Guía del Camino de Gran Canaria

Guía para poder realizar el único recorrido Jacobeo reconocido oficialmente fuera del territorio continental y con final lejos de la ciudad Compostelana, en el que también se puede obtener la Indulgencia Plenaria durante los Años Santos Jacobeos, privilegio que le fue otorgado por el papa Juan XIII en el año 1965.


El Camino dispone de credencial propia, así como de certificación de haber realizado el recorrido histórico entre los templos de San Bartolomé, también conocido como Santiago, de Tunte y Santiago de los Caballeros de la Real Ciudad de Gáldar, aunque en la actualidad el recorrido parte desde Maspalomas para atravesar de Sur a Norte la gran concha de vieira de la isla de Gran Canaria.


Camino que sería imperdonable no fuese tenido en cuenta por todos los que disfrutamos recorriendo, difundiendo y respetando los Caminos de Santiago. Aunque cualquier fecha del año es buena para hacer éste singular trazado, las ideales son primavera y otoño, siendo importante tener en cuenta algunos detalles a la hora de afrontarlo: 
.- Si nuestro origen es el continente, tenemos la disculpa perfecta para disfrutar de unos días extra de vacaciones, además de los tres o cuatro destinados a realizar el Camino, lo que nos permitirá solventar cualquier eventualidad. 
.- Si se elige el verano o se coincide con una época de calor, es necesario comenzar a caminar muy temprano. .- En días de calima no es aconsejable afrontar ninguna jornada de Camino. 
.- También conviene recordar que la isla es como un pequeño continente, por lo que en Maspalomas se puede disfrutar de una temperatura veraniega, mientras en las cumbres de Tejeda el termómetro puede marcar cifras muy bajas con la compañía de niebla, lluvia e incluso de manera ocasional de ligeras nevadas. Por lo que es necesario ir equipado para estos posibles cambios meteorológicos. 
.- Es aconsejable contar con algún sistema de navegación para seguir o consultar la ruta en caso de necesidad, especialmente en la parte alta y durante la última jornada, siendo imprescindible en días de niebla o climatología adversa. 
.- Si se quiere disfrutar intensamente de la soledad y la espectacularidad de éste Camino, se deben evitar los fines de semana, ya que el trazado discurre por parajes frecuentados por los “Canariones” durante los días festivos, especialmente en las dos últimas etapas.
.- La frecuente utilización de la palabra "degollada" en la descripción de las rutas, hace referencia a un paso entre montañas o dos elevaciones próximas, lo equivalente a una collada o collado en las montañas peninsulares.


1ª Etapa
Maspalomas – Ayagaures

Distancia: 14, 5 km.
Dificultad: Media.
Tiempo total estimado: 4 horas 30 minutos. 
Tiempo estimado sin paradas: 3 horas 50 minutos. 
Punto más alto: 468 m Degollada Ancha
15º 36’ 6.65’’ W - 27º 50’ 7.68’’ N. 
Punto más bajo: 25 m Punto de partida
15º 35’ 40.34’’ W – 27º 45’ 36.42’’ N.
Desnivel acumulado subiendo: 477 m. 
Desnivel acumulado bajando: 176 m. 
Señalización: En noviembre de 2018, escasa. 
Albergues: Existe uno juvenil en Ayagaures, pero en noviembre de 2018 su utilización estaba destinada exclusivamente a grupos escolares. 
Alojamiento alternativo: No existen ni en Ayagaures ni a lo largo de la etapa. 
Lugares para avituallarse: En Maspalomas y Ayagaures. 
Observaciones: Debe tenerse en cuenta que a lo largo de la etapa no se tiene la posibilidad reponer agua ni tampoco de avituallarse, por lo que es imprescindible llevar algo de comida y abundante agua, especialmente en días calurosos. 
Última actualización: En noviembre de 2018.


0,00’ h - km 0
.- Aparcamiento cercano al Holiday World (25 m). 
Nosotros elegimos esta zona como lugar de comienzo de nuestro Camino, por varias razones: la primera es que no existe un punto de inicio unificado, si bien es cierto que la mayoría de las opiniones coinciden en que debe ser el Faro de Maspalomas.


Razón por la que nosotros escogimos un lugar relativamente cercano al Faro, con la finalidad de evitar los anodinos primeros 4 km que discurren entre terrazas de bares, restaurantes y urbanizaciones turísticas, aun a sabiendas de no pasar junto a la charca de Maspalomas, ni al palmeral contiguo. Los primeros centenares de metros, o kilómetros en el caso de partir desde el Faro, se realizan sobre la acera que discurre paralela al canalizado barranco de Maspalomas, para una vez que se termina vernos obligados a descender a la pista que discurre por el fondo del degradado barranco, sobre la que se continúa 150 m en suave ascenso, hasta alcanzar el paso bajo la autovía.

0,15’ h - km. 1,2
.- Paso bajo la autovía GC-1 (36 m).
Superado el paso bajo la GC-1, la traza sigue sobre la pista que discurre por el ahora llamado barranco de Fataga durante los siguientes 1,6 km, dejando a la izquierda los lomos de Guarejillos y Mojón, y por la derecha las últimas construcciones de San Fernando, hasta alcanzar un desvío por la izquierda en el que se encuentra una señal que marca las direcciones de Arteara, Tunte y Maspalomas, ignorando la alternativa de Ayagaures.


