28 may. 2020

“En otra fase”


Desde el pasado lunes, Asturias ya disfruta de la fase 2 y también Madrid logró pasar a la 1 del “desfase”.


Además del cambio, los que vivimos en tierras de Don Pelayo disfrutamos de unos días con magnífica climatología, lo que sin duda, colabora a ir recuperando el tono de manera más agradable.


Así que mientras unos comienzan a salir a las terrazas, otros ya podemos ir a la playa o a la montaña,  ...


e incluso cambiar legalmente de municipio, y no de manera semi clandestina, como en el cumplimiento de mi primer compromiso pos-confinamiento.


Por lo que ahora ya toca saldar mi otra deuda, pero antes tendré que despejar algunas dudas, concernientes al horario de acceso a la nave central de la Sancta Ovetensis, lugar en el que se encuentra la imagen de San Salvador.


Mientras tanto seguiremos haciendo kilómetros y disfrutando, de los últimos días de éste mayo florido y hermoso, ...


hasta que podamos recuperar la "normalidad" ...


también en el Camino, que para eso Sonia ya está poniendo a punto el material de Sebrayu.

24 may. 2020

“Misión cumplida”


Entre tanto cambio o medio cambio de fase, tanto consejo de ministros o de presidentes autonómicos, tanto BOE y BOPA, tanto aficionado a orador y tantas normas y contranormas, estamos tan desorientados, que no sabemos ni en que fase de éste “desfase” nos encontramos y mucho menos, que es lo que está permitido o no.


Así que un día de éstos y después de un paseo por un tramo del Camino de la Costa, “para tomar una cerveza”, ... 


me decidí a arrancar en dirección a Covadonga.


Y tras un considerable madrugón y poco más de 9 horas de darle a “les patuques”, pude saldar mi deuda particular con La Santina, ...


eso sí, cumpliendo con la obligatoriedad de llevar mascarilla.


Ahora solo me queda pendiente ir a San Salvador de Oviedo, visita que haré en un par de jornadas siguiendo la traza del Camino del Norte. La primera desde La Villa a La Pola (de Siero) y la segunda desde La Pola a Oviedo.


Y después tocará repetir el Camín de Covadonga, desde La Villa, con Ana y en otra ocasión con Tino, así que a seguir haciendo kilómetros mientras se normaliza la cosa y podamos pensar en volver a salir al Camino de verdad, sin tener que hacerlo de manera virtual.


P.D.
Por cierto, quiero darles la enhorabuena a los encargados de remarcar el Camín a Covadonga desde Gijón, ya que por fin agotaron las existencias de la pintura amarilla y adquirieron otra de distinto color. Por lo que se dejarán de confundir sus flechas con las del Camino, en el tramo que discurre entre la capilla de San Juan de Amandi y Gijón, evitando las numerosas pérdidas y confusiones que generaban a los Peregrinos por la Costa.


Pero bueno, como dice el refrán: nunca es tarde si la dicha es buena.

19 may. 2020

“Esperando el BOE”


Pasada una semana en fase 1 y tras haber disfrutado de un domingo con parte de la familia y una mañana del lunes con "La Santina", yo sigo en “desfase”, ahora esperando por el BOE.


Ya se que soy un pesado con mi pataleta de iniciar la actividad caminera yendo a Covadonga, y por ese motivo no publiqué nada a la espera de las nuevas medidas de desescalada en la región.


Pues según la respuesta a nuestra consulta, realizada la pasada semana a Delegación de Gobierno y recibida ayer lunes por teléfono, la mayor parte de nuestras actividades durante este periodo fueron ilegales.


Me explico: 
.- Si salgo a caminar, dentro de mi correspondiente franja horaria, aunque haga el kilómetro en menos de 9’, no puedo alejarme más de un kilómetro de mi domicilio, pues estoy “paseando” y no practicando deporte, ya me gustaría ver a ese listillo “paseando” los 73 kilómetros de La Desértica … ¡me meo de la risa!.


.- Si acudo a un área recreativa, podré ir exclusivamente a comer o beber algo, nunca a dar un paseo o practicar otra actividad.


.- Tampoco podré salir del Municipio corriendo o “caminando rápido”, únicamente se podrá hacer en un medio motorizado. 
.- Sin embargo, sí podré ir caminando y a cualquier hora, a comer comer una tortilla a la terraza de La Regatina, bar que se encuentra a algo más de 2 kilómetros de mi domicilio, pero por el contrario no podré ir paseando hasta la cercana capilla y puente de San Juan, ¡que incongruencia más grande!. 
.- También se da la circunstancia, de que en el caso de carecer de coche, no podré ir a visitar a ningún familiar o amigo, que viva a más de un kilómetro de mi domicilio. 
.- Y ¡ojo! si vas a comprar, mejor que no vayas en chándal, pues te puedes arriesgar a un desagradable interrogatorio por ir en ropa deportiva.


Así que ante esta sucesión de absurdos, continúo en “stand bay”, ahora confiando en que en la nueva publicación del BOE, “nuestros desgobernantes”, me equiparen a cazadores, pescadores y “terrazabarings”, para poder cumplir mi primer compromiso caminero.


Y mientras Ana y yo, ayer lunes y en coche, asistimos a misa de 12 en la Basílica Covadonga, para posteriormente visitar a La Santina en la Cueva.

