31 jul. 2018

"Boente"

Lugar: Boente
Situación: Parroquia de Boente, municipio de Arzúa
Localización: Lat. 42º 54’ 58,03’’ N - Long. 8º 4’ 35,44’’ W
Etapa en la que se encuentra: Melide - Arzúa
Dista: 5,5 Kmts. desde Melide - 8,6 Kmts. hasta Arzúa
Altitud: 400 mts.
Caminos: Primitivo y Francés
Provincia: Coruña (Galicia)


Superado el archifotografiado paso del arroyo de Catasol, ...


el lugar de Raído y las casas de Peroxa, ya en el concejo de Arzúa, el Peregrino alcanza Boente, donde le sale al paso un cruceiro y la fuente de la Saleta, que pese a carecer de especial valor arquitectónico si son una clara referencia para el caminante, pues anuncian la cercanía de una de la iglesias mas populares del Camino. 


El cruceiro de Santigo, levantado en el siglo XIX, con varal sobre pedestal rematado por una cruz latina floreada sobre capitel piramidal invertido, hace compañía a su contemporánea fuente, de cuyas aguas se dice que poseen cualidades muy beneficiosas para la salud. 


Nada más atravesar la N-547 los Peregrinos alcanzan la iglesia parroquial de Santiago Apóstol de Boente, pequeño templo construido en el primer tercio del siglo XIX sobre otro románico, que había sido fundado en el año 992, del que se conserva poco mas que alguna imagen y un capitel empotrado en la fachada este. 


Edificio de nave única, con sacristía en la cabecera y portada, rematado por una espadaña de granito con tres vanos.


Otro elemento curioso del exterior, es que la iglesia cuenta con tres relojes, uno en la fachada oeste y dos en la sur, uno de ellos de sol, aunque en nuestro último paso no daba la hora por falta de gnomon. 


En el interior destacan la techumbre de madera y el retablo de estilo clasicista, ...


que alberga las imágenes de; Santiago Peregrino de principios del siglo XIX y las de la Virgen del Carmen y San Roque del siglo XVIII. 


Uno de los muebles de la sacristía está habilitado, para que el Peregrino selle su credencial y se lleve un recuerdo del lugar, en forma de estampa del Apóstol.

27 jul. 2018

"Ahora sí ... llegó la ¡¡DESCONEXIÓN!!"


Hace unos días la empresa en la que trabajé durante 38 años, dio por finalizada la actividad comercial en la sucursal que estuve destinado los últimos cinco, hecho que también coincidió “parcialmente” con el fin de mis 43 años de vida laboral, pues desde hace unos meses, estuve cumpliendo con los días de trabajo que me correspondía realizar como “prejubilado”.


Y el caprichoso destino quiso que el último día coincidiera con la festividad de Santiago, así que como si de una procesión se tratara la figura del Apóstol, que lucía en la estantería de mi despacho, nos acompañó mientras dejábamos definitivamente el CC Buenavista.


Con la imagen de la pasada noche de San Juan, quiero simbolizar el salto a ese nuevo ciclo de “jubileta”, que tantas ganas tengo de poder afrontar.


Etapa en la que, como nos dijo Vitorino el de Hontanas, solo pido a Dios que no nos quite la salud que tenemos para poder seguir haciendo escapadas al Camino, algunas más con el IMSERSO y otras solos o con amigos, además de poder seguir tomando unas botellas de sidra, de vez en cuando, ¡que no es poco!.


Y con la del del último atardecer disfrutado en Finisterre, darles las gracias a tod@s los que colaboraron y me ayudaron a lo largo de éstos 43 años de trabajo que discurrieron por la mina de La Camocha, electromateriales KLK y El Corte Inglés.


¿Y como no? ... de manera muy especial a Ana y Nayra, que pacientemente sufrieron mi “casi” permanente ausencia un día tras otro, porque sin ellas nunca habría podido recorrer éste largo Camino en el que además, de muchas otras cosas, también lograron que los días alegres de "sol" ganaran ¡de manera abrumadora! a los de “borrina”.