0,40’ h - km. 2,8 
.- Desvío de la pista principal por la izquierda (66 m). 
Alcanzada la señal, se abandona la pista principal sobre el mencionado desvío ignorado por la señalización, que por la izquierda y tras superar unos destartalados corrales de gallinas y cabras, se adentra en el barranco de los Vicentes entre las paredes del pasito de Piedra de Fuego y las del Lomo de las Guirreras.


Garganta por la que discurre la mitad de la jornada, durante la que se disfruta de la belleza de sus riscos y paredones tapizados de vegetación, que lamentablemente ya se ven alterados, a los pies de la punta de la Cogolla, por los efectos de la cantera del contiguo barranco de Fataga.


Daños que casi de manera inmediata se disipan entre la atención que debe prestarse al caminar sobre el irregular piso y ante la abundancia de tuneras indias, cardones, ...


tabaibas, carrizos, enriscados pinos y alguna que otra sorpresa que depara el siguiente tramo.


Trayecto que discurre entre el lomo de la Cogolla y las paredes de las mesetas del Pino, La Blanca y La Gorra, dejando atrás el Caidero del Guincho, el Morro Cardones, ...


la mesa Las Vacas, la montaña La Gorra y el Puntón de los Vicentes, mientras va apareciendo alguna palmera intercalada entre carrizos y el barranco comienza a tomar anchura a la vez que sus paredes a perder verticalidad.


2,05’ h - km. 8,5 
.- Tubería, visible sobre la ladera (226 m). 
Son pocas las referencias que pueden tomarse a lo largo de la encajonada traza, por lo que hacemos referencia al paso de una tubería que proviene de la ladera derecha pasando bajo el camino de manera inapreciable, de no ser por su mimetizada cubierta de cemento, entre una mancha de carrizos para seguir su recorrido trepando por la ladera izquierda.


El siguiente kilómetro discurre entre carrizos, de los que sobresalen algunas palmeras y eucaliptos aislados, bajo la permanente presencia del Morro Cerrillo, ...


hasta alcanzar una cerrada curva a izquierdas que desemboca en una pronunciada rampa, sobre las ruinas de una antigua construcción.

2,30’ h - km. 9,8 
.- Curva cerrada a la izquierda (261 m). 
En este punto existen un par de posibilidades para continuar la marcha, una requiere salvar el pequeño muro de la margen derecha del camino para continuar durante 400 m sobre el cauce del barranco, hasta alcanzar un sendero que asciende por la ladera del Lomo Gordo hasta las inmediaciones de la degollada Ancha.


La otra, utilizada por nosotros al no encontrar el comienzo de la ruta anterior, solo requiere seguir el mismo camino que traemos y que a partir de la curva a izquierdas, inicia 1,7 km de pronunciado y permanente ascenso por la falda del Lomo Gordo para alcanzar la degollada Ancha, sin otra dificultad que la pendiente.


Tramo durante el que se incorpora a nuestro trazado la ruta descrita inicialmente.


La pendiente se suaviza al alcanzar una amplia pista de tierra, descrita en los mapas como GC-602 uniendo Arteara con Ayagaures, por la que se debe continuar en dirección izquierda hasta la degollada.


3,00’ h - km. 11,6 
.- Degollada Ancha (468 m). 
Sería una pena no hacer una parada antes de realizar el cambio de ladera, pues además de tomarse un merecido respiro, se disfruta de una espectacular panorámica que se extiende desde las lejanas dunas de Maspalomas hasta el ahora bifurcado barranco que se abre bajo nuestros pies, en el que se asienta el poblado de Los Vicentillos rodeado por los lomos de la Cogolla, Gitagana, Vicentes y de los Aserraderos.


El paso de la degollada Ancha nos permite un suave cambio de ladera y la primera visión del barranco de Ayagaures y sus dispersos poblados, ...


cuyo núcleo principal se alcanza tras 2,9 km de descenso sin abandonar la traza de la GC-602.


3,45’ h - km. 14,4
.- Presa de la Angostura o de Ayagaures (303 m). 
Mientras se camina sobre los 162 m de longitud y los 44 m de altura del muro que corona la presa de Angostura, merece la pena recordar que fue inaugurada en el año 1952 como parte de un proyecto que contemplaba la construcción de otra en el mismo barranco, ambas con la finalidad de regular el caudal para destinarlo al riego.


Por la segunda, la de La Gambuesa se pasa al comienzo de la segunda jornada de Camino.

3,50’ h - km. 14,5
.- Ayagaures (309 m). 
Pese a haber dejado atrás algunas casas durante el descenso por el paraje de Montaña Uva, no podemos considerar haber alcanzado Ayagaures hasta llegar al entorno del albergue juvenil y la pequeña iglesia del Santo Niño Dios.


Es importante hacer mención a las dificultades de encontrar alojamiento en el pueblo, mientras si que es posible reponer fuerzas pues además del bar de la asociación de vecinos (a nuestro paso se encontraba cerrado), en la parte baja del pueblo se encuentra el de “La Cuevita”.



