30 may. 2019

"Rabanal del Camino"

Lugar: Rabanal del Camino
Situación: Parroquia de Rabanal del Camino, municipio de Santa Colomba de Somoza
Localización: Lat. 42º 28’ 56,36’’ N - Long. 6º 17’ 4,80’ W 
Etapa en la que se encuentra: Astorga - Rabanal del Camino - Ponferrada
Dista: 20,4 Km desde Astorga - 32,6  Km hasta Ponferrada 
Altitud: 1.150 m
Camino: Francés
Provincia: León (Castilla y León)


Poco antes de alcanzar la ermita del Cristo de la Vera Cruz, el Peregrino deja por la izquierda unos bancos y mesas de piedra junto a un gran tronco seco, único vestigio del viejo "Roble del Peregrino".


El árbol, que había dado sombra y cobijo a los Peregrinos durante 300 años, ...


fue derribado por las fuertes rachas de viento que azotaron la zona el lunes 4 de noviembre del año 2013. 


Todavía en la margen izquierda de la carretera, antes de entrar en la sirga Real de Rabanal, se encuentra la mencionada ermita del Bendito Cristo de la Vera Cruz rodeada por el cementerio. 


Edificio del siglo XVIII, en el que se venera una popular imagen de Cristo crucificado, al que se le atribuyen poderes curativos. 


Aunque las primeras referencias a Rabanal del Camino se remontan al siglo VIII, no comenzará a adquirir importancia hasta que el Camino Francés va ganando notoriedad, a lo que contribuirán el figurar como final de la novena etapa del Codex Calixtinus y la Orden del Temple. 


Durante los siglos XVII y XVIII Rabanal es el pueblo maragato por excelencia, cuna de importantes y ricos arrieros, siendo uno de ellos, José Calvo, el que financia la construcción de la ermita de San José. 


Al poco trecho de transitar por la calle Mayor, en la margen derecha se encuentra la puerta adintelada de la capilla de San José, sobre la que se encuentra una hornacina que alberga la imagen del Santo, el templo fue construida el año 1733 con planta de salón, dividida en tres espacios iguales.


Inicialmente contó con una torre que se vino abajo en el siglo IXX, siendo sustituida por la actual de ladrillo revestido. 


Pero lo realmente sorprendente es la riqueza de su imaginería y de los cinco retablos, el mayor y cuatro menores, de estilo churrigueresco, todos realizados en el siglo XVIII y considerados como los mejores de la maragatería. 


Continuando el recorrido por la Calle Mayor, un poco más adelante y en la misma margen que la ermita, se encuentra la Casa de las Cuatro Esquinas, en la que se dice pernocto Felipe II en su Camino a Santiago.


Poco más arriba y por la izquierda se levanta la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, templo románico del siglo XII al que se le atribuye un origen templario. 


Consta de nave única cubierta por bóveda de cañón ligeramente apuntada y dividida en tramos por arcos fajones, la planta está rematada por un ábside semicircular con bóveda de horno, que junto a los dos primeros tramos de la nave pertenecen a la construcción original. 


Tanto la espadaña como el reloj, son añadidos en el siglo XVIII y XIX respectivamente. 


La sobriedad del interior de la Parroquial contrasta con el derroche decorativo de la capilla de San José.

  

Frente al atrio de la iglesia se encuentra el singular edificio que, desde el mes de febrero del año 2001, alberga a los monjes benedictinos que fundaron el Monasterio de San Salvador del Monte Irago y el refugio Gaucelmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario