31 ene. 2019

"Pilancones, Nublo y Las Cumbres"

Lugar: Pilancones, Nublo y Las Cumbres
Situación: Municipios de San Bartolomé de Tirajana y Tejeda
Etapas en la que se encuentra: Maspalomas - Tunte - Cruz de Tejeda - Gáldar
Altitud máxima: 1.719 m Degollada de los Hornos
15º 35' 30,90'' W - 27º 57' 17,45 N.
Camino: De Gran Canaria
Provincia: Las Palmas - (Gran Canaria - Islas Canarias)


Hacemos referencia a estos espacios naturales por discurrir gran parte del trazado del Camino de Gran Canaria por su territorio, a lo que añadiremos que es el lugar en el que se encuentran algunos de los tesoros naturales, etnográficos y paisajísticos más representativos de la cultura de Gran Canaria.


A largo de las jornadas que discurren por Pilancones, Nublo y Las Cumbres, se transita por algunos de los barrancos más antiguos de la Isla ...


donde los primeros pobladores dejaron huella de su paso, así como por espectaculares laderas salpicadas de abundante vegetación alimentada por pequeños y temporales cursos de agua, capaces de crear auténticos ecosistemas autónomos.


Vegetación que se va alternando a medida que se gana altura o se salva una degollada, desfilando ante el Peregrino desde las tuneras con cochinilla o las coloridas indias, ...


los magníficos cardones, las manchas de carrizos y las palmeras del barranco de los Vicentes, ...


hasta las enriscadas sabinas y la inmensidad de los pinares de la Cumbre entre los que se abrigan pequeños castaños.


Disfrutando igualmente de una riqueza botánica ciertamente excepcional con abundantes endemismos y floraciones multicolores, pues dependiendo de la época, nos podemos topar con  el tapiz amarillo de la retama, ...


la espectacular floración del almendro en el nevado valle de Tejeda, el plateado de la margaza o con el blanco del tajinaste en la Cumbre, ...


y a pie de Camino, con el amarillo de la yerba puntera ...


además de con insólitos lugares en los que crece la vida, para también desde el aire sorprendernos la presencia de aves rapaces junto a numerosas especies de menor tamaño, entre las que también se encuentran varios endemismos. Pero lo realmente admirable, además de la grandeza de su accidentado paisaje en el que los barrancos y calderas se suceden desde la costa hasta los 1.949 m del pico de Las Nieves, ...


son los caminos empedrados que hacen posible transitar por inclinadas laderas y salvar verticales murallones, con cierta dosis de comodidad.


Si bien es cierto que la red tradicional de caminos, comenzó a formarse a raíz de la Conquista, su origen y técnica constructiva se remonta a época aborigen, como demuestran los restos encontrados en los accesos a cuevas, graneros y lugares de culto guanches.


Para la construcción de éstas vías, se debían realizar obras para allanar el terreno y acondicionar el firme, otras para evitar los daños de las escorrentias y las destinadas a la fijación de taludes.


Entre las primeras destaca el empedrado, debiendo excavar un hoyo para cada piedra; primero en el perímetro y en las maestras trasversales, para posteriormente rellenar el interior dejándolo enrasado.


Las obras para evitar los daños por agua, consistían en diferentes tipos de canalizaciones transversales o paralelas al camino y de aliviaderos, consistentes en un alineamiento transversal de piedras resaltadas similares a un peldaño ...


u otras más ingeniosas, aprovechando los propios elementos naturales.


Para la construcción de los muros de contención se excavaba un hoyo, sobre el que se levantaba la pared de piedras, siendo éstas mayores en la base y el frontal, rellenando el interior con otras de menor tamaño.


Afortunadamente el Cabildo Insular mantiene una política de rehabilitación y mantenimiento, que en el siglo XXI nos permite transitar y disfrutar de caminos con varios siglos de antigüedad.

