30 may. 2019

"Rabanal del Camino"

Lugar: Rabanal del Camino
Situación: Parroquia de Rabanal del Camino, municipio de Santa Colomba de Somoza
Localización: Lat. 42º 28’ 56,36’’ N - Long. 6º 17’ 4,80’ W 
Etapa en la que se encuentra: Astorga - Rabanal del Camino - Ponferrada
Dista: 20,4 Km desde Astorga - 32,6  Km hasta Ponferrada 
Altitud: 1.150 m
Camino: Francés
Provincia: León (Castilla y León)


Poco antes de alcanzar la ermita del Cristo de la Vera Cruz, el Peregrino deja por la izquierda unos bancos y mesas de piedra junto a un gran tronco seco, único vestigio del viejo "Roble del Peregrino".


El árbol, que había dado sombra y cobijo a los Peregrinos durante 300 años, ...


fue derribado por las fuertes rachas de viento que azotaron la zona el lunes 4 de noviembre del año 2013. 


Todavía en la margen izquierda de la carretera, antes de entrar en la sirga Real de Rabanal, se encuentra la mencionada ermita del Bendito Cristo de la Vera Cruz rodeada por el cementerio. 


Edificio del siglo XVIII, en el que se venera una popular imagen de Cristo crucificado, al que se le atribuyen poderes curativos. 


Aunque las primeras referencias a Rabanal del Camino se remontan al siglo VIII, no comenzará a adquirir importancia hasta que el Camino Francés va ganando notoriedad, a lo que contribuirán el figurar como final de la novena etapa del Codex Calixtinus y la Orden del Temple. 


Durante los siglos XVII y XVIII Rabanal es el pueblo maragato por excelencia, cuna de importantes y ricos arrieros, siendo uno de ellos, José Calvo, el que financia la construcción de la ermita de San José. 


Al poco trecho de transitar por la calle Mayor, en la margen derecha se encuentra la puerta adintelada de la capilla de San José, sobre la que se encuentra una hornacina que alberga la imagen del Santo, el templo fue construida el año 1733 con planta de salón, dividida en tres espacios iguales.


Inicialmente contó con una torre que se vino abajo en el siglo IXX, siendo sustituida por la actual de ladrillo revestido. 


Pero lo realmente sorprendente es la riqueza de su imaginería y de los cinco retablos, el mayor y cuatro menores, de estilo churrigueresco, todos realizados en el siglo XVIII y considerados como los mejores de la maragatería. 


Continuando el recorrido por la Calle Mayor, un poco más adelante y en la misma margen que la ermita, se encuentra la Casa de las Cuatro Esquinas, en la que se dice pernocto Felipe II en su Camino a Santiago.


Poco más arriba y por la izquierda se levanta la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, templo románico del siglo XII al que se le atribuye un origen templario. 


Consta de nave única cubierta por bóveda de cañón ligeramente apuntada y dividida en tramos por arcos fajones, la planta está rematada por un ábside semicircular con bóveda de horno, que junto a los dos primeros tramos de la nave pertenecen a la construcción original. 


Tanto la espadaña como el reloj, son añadidos en el siglo XVIII y XIX respectivamente. 


La sobriedad del interior de la Parroquial contrasta con el derroche decorativo de la capilla de San José.

  

Frente al atrio de la iglesia se encuentra el singular edificio que, desde el mes de febrero del año 2001, alberga a los monjes benedictinos que fundaron el Monasterio de San Salvador del Monte Irago y el refugio Gaucelmo.

23 may. 2019

"Camino de Las Palancas"


Se acerca el verano y serán muchos los Peregrinos del Camino de la Costa, que al llegar frente al mojón de Las Chabolas en Soto de Luiña, se preguntarán: ¿Camino o Ballotas?.


Duda que por medio de esta entrada, pretendemos ayudaros a tener resuelta antes de verse frente a la señal, para lo que además de leer la descripción de la etapa, consideramos adecuado hacer algunas matizaciones.
Tramo por Camino, sigue el trazado histórico del Camino Real de las Palancas, poco más de 18 km de ruta de montaña, con un perfil quebrado, precioso entorno pero solitario y poco frecuentada por los Peregrinos, sin lugares para avituallarse, poca agua y escasas posibilidades de escapatoria. La mayor parte de la jornada discurre pos pistas y caminos.
  • pese a ser relativamente corta, debido a sus características, no es aconsejable afrontarla si la forma física del Peregrino no es buena.
  • debe llevarse agua y comida.
  • nunca deberá afrontarse en caso de niebla, climatología adversa o previsiones de empeoramiento del tiempo, en ese caso se debe continuar por Ballotas.
  • conviene iniciar la jornada desde Soto de Luiña y no de lugares más lejanos.
  • es aconsejable llevar el teléfono con carga y a ser posible un sistema de navegación, GPS, wikiloc o similar, por si fuese necesario utilizarlo.
Tramo por Ballotas, en su mayor parte sigue el trazado de la antigua N-632, por lo que el asfalto tiene bastante protagonismo a lo largo de los 22 km del tramo. Es el más utilizado por los Peregrinos y aunque su perfil no es precisamente llano, es mucho más suave que las Palancas. Por discurrir cerca del mar, también ofrece bonitas vistas sobre el Cantábrico.