2ª Etapa
Ayagaures - Tunte 

Distancia: 12,3 km.
Dificultad: Media. 
Tiempo total estimado: 5 horas 00 minutos. 
Tiempo estimado sin paradas: 4 horas 00 minutos.
Punto más alto: 1.190 m Degollada de la Manzanilla 
15º 35’ 10.60’’ W - 27º 54’ 04.11’’ N. 
Punto más bajo: 308 m Ayagaures 
15º 36’ 25.58’’ W – 27º 51’ 05.61’’ N. 
Desnivel acumulado subiendo: 1.057 m. 
Desnivel acumulado bajando: 384 m. 
Señalización: En noviembre de 2018, escasa aunque suficiente. 
Enlace Wikiloc: El primer enlace, subido por nosotros, está incompleto por haber sufrido un error de conexión entre el km 7,7 y el km 10,5, por lo que adjuntamos otro que sigue la misma ruta con todo el recorrido.
Albergues: No existen. 
Alojamiento alternativo: En Tunte. 
Lugares para avituallarse: En Ayagaures y Tunte. 
Observaciones: Pese a la escasa longitud de la etapa es necesario llevar comida y abundante agua, especialmente en épocas o días de calor, ya que no existen lugares para avituallarse y la única fuente por la que se pasa se encuentra en el km 9, y no siempre tiene agua. Con la salvedad del tramo urbano de Tunte y los 3 km anteriores que pertenecen al de Fataga, el resto de la etapa discurre por el espacio protegido de Los Pilancones. 
Última actualización: En noviembre de 2018.


0,00’ h. - km. 0 
.- Ayagaures (muro de la presa, final 1ª etapa) (308 m). 
La etapa comienza junto a la señal que se encuentra al final del muro de la presa de la Angostura, lugar en el que dimos por finalizada la 1ª etapa.


El primer tramo discurre sobre la pista que lleva a Ayagaures Alto, que mientras asciende va dejando atrás un par de casas turísticas y los restos de otras tradicionales, hasta alcanzar la bifurcación de Las Tederas, debiendo continuar por el ramal derecho que en suave descenso conduce a la presa de La Gambuesa.


0,20’ h - km. 1,2 
.- Presa de La Gambuesa (350 m). 
Sobre los 152 m de longitud y 54 de altura del muro de la presa, considerada hermana menor de la recién dejada atrás por haber sido inaugurada el año 1971, se realiza el cambio de margen del barranco de Ayagaures, a la vez que se disfruta de unas bonitas perspectivas por ambos márgenes.


La traza sigue por la deteriorada y pendiente pista que da servicio a las casas de Ayagaures Alto, cambiando el caminar por las laderas del barranco de Ayagaures por las del barranquillo del Chorro.


0,40’ h - km. 2,0 
.- Última casa de Ayagaures Alto (440 m). 
Tras 700 m de zigzagueante ascenso entre las singulares y dispersas casas de Ayagaures Alto, nada más superar el acceso a la última, la pista realiza un giro a la derecha en dirección a un tanque, punto en el que se abandona para continuar por la izquierda, sobre un marcado sendero que sigue ascendiendo paralelo a la cerca que rodea los huertos de la vivienda.


Dejados atrás los cultivos, el sendero continúa el ascenso realizando un cerrado giro a la derecha, a la vez que su irregular piso se va convirtiendo en un magnífico empedrado.


Suelo sobre el que realizaremos gran parte del recorrido de hoy y de mañana, recordándonos la importancia que tuvieron estas vías de comunicación para la población isleña de antaño. La subida, que se mantendrá durante los próximos 6 km, discurre entre los pinos que tapizan la ladera de la Hoya Grande ...


a la sombra de los puntones de la Mesa de Trujillo y los Caideros de Las Mesas, mientras se van dejando atrás pequeños cauces de eventuales regatos y el paraje del Ventoso, para alcanzar el marcado paso sobre el Barranquillo de las Tocinas.


1,25’ h - km. 3,9 
.- Barranquillo de las Tocinas (720 m). 
El paso de éste barranquillo y las rampas que se afrontan para dejar por la izquierda el espectacular Caidero Blanco sobre las casas del Tajinastal, ...


además de ofrecer unas impresionantes vistas sobre los mismos y del tramo dejado atrás, también marca el cambio de barranco.


1,40’ h - km. 4,7 
.- Paso del caidero Blanco (810 m). 
Si la perspectiva durante el ascenso del último tramo nos sorprendió, la panorámica que se disfruta una vez se corona el paso, a buen seguro que nos obliga a realizar una pausa en el andar para recrearse con su grandiosidad.


La marcha continúa los siguientes 900 m a lo largo de la ladera de la meseta de Trujillo, que muestra un perfil más suave y un considerable cambio en el paisaje al desaparecer el pinar y abundar la vegetación baja.


El motivo de la desaparición de arbolado en el lugar, es posible que fuera la de haber sido tierra de cultivo hasta tiempos no muy lejanos, pues aún quedan restos de alguna construcción ...


y del aprovechamiento de agua, tanto en el pequeño barranquillo de Balito como en el de su hermano mayor.


En la actualidad éste espacio se está sometiendo a un proceso de repoblación. Superadas las rampas que pasan junto a las pequeñas presas del barranquillo de Montaña Negra se alcanza una amplia pista de servicio forestal.


2,00’ h - km. 5,6 
.- Pista forestal (912 m). 
Ya en la pista, hacemos caso a la señalización que nos marca la dirección izquierda, para apenas recorridos 300 m alcanzar un nuevo poste indicador, avisando que se debe abandonar la pista por la derecha.