24 ene. 2019

"San Salvador"

Lugar: Imagen de San Salvador 
Situación: Dentro de la Catedral de San Salvador de Oviedo
Localización: Lat. 43º 21’ 45.09’’ N - Long. 5º 50’ 34.53’’ W
Etapa en la que se encuentra: Pola de Siero o Mieres - Oviedo - Grado o Avilés
Altitud: 231 m
Camino: Primitivo, El Salvador, Norte y Costa
Provincia: Asturias


Son muchas las imágenes de San Salvador que se pueden encontrar a lo largo del Camino, incluso dentro de la propia Catedral de Oviedo pero ninguna representa tanto para el Peregrino, como la talla pétrea adosada al pilar sureste del crucero de la Sancta Ovetensis.

 

La imagen realizada en piedra caliza blanca policromada, tiene una altura de 183 cm y reposa sobre una columna con capitel de veneras colgantes, Cristo viste túnica roja (color símbolo de la pasión y del triunfo) y manto azul (símbolo de la monarquía y del desprendimiento de lo mundano) recogido en su brazo izquierdo, en el que sostiene una esfera ceñida de cintas cruzadas perpendicularmente (signo de dominio universal), mientras eleva en gesto de bendición el brazo derecho. Tanto la túnica, bajo la que asoman los pies descalzos, como el manto están ribeteados con una cenefa dorada.


La figura luce abundante cabellera ondulada que cae sobre los hombros, dejando al descubierto las orejas, siendo también ondulada la barba que deja asomar una amplia boca, igual que la nariz y los ojos. Llama la atención el acentuado color de las mejillas, así como el rojo de los labios.


En torno a la talla existe una gran devoción pues tiene fama de milagrosa, lo que lleva tanto a “carbayones” y Peregrinos, como a personajes y autoridades de toda condición no solo a orar a sus pies, ...

Foto: L.V.A

también a pasar la mano sobre los mismos, especialmente sobre el derecho.


Su festividad se celebra el 6 de agosto, día en que la imagen aparece rodeada de ramas de laurel, que serán benditas al final de la Misa Solemne y los asistentes se llevan a sus casas como símbolo de buena suerte.


Su datación es objeto de discusión, pues algunos autores creen probable su origen entre los años (1098-1129), otros lo sitúan en la primera mitad del siglo XII, mientras otros lo fijan el siglo XIII. Se cree que su ubicación primitiva, pudo ser en el santuario principal de la primera Catedral ovetense.


"Quien visita Santiago 
y no al Salvador, 
visita al Siervo 
y no al Señor"

17 ene. 2019

"Crucero de Santo Toribio"

Lugar: Crucero de Santo Toribio   
Situación: Parroquia y municipio de SanJusto de la Vega
Localización: Lat. 42º 27’ 14,24’’ N - Long. 5º 59’ 59,70’ W 
Etapa en la que se encuentra: Villadangos del Páramo - Astorga
Dista: 23,8 Km desde Villadangos del Páramo - 4,8 Km hasta Astorga 
Altitud: 915 m
Camino: Francés
Provincia: León (Castilla y León)


En el lugar donde ya se avistan San Justo de la Vega y Astorga, y se unen las dos alternativas que halla el Peregrino al abandonar Puente Órbigo para continuar camino, ...


se levanta el popular crucero de Santo Toribio.


En torno al que existen algunas leyendas nacidas en el siglo V, época en la que Santo Toribio ejerció de Obispo en Astorga, debiendo abandonar la sede episcopal maragata a causa de las desavenencias con el pueblo y el clero, mayormente priscilianista, que lo llevaron incluso a estar encarcelado.

   

La más conocida cuenta que al abandonar Astorga y pasar por el alto de San Justo, donde hasta el siglo XVII se levantaba también una capilla, le alcanzaron los astorganos pidiéndole que regresase, a lo que el prelado mirando atrás y sacudiendo sus sandalias, exclamó ¡ de Astorga ni el polvo !.