4ª (B) Etapa 
Camino por Las Palancas 
Las Chabolas (Soto de Luiña) – Villademoros (Cadavedo) 

Distancia: 18,31 km. 
Dificultad: Alta 
Tiempo total estimado: 6 horas 
Tiempo estimado sin paradas: 4,45' horas 
Punto más alto: 6º 20’ 40.55’’ W - 43º 31’ 21.56’’ N 
630 m. km 10,4 portilla del alto de las peñas del Bolado. 
Punto más bajo: 6º 24’ 6.52’’ W – 43º 32’ 42.15’’ N 
115 m Punto de conexión de los dos trazados en Villademoros (Cadavedo). 
Desnivel acumulado subiendo: 652 m. 
Desnivel acumulado bajando: 649 m. 
Señalización: En mayo de 2019, la imprescindible a lo largo de todo el recorrido, resultando escasa en algún tramo y un poco confusa en otros, tanto por la falta de vieiras en los mojones, como por ausencia de flechas en los mismos u otros lugares. 
Enlace Wikiloc: 
Albergues: En Cadavedo. 
Alojamiento alternativo: En Cadavedo.
Lugares para avituallarse: Ninguno. 
Observaciones: En el caso de iniciar la jornada en Soto de Luiña, a los 18,31 km deben añadirse los 1.400 m, que separan el albergue de Soto de la bifurcación de los trazados. 
La etapa tiene las características de un recorrido de montaña, con la dureza propia de los mismos, por lo que es imprescindible afrontarla en buena forma física, con agua y algo de comida. No es aconsejable adentrarse en la sierra con climatología dudosa o adversa, debiendo continuar por la opción de las Ballotas.
Última actualización: En mayo de 2019.


0,00’ h - km. 0,0 
.- Las Chabolas, hotel restaurante Cabo Vidio (128 m). 
El tramo comienza en el mojón que se levanta, justo en el vértice de unión del camino que nace junto al muro del hotel Cabo Vidio y la antigua N-632, sobre la que continúa la opción que discurre por Novellana y las Ballotas.


Los primeros pasos se dan sobre un corto tramo hormigonado por el que se alcanza la primera bifurcación, continuando por la derecha para afrontar las primeras rampas de la jornada tras rebasar un depósito de agua. Inicialmente el trazado no ofrece dudas de señalización, ni otras dificultades que no sean los pendientes tramos que se suceden en el marcado camino por el que se transita.


Ya que discurre por la antigua traza del Camino Real de las Palancas, sobre la que una sucesión de mojones solventan las posibles dudas que pueden asaltarnos en los desvíos o bifurcaciones hasta el llano de la Paja.


0,55’ h - km. 3,5 
.- Llano de la Paja (217 m). 
Un tramo de 300 m de perfil más suave nos indica que alcanzamos éste punto de referencia, siendo a partir de aquí hasta llegar al asfalto de Silvaoscura, donde la señalización nos puede generar alguna duda.


Pues hasta en tres ocasiones, las vieras de los mojones invitan a dejar el marcado camino por el que venimos transitando desde Las Chabolas, la primera y la tercera nos sugieren abandonarlo por la derecha, mientras la segunda lo hace por la izquierda.


Éstos mojones, marcan la presumible continuidad del primitivo trazado Real, pequeños tramos que en la actualidad son simples senderos, no siempre transitables, que al poco trecho se reincorporan al actual camino principal.

Trazado histórico, en los dos primeros tramos con desvíos

La continuidad sobre el trazado original, no siempre es posible, pues la poca utilización del mismo y su escaso mantenimiento lo dificultan notablemente, por lo que nuestro consejo es que en caso de duda, se siga siempre por el camino principal y así evitar posibles rodeos innecesarios, ...


traza sobre la que también iremos encontrando la compañía de las balizas amarillas de un gaseoducto.

Trazado por el camino principal, en los dos primeros tramos con desvíos

Una vez dejado atrás el semi-llano toca afrontar la dura rampa del cerro Perina, elevación que el trazado primitivo rodea por la derecha, ...