3,05’ h - km. 5,9 
.- Degollada de la Majadilla Blanca (946 m). 
La pista se deja un centenar de metros antes de llegar a la degollada de la Majadilla Blanca, para continuar sobre un zigzagueante sendero el ascenso en dirección a La Manzanilla.


Tras superar un depósito rectangular, la senda sigue encaramándose hasta superar los 1.000 m, para deslizarse bajo el muro pétreo del Lomo de la Majadilla.


A medida que se gana altura y se pasa bajo los paredones de la Majadilla, el paisaje que se abre ante y bajo los pies del caminante es impresionante, pues los pinos reaparecen salpicando el paisaje desde la ladera por la que se transita hasta donde alcanza la vista.


El pinar se extiende sobre los parajes de Los Bailaderos, la Cueva de Millares, Pinar de Tirajana donde se encuentra el centro de vigilancia forestal y sobre el que se encaraman hasta poblar los riscos del dominante Morro Guanil y continuar hasta la Cumbre.


2,40’ h - km. 7,6 
.- Pista forestal (1.151 m). 
Dejados atrás varios ejemplares de pinos de gran porte y alguno que otro bastante maltrecho, el sendero desemboca nuevamente en otra pista, donde si echamos la vista atrás veremos el precioso tramo recorrido bajo los muros de la Majadilla, antes de continuar en dirección izquierda.


En este punto, además de encontrar una señal jacobea, es el lugar en el que se unen las dos variantes; la que desde la bifurcación de la 1ª jornada pasa por Arteara y la seguido por nosotros, pasando por Ayagaures.


2,50’ h - km. 8,2 
.- Degollada de La Manzanilla (1.190 m). 
Escasos 600 m de cómoda pista separan el final del sendero de la degollada de la Manzanilla, collado por el que se deja atrás el espacio protegido de Los Pilancones, ...


para continuar durante 2,5 km de descenso por el de Fataga, hasta alcanzar las primeras construcciones de Tunte.


El descenso se realiza sobre otro tramo de bonito camino empedrado bajo las paredes de los Morros o Mesa de las Vacas, ...


tramo en el que nos sorprende la presencia de la fuente del Solapón, con grifo incluido, aunque durante algunas épocas del año carece de suficiente caudal para abastecerlo.


Un tramo con abundantes almendros indica que nos acercamos a la Huerta del Conde y los Llanos Pelados, donde se van sucediendo algunas explotaciones ganaderas, tierras de labor y huertas, hasta llegar a la carretera que une Maspalomas y Fataga con Tunte.


3,45’ h - km. 11,5 
.- GC-603 (945 m). 
Una vez en el asfalto de la GC-603 se continúa en dirección izquierda, para nada más superar las instalaciones deportivas alcanzar una bifurcación a la vez que las primeras casas.


Se puede optar por continuar por cualquiera de los dos ramales, pues ambos confluyen a las puertas del templo de Santiago, aunque nuestro consejo es continuar por la derecha, para descender hasta la zona central del pueblo por las empinadas callejuelas de la capital tirajanera.


4,00’ h - km. 12,3 
.- Iglesia de San Bartolomé de Tunte (888 m). 
La iglesia de San Bartolomé construida con piedra de cantería local, forma junto a los edificios del Ayuntamiento, el Museo Etnográfico, el magnifico Centro Cultural Pancho Guerra y algunas casas tradicionales, el núcleo central de Tunte, también conocido como San Bartolomé de Tirajana, mismo nombre del municipio del cual ostenta la capitalidad, lo que genera frecuentes confusiones.


El templo consagrado en el año 1922, también es conocido como el de Santiago “El del Pinar” o “El Chico” por custodiar, desde su traslado desde “El Pinar”, ...


la popular imagen además de otra mas reciente y de mayor tamaño de Santiago Matamoros.



En el muro sur del edificio se abre la Puerta Santa, por la que cada año Jubilar Jacobeo acceden al interior los Peregrinos que recorren el Camino de Gran Canaria, desde o en dirección a Galdar.



3ª Etapa 
Tunte – Cruz de Tejeda 

Distancia: 16,28 km.
Dificultad: Media.
Tiempo total estimado: 4 horas 50 minutos.
Tiempo estimado sin paradas: 6 horas 00 minutos.
Punto más alto: 1.719 m. Degollada de los Hornos
15º 35’ 30.90’’ W - 27º 57’ 17.45’’ N.
Punto más bajo: 888 m. Tunte
15º 34’ 23.71’’ W – 27º 55’ 31.97’’ N.
Desnivel acumulado subiendo: 1.020 m.
Desnivel acumulado bajando: 394 m.
Señalización: En noviembre de 2018 escasa pero suficiente, con la existencia de alguna señal que llevaba a confusión en las cercanías del área recreativa del Corral de los Juncos.
Albergues: No existen, aunque la zona abuhardillada del hotel El Refugio de la Cruz de Tejeda, puede considerarse un excelente albergue privado.
Alojamiento alternativo: En la Cruz de Tejeda.
Lugares para avituallarse: En Tunte, mirador de la Degollada Becerra y Cruz de Tejeda.
Observaciones: La jornada de hoy puede considerarse como la reina de éste Camino, no solo por alcanzarse la cota más alta del mismo, si no también por discurrir por los parajes más emblemáticos de la isla grancanaria.
Igual que en jornadas anteriores, se debe de afrontar con provisiones de comida y agua.
Última actualización: En noviembre de 2018.