Otra versión de la misma, cuenta que el Santo abandonaba la ciudad acusado de un delito que no había cometido, y al pasar por el lugar miró atrás profiriendo ¡ de Astorga ni el polvo !.


Una considerablemente más benévola con el Santo, cuenta que tras un periodo de larga sequía, desde éste alto bendijo las tierras maragatas, logrando que lloviese. El caso es que por una u otra razón, Santo Toribio fue nombrado patrón de Astorga.


Tradicionalmente, el primer fin de semana después del domingo de Resurrección, los vecinos de San Justo suben en solemne procesión hasta el alto del Crucero con la imagen del Santo acompañado por la de la Virgen del Rosario y los típicos pendones leoneses.

10 ene. 2019

"Tunte o San Bartolomé de Tirajana"

Lugar: Tunte o San Bartolomé de Tirajana
Situación: Parroquia y municipio de San Bartolomé de Tirajana
Localización: Lat. 27º 55’ 31,78’’ N - Long. 15º 34’ 23,70’’ W
Etapa en la que se encuentra: Maspalomas o Ayagaures - Tunte - Cruz de Tejeda
Dista: 12,3 km desde Ayagaures - 16,28 km hasta Cruz de Tejeda
Altitud: 888 m.
Camino: De Gran Canaria
Provincia: Las Palmas - (Gran Canaria - Islas Canarias)


Aunque Tunte no es el nombre más conocido de la capital del municipio más grande de la isla de Gran Canaria, sí es el más antiguo y también el que una vez recuperado ayuda a distinguir la dualidad toponímica entre la villa tirajanera y la del propio concejo de San Bartolomé de Tirajana.


El origen del topónimo de Tunte se remonta a época prehispánica, pues así se llamaba el poblado aborigen sobre el que se asentaron los conquistadores a mediados del siglo XV y que cambiaron por el de San Bartolomé, por haber coincidido la onomástica del Santo con el final de la contienda.


Según algunos autores el topónimo es de origen Bereber, traduciéndose como “lugar de los Canarios” en alusión al asentamiento aborigen de las cuevas del Pegado, conocido en la actualidad como las cuevas de los Huesos.


Entre las encaladas viviendas alineadas en empinadas calles destacan numerosos rincones y casas de estilo tradicional, con acogedoras plazas y construcciones de gran porte intercaladas; como el Centro Cultural Pancho Guerra, ...


el Ayuntamiento, la neogótica fachada del cementerio ...


o la magnífica iglesia parroquial bajo la advocación de San Bartolomé. Templo que se comenzó a levantar en el año 1680 sobre las ruinas de una antigua ermita erigida el año 1590, finalizando las obras en 1894 y consagrado el año 1922.


El edificio de sencilla fachada neoclásica fue construido en planta basilical con tres cuerpos verticales, conformando las respectivas naves, el central más ancho y de mayor altura está rematado por un campanario en forma de espadaña, que alberga dos campanas y un reloj.


Tanto el edificio como las columnas que separan las naves, están construidos con piedra de cantería local. En el interior además del magnífico artesonado de madera, el retablo mayor realizado el año 1922 y varias obras de imaginería religiosa como la de Santiago el Grande, ...


pero quien centra toda la atención es la pequeña imagen de Santiago “el Chico” o del Pinar, origen de la tradición jacobea en la Isla.


La estancia está iluminada desde la fachada principal por tres ventanales con vidrieras, en las que se representan a San Bartolomé, Santiago el Grande y la Virgen del Rosario, mientras en el óculo se puede ver a Santiago del Pinar o "el Chico", y otros tres en cada lateral cuyas cristaleras hacen alusión a las hijuelas, nuevas parroquias surgidas de la iglesia Matriz.


El municipio conserva numerosos vestigios arqueológicos prehispánicos como los que se encuentran en El Llanillo, Lomo Galeón, Punta Mujeres, el antiguo poblado de Tunte o la necrópolis de Arteara.