Trazado histórico en el tramo del cerro Perina

pero que nosotros aconsejamos salvar por la pista principal, aunque eso conlleve subir 300 m de fuerte pendiente, ...

Trazado por el camino principal en el tramo de cerro Perina

que nos recompensará con una espectacular panorámica sobre la costa cantábrica y ambas laderas de la sierra, si las nubes lo permiten.


Rebasado el cerro, son 900 m de sube y baja los que nos separan de la carretera que asciende desde Novellana, por la que recorreremos los últimos 100 m para llegar al cruce y casas de Silvaoscura.


1,40’ h - km. 5,7 
.- Silvaoscura (400 m). 
Una vez en el cruce, el trazado sigue por la derecha para pasar junto a la única casa con hórreo habitada y otras dos en estado ruinoso de Silvaoscura.


Designación que suponemos de época reciente para el poblado, pues en los mapas IGN se utiliza Silva Oscura como nombre de la ladera sur, denominando a las casas como Venta Vieja y Venta Nueva, nombres con los que también aparecen mencionadas en antiguos relatos y documentos, además de en la Topoguía de la ruta de la Costa editada por el Principado de Asturias en el año 1994, obra fundamental para la oficialización del trazado costero.

Venta Nueva, en el concejo de Valdés

Otra curiosidad de éste lugar es que pese a la cercanía de las casas, las del margen izquierdo (Venta Nueva) de la carretera se encuentran en el concejo de Valdés y la del derecho (Venta Vieja) en el de Cudillero, si bien es verdad que desde los Llanos de la Paja y durante los siguientes 5 km, el trazado discurre prácticamente sobre el límite de ambos concejos, lo que provoca continuos cambios de municipio.

Venta Vieja, en el concejo de Cudillero

Una vez pasadas las Ventas, los siguientes 2 km se realizan sobre el asfalto de la carretera cumbrera, dejando atrás los desvíos a La Mafalla y Las Cruces, para a poco más de un centenar de metros de pasar el segundo, ...


en una marcada curva a la derecha de la carretera, cambiar el asfalto por la tierra de la amplia pista que nace frente al caminante y por la que se inicia el ascenso a la falda del pico Paradiella.

2,05’ h - km. 7,6 
.- Inicio de pista, curva a Ballota y ermita de San Roque (217 m). 
Durante los siguientes 1.300 m se continúa ganando altura, sobre la marcada pista por la que se transita desde que se dejó atrás el asfalto, para alcanzar un cruce en el que un mojón nos marca la continuidad por el camino central, por el que se puede continuar durante los siguientes 400 o 1.500 m.


Las opciones obedecen a que a los 400 m de haber tomado el ramal, el trazado histórico lo abandona por la izquierda durante 500 m, ...


para volver a hacerlo por la misma mano y durante otro medio kilómetro para llegar al Alto de las Peñas del Bolado, lugar que también se alcanzará en el caso de haber continuado sobre el camino principal.

Trazado histórico en el tramo final de ascensión al Bolado

2,50’ h - km. 10,4 
.- Alto de las peñas del Bolado (630 m). 
Una portilla metálica, que siempre debe dejarse cerrada, marca la cota más alta de la jornada y el comienzo del descenso al valle de San Pelayo.


Los primeros 600 m de suave descenso, se hacen sobre el sendero que atraviesa la pradería a la que se accede tras rebasar la portilla, caminando a la sombra de las antenas que coronan el pico Paradiella. Atravesado el prado se alcanza un collado y un corto tramo llano en el que confluyen varias sendas, debiendo continuar por la derecha para iniciar un descenso en diagonal, ...


también por la derecha, según marca un mojón. Tras 1,4 km de bajada por un marcado camino, que hace de balcón sobre la costa occidental asturiana y que en algún tramo discurre junto a muros de piedra, se alcanzan los primeros pinos del monte la Carrilona en el lugar de Cándano Blanco.


3,20’ h - km. 12,8 
.- Cándano Blanco (inicio pista por pinar) (484 m). 
La traza desciende a lo largo de 2 km en zigzag sobre una amplia pista rodeada de pinar, hasta ganar la carretera sobre la que se continúa por la derecha durante 800 m, ...


para llegar a las casas del Cutellón de San Pelayo de Tehona, entre las que se continúa descendiendo durante medio kilómetro hasta alcanzar la AS-268 a la altura de La Collada.