0,00’ h. - km. 0 
.- Iglesia de San Bartolomé de Tunte (888 m). 
Los primeros 250 m de la jornada se recorren por la calle Fernando Guanarteme (GC-60), entre las puertas del templo parroquial tirajanero ...


y el cruce con la Manuel Zenón Araña (GC-603), sobre la que se asciende hasta alcanzar el CEO de Tunte, para continuar sobre la acera que discurre junto al muro de su cierre por la calle Juglar Fabián Torres, hasta superar la de San Antonio con su urbanización de adosados, hasta alcanzar las señales del Camino Real, del S-50 de la red de caminos del Cabildo y la, bastante maltrecha, del Camino de Santiago.


Para desde aquí, continuar sobre un camino de tierra que a la vez que se empina internándose por las Toscas Blancas del Pinar, ...


se va transformando en una magnífica calzada que nos sorprende a cada paso; tanto por el buen estado de conservación del empedrado y ...


los recursos utilizados para contener y canalizar el agua, como por el entorno y las magnificas panorámicas que nos regala sobre las tierras de Tirajana, a lo largo de los poco más de 3 km de ascenso que transcurren hasta encontrarnos de nuevo con la GC-60 en el paso de la Cruz Grande.


1,10’ h - km. 4,1 
.- GC-60 Paso de la herradura de la Cruz Grande (1.245 m). 
Si habíamos comenzado el ascenso en territorio del espacio protegido de Fataga y alcanzamos la GC-60 por el de Pilancones, la herradura que describe la carretera hace de límite fronterizo entre éste, el del Nublo y el de los Riscos de Tirajana, por el que se recorre el siguiente kilómetro hasta cambiarlo, casi de manera permanente por los espectaculares parajes del Nublo.


Territorio por el que discurre la mayor parte de la jornada con pequeñas incursiones por los de los Riscos de Tirajana y Las Cumbres. Pero para conseguirlo, antes es necesario atravesar la carretera y seguir escasos 100 m en dirección derecha, hasta alcanzar un camino que nace por la izquierda perfectamente señalizado, sobre el que se comienzan los algo mas de 2 km de incomparable ascenso a La Plata.


El primer tramo de subida, tras superar un incompleto Calvario y una casa, discurre por la ladera de Los Lomitos con vistas al tramo recorrido y a Las Tirajanas.


Una vez se hace el cambio de ladera, el protagonismo lo adquieren los muros del morro de la Conejera, bajo los que discurre el siguiente tramo, y el puntón del Peso junto al risco de Las Carapachas, ...


entre los que se encuentra el paso de La Plata y se va encaramando el zigzagueante trazado de la “Vía Lata” (camino ancho), nombre con el que también era mencionado éste camino.


Vía que formaba parte de la red de rutas pecuarias que se extendían por la Isla, muchas de las cuales tenían su origen en la tradición ganadera aborigen y que fueron consolidadas con la introducción de la trashumancia estacional ganadera, práctica conocida en Gran Canaria como la “Mesta Chica”.


No siendo el caso de ésta, según parece, pues su construcción se debe a la iniciativa de Antonio Yánez, tendero y terrateniente de la zona.


Durante la subida, especialmente en la última parte, la panorámica que se abre a la espalda del Peregrino es realmente magnífica, pues vuela desde las cercanas casas de La Plata sobre el barranco de Chira, hasta el horizonte.


2,00’ h - km. 6,2 
.- Alto de paso de La Plata (1.575 m). 
El ascenso no se puede dar por finalizado hasta dejar atrás las pequeñas presas de Cho Flores y alcanzar la zona de los llanos de Pargana, por donde se continúa los siguientes 1.400 m.


Al comienzo de éste tramo debe tenerse cierta precaución para seguir la traza, pues además de ramales con destino a otros lugares, hay algún punto donde el trazado se difumina ...


antes de convertirse en un marcado sendero rodeado de pinos, a lo largo del que nos encontramos un singular “cruceiro” de madera, ...


además de recuperan las vistas sobre la gran caldera de Tirajana antes de alcanzar el desvío que por la izquierda, lleva a La Agujerada o Ventana del Nublo.


2,30’ h - km. 8,0 
.- Ventana del Nublo (1.700 m). 
Aunque para alcanzar éste incomparable balcón sobre los dos símbolos naturales más importantes de las Islas Mayores, requiera desviarse 300 m del trazado a seguir, sería imperdonable no hacerlo y perderse la espectacular panorámica sobre el área de Ayacata a la sombra del Roque Nublo y la omnipresente imagen del Padre Teide.


El trayecto de regreso al punto de desvío también ofrece una bella imagen del techo gran canario, con el Pico de las Nieves y Los Pechos rodeados de pinar.


2,40’ h - km. 8,7 
.- Degollada de los Hornos (1.719 m). 
Recuperada la ruta principal, toca seguir la marcha en suave sube y baja hasta alcanzar la encrucijada de la Degollada de los Hornos, ...


cota más alta de la jornada y desde la que se inicia el descenso a la zona del Bailico.