12 may. 2020

“stand bay”


Hoy disfrutaremos del décimo día de libertad condicional, de buen tiempo mañanero y de ir acumulando kilómetros en las piernas. También será el segundo de la fase 1 y de más incertidumbre, si cabe. Y en este caso no por la evolución del coronavirus, sino por no saber cuando podré ir a Covadonga caminando.


Pues por un lado, las franjas horarias siguen vigentes para paseos y práctica deportiva, pero solo en el casco urbano maliayés, pues el resto de parroquias del municipio están exentas. Y por otra parte ya se puede circular libremente, en coche, por todo el territorio regional, pero en ningún sitio dice que se pueda caminar libremente por el mismo.


Así que mientras se aclara éste asunto, mi compromiso “caminero” con La Santina sigue en “stand bay”, pero ello no será óbice para que un día de estos nos escapemos hasta Covadonga, en coche, para hacerle una visita.


Y confiando en que a lo largo de la semana, nuestros “desgobernantes” amplíen o liberen los horarios para la práctica deportiva y paseos, toda vez que desde ayer ya se liberalizaron para los “terrazabaristas”. Pues de no ser así, no se cuando podré cumplir la promesa, pues mucho me temo que mi cuerpo nunca llegará a estar preparado para ir, en las cuatro horas permitidas, a Covadonga caminando desde La Villa.


¡Ahora ya no falta casi nada!
¡BUEN CAMINO!


"¡Herru Santiagu!
¡Got Santiagu!
¡E ultreia! ¡e suseia!
¡Deus adiuva nos!"

6 may. 2020

“Por fin en libertad condicional”


Ya llevamos varios días disfrutando del nuevo régimen de libertad vigilada y parece, pese a las imágenes de indisciplina y desorden que se vieron en los medios durante el fin de semana, que la cosa tiende a normalizarse.


Bueno ... salvo que nuestros insignes "desgobernates" se lo propongan y sigan poniendo palos entre las ruedas de nuestros maltrechos carros, ... que también es otra opción con muchas posibilidades.


Nosotros seguimos cumpliendo con el horario asignado, madrugando un poco, para seguir el plan de recuperar la forma.


Y tal como teníamos previsto, estamos haciendo los kilómetros de rigor, sobre el tramo del Camino del Norte que llega a La Villa desde Sebrayu, de momento suave y sin pasarse de los 10 k, que ya tenemos cierta edad.


Como os podéis imaginar, en este tramo la actividad caminera es nula y la vegetación también va ocupando su espacio.


La única aglomeración que nos encontramos en éstos días, fue de lagartijas en la soleada grieta de un muro.


Mientras tanto seguimos entrenando por territorio Maliayo.



Y poco a poco, las piernas van despertando de la cuarentena y la mente pensando en los 52 k del Camín a Covadonga, que espero poder afrontar la próxima semana.

¡MUCHAS GRACIAS A LOS QUE SEGUÍS TRABAJANDO, PARA CUIDARNOS A LOS DEMÁS ...


Y A LOS QUE NOS ANIMASTEIS LOS DÍAS, CON VUESTROS VÍDEOS, CHISTES, CANCIONES, PRENSA, MENSAJES DE ÁNIMO Y BUENOS DÍAS!


¡Ahora ya no falta casi nada!
¡BUEN CAMINO!


"¡Herru Santiagu!
¡Got Santiagu!
¡E ultreia! ¡e suseia!
¡Deus adiuva nos!"

2 may. 2020

"Van 49 y ... al 50 salimos"


Tras esos días de Camino por tierras gran canarias, por fin vamos a poder abandonar la clausura y salir a estirar las piernas. Y así parecía anunciarlo hace unos días el arco iris, al colocarse sobre una de las casas de Pandu a la vez que un ratonero lo atravesaba.


Así que durante esta primera semana tocará comenzar a recuperar poco a poco la forma, y mientras tanto, ir planificando las fechas para cumplir con los compromisos peregrinales adquiridos durante el periodo de confinamiento.


Pero lo primero que haré, para contaros en la próxima entrada, será recorrer el tramo de Camino que pasa cerca de casa, para a medida que los días vayan transcurriendo y la cosa mejore, ir ampliando el radio de acción.


Para a partir del día 11 de mayo, poder pensar en cumplir mi primer compromiso serio, que como es tradicional en nuestra tierra, será con La Santina.


Visita, que durante éste año, tendré que repetir en varias ocasiones. Pues también deberé acompañar a Ana en su promesa, además de saldar la que tengo pendiente con Tino por haber logrado finalizar La Desértica, y probablemente caiga alguna más.


Mi segunda obligación andariega será con San Salvador, sin embargo esta estará condicionada por la apertura de las iglesias, pues así como la Santina se la ve desde las escaleras de la Cueva o desde la Basílica, ...


para visitar a El Salvador es necesario entrar en la catedral ovetense. 


Tengo que confesaros que desde que se conoció la fecha de comienzo de la primera fase de desescalamiento, me está costando un poco de trabajo gestionar la ansiedad por recuperar la libertad "condicional", y probablemente hoy incluso me cueste un poco conciliar el sueño.

¡MUCHAS GRACIAS POR SEGUÍR TRABAJANDO, 
PARA CUIDARNOS A LOS DEMÁS!



¡Lo vamos a conseguir … ya falta menos!
¡BUEN CAMINO!


"¡Herru Santiagu!
¡Got Santiagu!
¡E ultreia! ¡e suseia!
¡Deus adiuva nos!"