Así que a partir de hoy tengo la esperanza de poder compensaros todos los sinsabores que habéis sufrido, tarea en la que podéis estar seguras, pondré todo mi empeño para conseguirlo.

¡INFINITAS GRACIAS A TOD@S!

24 jul. 2018

Buen día de Santiago "el Chico"


Éste año queremos celebrar el día del Apóstol con algunos renglones del artículo que Antonio Cruz Domínguez publicó, el 16 de julio del año 2017, en el diario La Provincia de Las Palmas de Gran Canaria.

Santiago 'el Chico' baja desde El Pinar a Tunte

Foto: grancanariatv.com

Quisiera yo invitar a todos los lectores a subir conmigo a lo más alto de la cumbre de Gran Canaria y, con las manos, levantar el techo de los siglos, considerar y ensalzar la luminosidad de los años que hicieron cristalizar la fiesta de alegría y color en la Villa de San Bartolomé de Tirajana en honor al Apóstol Santiago, su compatrono y alcalde mayor.



La capital de la Villa ya viste de fiesta y yo lanzo la llamada a participar en ella. Santiago llegó a Tunte arropado en la leyenda a mediados del siglo XV y, cada año, revive con la misma fuerza y vitalidad.



La historia cuenta la raíz de la tradición. Unos marinos gallegos fueron sorprendidos por una tempestad frente a las costas. Muy mal lo tuvieron que pasar en aquellos momentos angustiosos que imploraron a Santiago, el apóstol de España, el mismo que surgió en la Batalla de Clavijo en el año 844, en plena Reconquista "vestido de blanco, montado en caballo blanco y con una espada en la mano", según refiere Alfonso X el Sabio. La efigie jacobea que poseían aquellos marinos gallegos era una imagen pequeña que llevaban en el barco.



Ante ella se postraron en solicitud de ayuda y amparo con la promesa de, si eran salvados de la vorágine, erigir una ermita en la primera tierra firme que encontraran. El apóstol escuchó. Santiago se hizo presente en aquellos gallegos, hizo suyas sus peticiones y actuó. La mar volvió en calma, el Sol propagó sus rayos con más luminosidad de lo habitual y, frente, como de improviso, en el horizonte aparecieron las verdes montañas tirajaneras semejando el ubérrimo paisaje galaico.



Allá se dirigieron los marineros con la pequeña imagen ecuestre jacobea. Se detuvieron en lo que hoy se llama El Lomito de Santiago y allí levantaron su ermita para entronizarlo, entre pinos y brezos, aromas de duraznos y peros, teniendo como acólitos los valles de La Plata, Cercados de Araña y Ayacata.



Allí se centró la piedad jacobea isleña, cita obligada de peregrinos los 25 de julio de cada año, por los siglos de los siglos. Hasta el 16 de septiembre de 1849 se llamó Santiago del Pinar. Tras ser trasladado a la parroquia de San Bartolomé -más tarde nombrado compatrono de la Diócesis- se le empezó a denominar Santiago el de Tunte y, desde los primeros años del siglo pasado XX, todo el mundo lo conoce por "Santiago el Chico", para distinguirlo de la imagen que llegó en 1903 y figura desde entonces en el templo consagrado de San Bartolomé Apóstol.



Santiago el del Pinar, Santiago "el Chico", Santiago de Tunte... Una constante jacobea en el devenir histórico cuyo conocimiento ha quedado expuesto en las investigaciones realizadas por el hijo predilecto y primer cronista oficial de la Villa de San Bartolomé de Tirajana, don Santiago Cazorla León. Ayer, villeros y peregrinos subieron los Lomos de Pedro Afonso, Hueso Bermeja y Chira, para llegar a la explanada de la antigua ermita, donde hubo misa y, a su final, se realizó la bajada desde El Pinar hacia el centro de la capital de la Villa.


Foto: grancanariatv.com

Es la Bajada -¡no romería, como impropiamente la califican algunos!-. Es el lugar raíz de donde arranca el fundamento de la fiesta ya que fue la ermita de Santiago del Pinar, en lo alto del frondoso bosque, lugar del fervor con el tradicional peregrinar desde las riberas sureñas hasta la cumbre. La gente tirajanera es espléndida, generosa y amable.