Lugar en el que de nuevo aparece el tráfico, en esta ocasión sobre la GC-600, que tras 700 m de senda entre el pinar de la zona recreativa del Bailico y superar el barranquillo de Juan Francés, que en algún mapa aparece como Los Hornos por desembocar en la cercana presa de éste nombre, tener que atravesar la carretera para iniciar el ascenso al Garañón.


3,10’ h - km. 10,6 
.- El Garañón (1.670 m). 
Tras 400 m de suave subida, se alcanza la puerta de acceso a las instalaciones y aparcamiento de El Garañón,


debiendo continuar rodeándolas por la izquierda hasta 200 m después de haber dejado atrás el cercado y otro acceso al recinto, punto en el que nace un desvío por la izquierda y sobre el que se continúa durante 300 m, hasta alcanzar la pista que conduce al área recreativa del Corral de los Juncos.


3,30’ h - km. 11,5 
.- Pista de acceso al área del Corral de los Juncos (1.685 m). 
¡ATENCIÓN! aquí se debe de atravesar la pista y continuar de frente a través del pinar, haciendo caso omiso a los restos de una flecha amarilla sobre los muros del puente, que invita a seguir por la izquierda en dirección al área recreativa. Indicación que seguimos nosotros hasta llegar a sus límites, viéndonos obligados a retroceder en diagonal a través del pinar hasta recuperar el trazado correcto en dirección a La Cruz de Tejeda, tras haber dado un corto pero innecesario rodeo.


Recuperado el camino correcto, se alcanza la zona del Corral de los Juncos donde a la vez que se alcanza una granja, aparece por la izquierda la Caldera de Tejeda con el sagrado monolito del Roque Bentayga en el centro.


Los siguientes 2 km discurren por el espectacular paraje del Andén del Toro, teniendo la sensación de poder sobrevolar la Caldera y los poblados que la salpican hasta alcanzar la lejana Aldea de San Nicolás, ...


bajo la tranquilizadora vigilancia de los roques del Gallo, el Fraile, el Tablón, la Rana, el Nublo, la Cabeza, el Bentayga y el Roque, con el Teide como excepcional testigo de nuestra ilusión.


4,10’ h - km. 14,1 
.- Mirador de la degollada Becerra (1.550 m). 
Tras un trecho de zigzagueante descenso y otro de suave sube y baja, se llega a la degollada de Becerra, donde un mirador les ofrece la posibilidad de disfrutar a los motorizados del paisaje anteriormente descrito y a los Peregrinos la de repostar si fuera menester.


El paso por el mirador lleva al caminante a un breve contacto con la GC-150, cuya presencia le acompañará durante los 2 km de sube y baja que faltan para alcanzar la Cruz de Tejeda.


Trayecto que discurre por la ladera derecha de la montaña de la Huerta, la degollada de Los Molinos, los Helechillos, los Arenales y la Montaña de la Almagria, tramo en el que aún se pueden ver los efectos del devastador incendio que asoló la zona en septiembre del año 2017.


4,50’ h - km. 16,28 
.- Cruz de Tejeda (1.510 m). 
El teórico centro geográfico de la isla de Gran Canaria se alcanza, después de recuperar las vistas sobre la Caldera de Tejeda al transitar por la ladera izquierda de la Almagria, vertiente sobre la que se llega a la degollada del antaño denominado Puerto de Tejeda, lugar en el que desde su nacimiento se cruzaron las calzadas y caminos del centro de la isla.


El puerto que también sirve de límite entre los municipios de San Mateo y Tejeda, mudó su nombre como consecuencia de la colocación, probablemente en el siglo XVII, de una primitiva cruz de madera de tea que embates climatológicos y alguna que otra desavenencia municipal, obligaron a ir sustituyendo y cambiando de ubicación en diferentes ocasiones hasta llegar a la actual.


Obra que data del 4 de noviembre del año 1971, esculpida en piedra gris de Tinoca por ser mas sólida y resistente a las inclemencias climáticas que la verde de Tirma, en la que había sido labrada su predecesora que había lucido durante 10 años hasta que el 26 de diciembre de 1970 la derribara un temporal.


En la Cruz de Tejeda el Peregrino dispone de alojamientos, bar, restaurante y tienda para avituallarse con bocadillos, fruta, quesos u otras delicatesen.


El hotel El Refugio, regentado por Juan Manuel y Juana enamorados y defensores del Camino, además de contar con habitaciones dobles e individuales, ...


también dispone de una zona abuhardillada con habitaciones de más plazas con baño y espacios compartidos, perfectas para peregrinos.



4ª Etapa 
Cruz de Tejeda – Gáldar

Distancia: 20, 97 km.
Dificultad: Media. 
Tiempo total estimado: 6 horas 10 minutos. 
Tiempo estimado sin paradas: 5 horas 10 minutos. 
Punto más alto: 1.708 m Lomo del Centro, km 2 de la etapa 
15º 36’ 31.54’’ W - 28º 01’ 06.59’’ N. 
Punto más bajo: 80 m Huertas del Rey, paso bajo la GC-2 en Gáldar 
15º 39’ 10.96’’ W – 28º 08’ 29.14’’ N. 
Desnivel acumulado subiendo: 279 m. 
Desnivel acumulado bajando: 1.638 m. 
Señalización: En noviembre de 2018 escasa. 
Albergues: No existen.
Alojamiento alternativo: En Anzo y Gáldar. 
Lugares para avituallarse: En la Cruz de Tejeda, Majada Grande km 8, El Saucillo km 13,4 y en Gáldar. 
Observaciones: Jornada en la que predominan los descensos, alternándose los tramos por senderos y caminos de tierra con los de asfalto. 
Debido a que la señalización es más bien escasa, será imprescindible contar con algún sistema de navegación para evitar innecesarias pérdidas y rodeos, especialmente en días con niebla o de climatología adversa.


