Cruz de Ferro, pequeños paños de los muros y del campanario que según que autor podrían pertenecer al primitivo templo o al convento.


Los vecinos del viejo Focebadón gozaron de privilegios reales y exención de impuestos, concedidos en el año 1103 por Alfonso VI, que fueron renovándose hasta el fin del reinado de Fernando VII (1814-1833).


Las gracias eran otorgadas a cambio de mantener transitable el trazado, especialmente en invierno cuando la nieve bloqueaba el paso, además de socorrer y prestar ayuda a los Peregrinos en uno de los tramos más peligrosos del Camino Francés. 


Con la entrada del nuevo siglo, Foncebadón comenzó a recuperar parte de su actividad, inicialmente con la rehabilitación de uno de los edificios en ruina para la apertura de un albergue, en 2014 se repara el techo y el campanario de la iglesia de Santa María Magdalena.


Acciones a las que paulatinamente se va sumando la recuperación de otros edificios, ...

 

para dedicarlos principalmente a la hostelería, con la finalidad de dar cobertura a la creciente demanda que un año tras otro generan los Peregrinos.

6 jun. 2019

“Por Hospitales”


Quizá esta sea una de las frases más repetidas por todos aquellos que recorren o piensan recorrer el Camino Primitivo e incluso, por los que ya lo realizaron en alguna ocasión.


Unos la dirán como deseo, otros como interrogante, algunos con miedo y cada vez más, con la satisfacción de haber podido disfrutar de uno de los tramos más emblemáticos del Camino.


Sensación que experimento yo, cada vez recorro los escasos quince kilómetros que separan la capilla de San Pascual en La Mortera de Montefurado, bien sea como etapa del Camino Primitivo o como disculpa para quitarse el mono de Camino.


Como me ocurrió en las dos últimas ocasiones, una a finales de febrero y la otra el pasado jueves, en las que acompañé a cuatro amigos para que descubriesen éste espectacular tramo.


Si en la primera, con un magnífico día, únicamente nos encontramos con un par de Peregrinos, la pasada semana nos encontramos con algo más de una docena a lo largo del tramo.


Jornada en la que también nos llevamos una sorpresa, que aún no me atrevo a calificar pese a resultarme un tanto mosqueante, pues en la cabaña contigua al viejo hospital se están llevando a cabo algunas “obras”, que ya afectaron al cambio de una colorida techumbre y a la colocación de unas puertas, ...


eso sí, con un cartel que advierte claramente que pisamos una propiedad privada.


Sería una pena que la falta de “tacto”, respeto y control, acabase con uno de los pocos lugares que se mantienen prácticamente intactos desde que, en el primer tercio del pasado siglo, se abandonase el lugar al caer en el olvido el Camino Primitivo.


Mis allegados conocen mi pasión por el trazado histórico, sin despreciar para nada la opción de Pola de Allande, como suele hacerse con éste en la capital del concejo, en algunas guías y otras publicaciones.

Tramo de Pola de Allande al puerto de El Palo

Los argumentos que se utilizan para desdeñar éste tramo, suelen hacer alusión a la dureza y peligrosidad del tramo, especialmente en su discurrir por la parte alta de la sierra de Fonfaraón.


Respecto a la dureza, tanto la distancia como los desniveles acumulados a salvar son menores por Hospitales, razón por la que ésta opción permite acortar en una jornada el Camino Primitivo. En éste enlace se hace una comparativa de los dos trazados.

Fernando y Enrique con Also, a la entrada de Montefurado

Y en lo referente a la peligrosidad ¿? ... con buen tiempo, la única precaución que debe tomarse para disfrutar de la jornada, es la de llevar la cámara de fotos, agua y algo de comida, pues con el cierre del bar de Lago, tanto desde Pola de Allande como desde La Mortera, no se encuentra ningún lugar donde avituallarse.


Con mal tiempo o mucha niebla, en las condiciones actuales de señalización no debería de afrontarse, salvo por conocedores del tramo. Bien es verdad que si se realizase una reposición, con un ligero aumento y repintado, con material fluorescente, de las estacas de madera que existen a partir de La Paradiella, el riesgo de perderse con climatología adversa quedaría considerablemente reducido.