Foto: grancanariatv.com

Experiméntenlo ustedes mismos, visitando estos días la capital de la Villa de San Bartolomé de Tirajana, tierra bendita por la planta del Apóstol Santiago. Los tuntuenses abren sus casas para ofrecer la amistad y alegría sana de sus actos, religiosos y lúdicos, de las patronales solemnidades jacobeas, en medio del vergel de preciadas flores y sabrosos frutos.
Santiago, un año más, vive arropado en leyenda. 
Ya está en el santuario de Tunte.



¡BUEN DÍA DE SANTIAGO!

20 jul. 2018

"Reliegos"

Lugar: Reliegos   
Situación: Parroquia de Reliegos, municipio de Santas Martas
Localización: Lat. 42º 28’ 21,10’’ N - Long. 5º 21’ 9,75’ W 
Etapa en la que se encuentra: Bercianos del Real Camino - Mansilla de las Mulas
Dista: 20,0 Kmts. desde Bercianos del Real Camino - 6,2 Kmts. hasta Mansilla de las Mulas
Altitud: 830 mts.
Camino: Francés
Provincia: León (Castilla y León)


Tras algo más de quince kilómetros de tránsito por la planicie comarcal de Las Matas, ...


que separa La Tierra de Campos del Valle del Esla, el Peregrino alcanza Reliegos o Reliegos de las Matas, a la vez que en el horizonte aparece Mansilla de las Mulas.


Pero para ello deberá dejar atrás un largo trecho en el que la lejana compañía de la cordillera Cantábrica ...


y el intermitente paso de los trenes, ...


le recordará la existencia de otro paisaje y otra vida, referencias que parecen inalcanzables hasta pasar bajo las vías, cosa que antaño tocaba hacer sobre las mismas.


Pese a la existencia de yacimientos paleolíticos y la confluencia de tres calzadas militares romanas en el entorno, las primeras referencias a Relligos son del año 916, en el testamento del rey leonés Ordoño II, apareciendo posteriormente mencionado como Religos, nombre que se cree podría proceder de “relinquo” (dejar restos) de “relego-is” (agrupar de nuevo) o incluso de “reliquiae-a’rum” (reliquias, restos).


Al paso por su calle Real, en la que el 28 de diciembre de 1947 cayó un meteorito de más de 17 kilos de peso, llama la atención su arquitectura de adobe y tapial, ...


junto a las abundantes bodegas ...


y palomares que rodean el pueblo.


La actual iglesia de San Cornelio y San Cipriano, pese a conservar las prácticamente totalidad de las antiguas imágenes de los siglos XII, XIII y posteriores, además de haberse reutilizado parte del artesonado, poco tiene que ver con la levantada en el siglo XV que el 11 de diciembre del año 2000 se desplomó tras un paulatino deterioro estructural.

17 jul. 2018

"Melide"

Lugar: Melide
Situación: Parroquia y municipio de Melide
Localización: Lat. 42º 54’ 54,69’’ N - Long. 8º 0’ 59,21’’ W
Etapa en la que se encuentra: Puente Ferreira - Melide - Arzúa
Dista: 20,5 Kmts. desde Puente Ferreira - 14,1 Kmts. hasta Arzúa
Altitud: 455 mts.
Caminos: Primitivo y Francés
Provincia: Coruña (Galicia)


Melide es el lugar en el que el Camino Francés se incorpora al trazado del Camino Primitivo, ruta que desde Oviedo siguió Alfonso II para iniciar la historia de las peregrinaciones a Santiago, siendo éstas las principales impulsoras del desarrollo de los pueblos y caserios del antiguo territorio de Abeancos.


Las primeras referencias a Melide se encuentran en un códice del año 1189, aunque se cree que con anterioridad ya se hacen alusiones al lugar como Milierata, de donde podría proceder su nombre según algunos autores, pues se tiene constancia del paso de una calzada romana por sus tierras, mientras otros buscan el origen del topónimo en el nombre latino Mellitus.