Como en días anteriores, parte del recorrido discurre dentro de espacios naturales protegidos, en este caso por los del Nublo y las Cumbres, con una pequeña incursión por el del Montañón Negro. 
Pese a disponer de lugares donde avituallarse, merece la pena llevar algo de comida y agua. 
Última actualización: En noviembre de 2018.


0,00’ h. - km. 0 
.- Cruz de Tejeda (1.510 m). 
La jornada comienza junto a la Cruz para adentrarse poco más de 100 m en el término municipal de San Mateo, ya que el trazado discurre entre las casetas y el Parador de Turismo cuyo muro hace de límite entre los municipios tejedense y mateino, abandonándolo a la vez que el asfalto nada más superar el establecimiento fronterizo.


Se continúa tomando un sendero que nace en la esquina izquierda del aparcamiento, iniciando así el ascenso a la degollada de Las Palomas por la ladera Oeste del monte Constantino, senda que tras superar el depósito de agua del Salviar ...


trepa hasta alcanzar el Andén de los Perros, excepcional corredor sobre los riscos y la caldera de Tejeda por el que se llega a la degollada.



0,20’ h - km. 1,3 
.- Degollada de las Palomas (1.622 m). 
Tras un breve contacto con el asfalto de la GC-150 y del mirador que se abre en la degollada, la ruta peregrinal continúa sobre los escalones del marcado trazado que también siguen los senderos S-9, S-90 y el PR GC-04.


Los 2 km siguientes discurren entre los pinos y castaños de Los Moriscos, a lo largo de los cuales se encuentran una serie de desvíos que pueden inducir a errores, por lo que debe prestarse mucha atención ...


hasta llegar a la zona de monte bajo y picón (ceniza volcánica) del lomo de la Arena, antes de salir a la altura del Montañón Negro a la GC-150, ...


sobre la que se continúa por la izquierda durante 300 m, hasta abandonarla por el margen derecho sobre un marcado camino que discurre entre la alineación de pinos de la Montaña del Capitán, para salir a una explanada de picón antes de alcanzar de nuevo la GC-150, en esta ocasión para atravesarla y seguir descendiendo 100 m hasta la GC-21.


1,20’ h - km. 4,9 
.- GC-21 a la altura de la caldera de Gáldar (1.533 m). 
Este punto se encuentra a tan solo 200 m del mirador sobre la Caldera de Gáldar, por lo que si contamos con día con visibilidad ...

Foto: Atlas Rural de Gran Canaria

sería imperdonable no acercarse hasta el mirador sobre la misma, antes de afrontar el siguiente medio kilómetro de vertiginoso descenso por el pinar de Gáldar.


Tramo en el que se deben extremar las precauciones para no desviarse de la ruta, pues existen numerosos senderos y trazas que generan reiteradas dudas respecto a cual de ellas seguir. Superado éste desdibujado primer trecho, se alcanza una calzada limitada por muros de piedra ...


sobre la que a medida que se avanza va perdiendo paulatinamente la compañía del pinar, hasta salir a la despejada y pendiente pradería del Cabezo.

1,45’ h - km. 6,5 
.- Cruz del Cabezo (1.295 m). 
El primer tramo de los 1.000 m que se recorren por la pradería, hasta llegar a un pequeño redil y la cruz del Cabezo se realiza prácticamente sobre la cresta, ...


para una vez superados continuar por la ladera Este ...


hasta alcanzar el asfalto de la GC-702, sobre la que se recorren los siguientes 800 m dejando por la izquierda el desvío a Fagajesto, para continuar en dirección a Fontanales y Moya hasta alcanzar el área del Monte Pavón.


2,05’ h - km. 8,2 
.- Área recreativa de Monte Pavón (1.210 m). 
Al llegar a los límites del Monte Pavón se deja la GC-702, para continuar 400 m por la izquierda sobre la carreterilla que desciende a los caseríos de Marente y que da acceso al área recreativa, ...


debiendo abandonarla en el primer desvío que se encuentra por la izquierda con dirección a Montaña Buenaventura.


Este tramo ofrece un bonito recorrido panorámico que va desde La Isleta hasta San Felipe, antes de que el cambio de ladera de la montaña Buenaventura nos ofrezca la primera visión de Gáldar con su montaña ...


y la del valle de Agaete bajo el pinar de Tamadaba, ...


con las costas tinerfeñas como telón de fondo ...


mientras se continúa el descenso por una sucesión de carreterillas y pistas, sobre los que se van dejando atrás los barrios de Caideros de; El Perdigón y La Ladereta.


2,50’ h - km. 11,5 
.- La Ladereta (951 m). 
Al llegar a la cerrada curva a izquierdas, en torno a la que se levantan las casas de La Ladereta, se deja el asfalto por la derecha para continuar el descenso por la ladera Este de la montaña del Acebuche.


