16 may. 2019

“De Santa Marta de Tera a Las Palancas”


No no, no es que me haya inventado un nuevo Camino entre estos dos lugares del Sanabrés y la Costa, ...


es que el pasado sábado, mientras Ana y su peña disfrutaban del ambiente de la capital lucense, yo me acerqué al pueblo zamorano de Santa Marta de Tera con la intención de visitar su iglesia románica, construida en los siglos XI y XII, ...


en cuya portada sur se encuentra la imagen pétrea más famosa del Apóstol Santiago, de todos los Camino que llevan a su tumba.


Imagen de finales del siglo XII, en la que se representa a Santiago Apóstol con los atributos del Peregrino, para la que desde hace un tiempo se están pidiendo medidas especiales de conservación, debido al permanente deterioro que está sufriendo. 


Pero además de la mencionada figura, el templo guarda otros sorprendentes elementos para los ojos del visitante; como el capitel que durante los equinoccios es iluminado por un rayo de sol a las ocho de la mañana, ...


pero esto y el resto de las cosas que tan amablemente me explicó “Celes”, las dejaré para una entrada dedicada exclusivamente a la iglesia de Santa Marta de Tera.


También a sugerencia de “Celes”, me acerqué al pueblo de Granucillo para visitar el dolmen de San Adrián. 


La vuelta a casa, decidí hacerla por Pajares y dar un paseo por la frontera para estirar un poco las piernas, ...


para antes de regresar a Oviedo, al paso por Ujo, hacer una breve parada para visitar su reconstruida iglesia de Santa Eulalia de origen románico.


Y el domingo, para descansar de tanto coche del sábado, decidí saldar la cuenta que desde el año 2014 tenía pendiente con Las Palancas, controvertido “histórico” tramo de Camino de la Costa, por el que en nuestra andadura costera de aquel año nos habíamos metido “por error” y del que nos tuvimos que escapar en Silvaoscura, descendiendo por la carreterilla que baja hasta Novellana.


Pero yo me había quedado con las ganas de recorrerlo íntegramente para documentarlo e incorporarlo a la correspondiente pestaña del blog, cosa que por una razón u otra fui dejando hasta el pasado domingo.


Y como la próxima semana tengo la intención de publicar la correspondiente entrada con la descripción detallada del tramo, hoy solamente adelantaré algunas opiniones y conclusiones muy, pero que muy personales.


A ésta etapa bien se la podría llamar “la bella olvidada” por ser tan desconocida como poco transitada, o también “los hospitales de la Costa” por discurrir a lo largo de un espectacular entorno y con un perfil, comparable al de la etapa del Primitivo.


Teniendo en común las dos, la falta de agua y de puntos de avituallamiento, junto a las escasas posibilidades de escapatoria.


Otros aspectos a tener en cuenta serán; que debido a su perfil, es aconsejable iniciar la jornada desde Soto de Luiña o desde Las Chabolas y no desde un lugar más lejano, otro es que nunca debe afrontarse ésta etapa con malas o dudosas condiciones climatológicas, ni tampoco si nuestra forma física no es buena, en estos casos será mejor continuar por Las Ballotas.


También sería conveniente informarse del estado de limpieza y mantenimiento del trazado, ya que la vegetación en Asturias crece con rapidez, dificultando el paso por alguno de los senderos sobre los que discurre la traza.


Y finalmente recordar que la etapa garantiza paisaje espectacular, paz y soledad, pues es muy poco transitada.

4 comentarios:

  1. Santa Marta es una gozada y ese Santiago sencillamente Maravilloso.
    Apúrate a lo de las palancas que en breve o no tanto 😁😁estaré por allí..
    Gracias por seguir, aún jubilau trabajando pa nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdaderamente son una pasada el Apóstol y la iglesia, y lo de la luz equinoccial debe ser impresionante. Igual en una de éstes me escapo en la del otoño.
      Ya avisé a Celes que vienes como un cohete 🤣🤣🤣🤣.
      Las Palancas publícoles el jueves, esta limpio y seco, ya te daré un toque pa secuestrate cuando estés un pocu más cerca, un abrazu.
      Ya sabes que lo del blog ye un víciu y un placer.
      ¡¡BUEN CAMÍN!!

      Eliminar
  2. Ya he estado dos veces en Sta. Marta de Tera con motivo de la luz equinoncial y eso que subo desde Alicante. Una maravilla, toda la zona con Tábara y Moreruela. Celes, es de esas personas que hacen grande todo lo que hacen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe de ser impresionante, Celes me enseñó algunas fotos y un vídeo en su móvil y pone los pelos de punta, así que es probable que para la próxima me acerque, yo lo tengo a un par de horas de casa.
      Y efectivamente, Celes me explicó con todo detalle todos y cada uno de los rincones del templo y del pequeño museo, además de recomendarme otros lugares para visitar, ¡ un verdadero encanto!.
      Arturo muchas gracias por seguirnos y por el comentario, un saludo desde Asturias.

      Eliminar