El Peregrino que procede de Oviedo entra en la villa melidense por el corazón de su casco histórico, pues así se considera la plaza del convento que domina la torre de la iglesia parroquial de San Pedro o de Sancti Spiritus, templo que perteneció al desaparecido convento de la Orden Tercera de San Francisco, fundado en el siglo XIV y de cuyo origen solo queda una pequeña capilla lateral, conocida como la del Cristo. 


Su imagen actual es producto de las obras realizadas en los siglos XIV, XV y especialmente las llevadas a cabo en el XVIII, durante las que también se levanta la torre, pasando a desempeñar las funciones de iglesia parroquial en el año 1840.


El interior guarda un magnífico retablo mayor de estilo barroco, además de otros cinco de menor tamaño de corte neoclásico, junto a numerosas piezas de imaginería religiosa y sepulcros de interés. 


La plaza además de por la Iglesia, está rodeada de otros edificios como el museo de la tierra de Melide o la Obra Pia de San Antonio o San Antón, nombre con el que se denomina al singular pazo y capilla de estilo barroco, con marcadas influencias precolombinas, construido en el siglo XVII por Domingo de Andrade, albergando desde 1960 las dependencias del ayuntamiento melidense. 


La capilla de planta rectangular con nave cubierta de medio cañón, conserva un par de esculturas orantes esculpidas en granito en el año 1674 por Mateo Prado, que representan a los fundadores de la Obra Pia sobre sus sepulcros. 


Los Peregrinos que acceden a Melide por el Camino Francés, el primer edificio mencionable que se encuentran es la actual capilla de San Roque, construida en el año 1949 con materiales de las desaparecidas iglesias medievales de San Pedro y San Roque, destacando la bonita portada principal, original de principios del siglo XIV y procedente del primero de los mencionados templos. 


Enmarcada por dos contrafuertes, está compuesta por tres arquivoltas semicirculares que apuntan a una estética gótica, con columnas de pequeños fustes sobre basas altas y capiteles con decoración vegetal. 


Junto a la capilla se encuentra un crucero gótico del siglo XIV, probablemente más antiguo de Galicia, ....


en cuyo anverso se representa un Cristo en Majestad sedente coronado, que muestra las llagas de la mano con un paño que le cubre las piernas, mientras en el anverso se puede ver un Calvario. 


Pero los Peregrinos se encuentran con la joya arquitectónica de Melide en el momento de abandonar la villa, y ésta no es otra que la bonita iglesia de Santa María.


Templo construido íntegramente en granito a finales del siglo XII, con tres volúmenes bien marcados al exterior: cabecera con cilindro absidial, presbiterio y nave, a cuyo lado norte se adosó en tiempo reciente la sacristía. 


El ábside está decorado por dos semi columnas, coronadas por capiteles que lo dividen en tres lienzos, abriéndose en el central un ventanal decorado con una arquivolta adornada por capiteles, columnas y basas, completando la ornamentación absidial una moldura ajedrezada y una serie de canecillos.


Del conjunto llama especialmente la atención la portada sur, que abre sus dos arquivoltas molduradas sobre columnas con capiteles vegetales y zoomorfos, bajo el tejaron y flanqueada por dos arcosolios apuntados y otros tantos contrafuertes.


También despierta interés la portada oeste compuesta por tres arquivoltas, en la que conviven capiteles con cestas vegetales con otros de temática animal.


La nave está cubierta con armadura de madera a dos aguas, mientras una bóveda semicircular remata el ábside, en cuyas paredes se extiende un conjunto de pinturas relativamente recientes.


El altar es el original del templo y llama la atención por su esmerada decoración, en la que se suceden arquillos ciegos decorados, estando rematados los ángulos del ara por cabezas labradas. Adosada a la sacristía se puede ver un trozo de la única reja románica, que se tiene constancia en Galicia.


El Peregrino no debe abandonar Melide sin haber degustado el excelente pulpo que ofrecen sus tradicionales pulperías.