Asignatura que, al igual que el tramo “histórico” que discurre por Vallinadosa, en el que no es necesario llegar al alto del puerto del Palo, para alcanzar Montefurado, dependerá del beneplácito de las autoridades o altos funcionarios “in” competentes, ... hasta el momento.


Yo aconsejo optar por la ruta de Hospitales, siempre que la climatología sea favorable y antes que los despropósitos lo estropeen, eso si, siempre tomando como punto de partida Campiello o Borres, ya que el primer punto seguro para finalizar la jornada o avituallarse es Berducedo.

Al fondo, los Picos de Europa
Tras la zona de humo, se encuentra el macizo de Ubiña

30 may. 2019

"Rabanal del Camino"

Lugar: Rabanal del Camino
Situación: Parroquia de Rabanal del Camino, municipio de Santa Colomba de Somoza
Localización: Lat. 42º 28’ 56,36’’ N - Long. 6º 17’ 4,80’ W 
Etapa en la que se encuentra: Astorga - Rabanal del Camino - Ponferrada
Dista: 20,4 Km desde Astorga - 32,6  Km hasta Ponferrada 
Altitud: 1.150 m
Camino: Francés
Provincia: León (Castilla y León)


Poco antes de alcanzar la ermita del Cristo de la Vera Cruz, el Peregrino deja por la izquierda unos bancos y mesas de piedra junto a un gran tronco seco, único vestigio del viejo "Roble del Peregrino".


El árbol, que había dado sombra y cobijo a los Peregrinos durante 300 años, ...


fue derribado por las fuertes rachas de viento que azotaron la zona el lunes 4 de noviembre del año 2013. 


Todavía en la margen izquierda de la carretera, antes de entrar en la sirga Real de Rabanal, se encuentra la mencionada ermita del Bendito Cristo de la Vera Cruz rodeada por el cementerio. 


Edificio del siglo XVIII, en el que se venera una popular imagen de Cristo crucificado, al que se le atribuyen poderes curativos. 


Aunque las primeras referencias a Rabanal del Camino se remontan al siglo VIII, no comenzará a adquirir importancia hasta que el Camino Francés va ganando notoriedad, a lo que contribuirán el figurar como final de la novena etapa del Codex Calixtinus y la Orden del Temple. 


Durante los siglos XVII y XVIII Rabanal es el pueblo maragato por excelencia, cuna de importantes y ricos arrieros, siendo uno de ellos, José Calvo, el que financia la construcción de la ermita de San José. 


Al poco trecho de transitar por la calle Mayor, en la margen derecha se encuentra la puerta adintelada de la capilla de San José, sobre la que se encuentra una hornacina que alberga la imagen del Santo, el templo fue construida el año 1733 con planta de salón, dividida en tres espacios iguales.


Inicialmente contó con una torre que se vino abajo en el siglo IXX, siendo sustituida por la actual de ladrillo revestido. 


Pero lo realmente sorprendente es la riqueza de su imaginería y de los cinco retablos, el mayor y cuatro menores, de estilo churrigueresco, todos realizados en el siglo XVIII y considerados como los mejores de la maragatería. 


Continuando el recorrido por la Calle Mayor, un poco más adelante y en la misma margen que la ermita, se encuentra la Casa de las Cuatro Esquinas, en la que se dice pernocto Felipe II en su Camino a Santiago.


Poco más arriba y por la izquierda se levanta la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, templo románico del siglo XII al que se le atribuye un origen templario. 


Consta de nave única cubierta por bóveda de cañón ligeramente apuntada y dividida en tramos por arcos fajones, la planta está rematada por un ábside semicircular con bóveda de horno, que junto a los dos primeros tramos de la nave pertenecen a la construcción original. 


Tanto la espadaña como el reloj, son añadidos en el siglo XVIII y XIX respectivamente. 


La sobriedad del interior de la Parroquial contrasta con el derroche decorativo de la capilla de San José.

  

Frente al atrio de la iglesia se encuentra el singular edificio que, desde el mes de febrero del año 2001, alberga a los monjes benedictinos que fundaron el Monasterio de San Salvador del Monte Irago y el refugio Gaucelmo.