Inicialmente se hace sobre el camino de servicio de la casa que se levanta a media ladera, para seguir por el deteriorado antiguo camino empedrado en que se convierte tras superarla, hasta salir a un prado y a la carreterilla por la que se llega a la alquería de Cueva de Sosa y la GC-220, sobre la que se continúa por la derecha el descenso hasta El Saucillo.

 

3,20’ h - km. 13,5 
.- El Saucillo (750 m). 
Superado El Saucillo, cuyo nombre procede de la abundancia en el pasado de sauces en el barranco homónimo, la jornada continúa sobre asfalto hasta el km 8,2 donde la GC-220 inicia una serie de grandes curvas, por lo que la traza caminera utiliza como atajo, en dos ocasiones, el camino que sigue de frente por la cresta de los lomos.


La primera para desembocar en un caserío, donde se retoma el asfalto durante un centenar de metros, para antes de abordar la cerrada curva a derechas recuperar el camino sobre la loma, que después de 300 m con un zigzagueante final nos deja en el núcleo de Tegueste.

3,40’ h - km. 14,7 
.- Tegueste (633 m). 
Para continuar la etapa y salvar los desniveles que nos separan de nuestro siguiente destino, inicialmente no queda otro remedio que seguir el trazado de GC-220 durante 600 m, para abandonarla por la izquierda en el km 6,5. El asfalto se deja sobre un camino, que nace frente a la explanada de acceso a una vivienda situada en la margen derecha.


¡ATENCIÓN! A poco más de 25 m de tomar el camino, se debe abandonar por la derecha, para continuar poco más de 200 m por un difuminado sendero que recupera el asfalto de la GC-220 frente al desvío de Hoya de Pineda, ramal sobre el que se continúa hasta llegar al pueblo.

 

4,00’ h - km. 16,1 
.- Hoya de Pineda (495 m). 
El trazado caminero atraviesa el antiguo centro alfarero hasta superar el núcleo central del pueblo, donde se encuentra el colegio y el local de la asociación vecinal, para continuar por la callejuela que sigue descendiendo por debajo de la dedicada a la alfarera “Julianita” Suarez Vega, por ser la que llevaba hasta su antigua cueva casa-taller.

                                                                          "Julianita"                                              Foto: Galdar al Día

El hormigón de la callejuela se termina al bifurcarse poco antes de la última casa del pueblo, junto a la que se continúa por un sendero que a la vez que comienza el descenso por la ladera de la montaña de Guía y del barranco de la Furnia, va mostrando su viejo y deteriorado empedrado hasta alcanzar la primera casa de Anzo.


4,30’ h - km. 18,1 
.- Anzo (215 m). 
La travesía de Anzo se hace por la calle la Meseta hasta la confluencia con la de los Hermanos Quintana, por la que se continúa hasta alcanzar el camino de San José, sobre el que se sigue el muro de las instalaciones de la hacienda de Anzo hasta el final, para girar a la izquierda siguiendo el cierre hasta el fondo del barranco, iniciando un trayecto de 2,3 km de carreterillas entre los campos de labor del Capellán y cultivos de plataneras hasta las casas del Burrero y la GC-2.


5,00’ h - km. 20,3 
.- Huertas del Rey, paso bajo GC-2 (80 m). 
El paso bajo la autovía del Norte nos deja a las puertas de Gáldar, en la zona en la que se celebra la feria de ganados y otros actos para conmemorar la festividad de Santiago, conocida como las Huertas del Rey. Topónimo que se relaciona con las posesiones del Guanarteme (jefe supremo o rey Guanche) de Facaracas (cuevas cercanas también conocidas como las del Patronato). Desde aquí, el trazado asciende hasta el centro de la antigua Ciudad o Corte galdense sobre la carreterilla que discurre entre plataneras ...


hasta llegar a la calle Mercedes Delgado, por la que se alcanza la Carretera General para girar a la derecha hasta la Plaza del Cristo, ...


donde se atraviesa la General y la plaza para continuar subiendo por la calle de la Audiencia hasta el Museo de la Cueva Pintada, donde se gira a la derecha por Tagoror y alcanzar la plaza de Santiago de los Caballeros, centro histórico de Gáldar.


5,10’ h - km. 20,97 
.- Santiago de los Caballeros de Gáldar (119 m). 
Aunque todavía debamos cumplir con la visita, si el horario de apertura lo permite, al interior de la Iglesia Matriz de Santiago de los Caballeros, con la llegada a la plaza, a semejanza de la ciudad compostelana, podemos dar por finalizado nuestro Camino.


La iglesia actual, de planta rectangular con tres naves y de estilo neoclásico, fue construida entre los años 1778 y 1826 sobre otra anterior y el palacio de los Guanartemes, formando parte del catalogo de edificios más importantes del patrimonio arquitectónico de Gran Canaria.


Su interior además de importantes piezas e imágenes de arte sacro, alberga la de Santiago de los Caballeros, que junto a la de Santiago “el Chico” de Tunte son las protagonistas de ésta peregrinación.


La imagen ecuestre actual, que sustituyó a una de Santiago Peregrino traída por los castellanos en tiempos de la conquista, fue creada como un Santiago Matamoros en la escuela sevillana el año 1629, siendo desprovista de los moros a finales del siglo pasado y reubicada en el camarín del lado de la Epístola el año 2000.

1 comentario:

  1. Muchas Gracias por compartir tu peregrinaje.
    Muy interesante la descripción del Camino.

    ResponderEliminar