4,05’ h - km. 16,0 
.- La Collada AS-268 (150 m). 
En este punto toca atravesar la AS-268 en dirección a las dos carreterillas que se bifurcan frente al Peregrino, para continuar en ascenso por la derecha durante poco más de 100 m, ya que nada más superar la entrada de la casa que venimos semi rodeando, se deja el asfalto por la derecha sobre un camino que nace junto a un poste eléctrico ...


y tras 100 m entre dos prados y un pequeño monte, se incorpora a otro de mayor entidad, sobre el que se continúa por la derecha durante 1,4 km a través de un bonito entorno de bosque, en su mayor parte autóctono, ...


hasta alcanzar una casa y la A-8, trazado que se salva sobre un puente que nos permite llegar a las casas de Villarriba de Villademoros.


4,45’ h - km. 18,31 
.- Villademoros (114 m). 
Doscientos metros después de haber salvado la autovía nos sale al paso el trazado de la vieja N-632, siendo en este lugar de la parroquia de Cadavedo, donde se unen los trazados de Las Palancas y Ballotas, ...


continuando desde aquí en uno solo hasta la bifurcación de Campos, ya en el concejo de Tapia de Casariego. En Villademoros llama la atención un torre defensiva del siglo XV y la casona contigua del siglo XVIII, se encuentran en las fincas cercanas al mar por detrás de la pequeña ermita de La Asunción, pudiendo verse desde la misma N-632.

16 may. 2019

“De Santa Marta de Tera a Las Palancas”


No no, no es que me haya inventado un nuevo Camino entre estos dos lugares del Sanabrés y la Costa, ...


es que el pasado sábado, mientras Ana y su peña disfrutaban del ambiente de la capital lucense, yo me acerqué al pueblo zamorano de Santa Marta de Tera con la intención de visitar su iglesia románica, construida en los siglos XI y XII, ...


en cuya portada sur se encuentra la imagen pétrea más famosa del Apóstol Santiago, de todos los Camino que llevan a su tumba.


Imagen de finales del siglo XII, en la que se representa a Santiago Apóstol con los atributos del Peregrino, para la que desde hace un tiempo se están pidiendo medidas especiales de conservación, debido al permanente deterioro que está sufriendo. 


Pero además de la mencionada figura, el templo guarda otros sorprendentes elementos para los ojos del visitante; como el capitel que durante los equinoccios es iluminado por un rayo de sol a las ocho de la mañana, ...


pero esto y el resto de las cosas que tan amablemente me explicó “Celes”, las dejaré para una entrada dedicada exclusivamente a la iglesia de Santa Marta de Tera.


También a sugerencia de “Celes”, me acerqué al pueblo de Granucillo para visitar el dolmen de San Adrián. 


La vuelta a casa, decidí hacerla por Pajares y dar un paseo por la frontera para estirar un poco las piernas, ...


para antes de regresar a Oviedo, al paso por Ujo, hacer una breve parada para visitar su reconstruida iglesia de Santa Eulalia de origen románico.


Y el domingo, para descansar de tanto coche del sábado, decidí saldar la cuenta que desde el año 2014 tenía pendiente con Las Palancas, controvertido “histórico” tramo de Camino de la Costa, por el que en nuestra andadura costera de aquel año nos habíamos metido “por error” y del que nos tuvimos que escapar en Silvaoscura, descendiendo por la carreterilla que baja hasta Novellana.


Pero yo me había quedado con las ganas de recorrerlo íntegramente para documentarlo e incorporarlo a la correspondiente pestaña del blog, cosa que por una razón u otra fui dejando hasta el pasado domingo.


Y como la próxima semana tengo la intención de publicar la correspondiente entrada con la descripción detallada del tramo, hoy solamente adelantaré algunas opiniones y conclusiones muy, pero que muy personales.


A ésta etapa bien se la podría llamar “la bella olvidada” por ser tan desconocida como poco transitada, o también “los hospitales de la Costa” por discurrir a lo largo de un espectacular entorno y con un perfil, comparable al de la etapa del Primitivo.


Teniendo en común las dos, la falta de agua y de puntos de avituallamiento, junto a las escasas posibilidades de escapatoria.


Otros aspectos a tener en cuenta serán; que debido a su perfil, es aconsejable iniciar la jornada desde Soto de Luiña o desde Las Chabolas y no desde un lugar más lejano, otro es que nunca debe afrontarse ésta etapa con malas o dudosas condiciones climatológicas, ni tampoco si nuestra forma física no es buena, en estos casos será mejor continuar por Las Ballotas.


También sería conveniente informarse del estado de limpieza y mantenimiento del trazado, ya que la vegetación en Asturias crece con rapidez, dificultando el paso por alguno de los senderos sobre los que discurre la traza.


Y finalmente recordar que la etapa garantiza paisaje espectacular, paz y soledad, pues es muy poco transitada.