2 may. 2020

"Van 49 y ... al 50 salimos"


Tras esos días de Camino por tierras gran canarias, por fin vamos a poder abandonar la clausura y salir a estirar las piernas. Y así parecía anunciarlo hace unos días el arco iris, al colocarse sobre una de las casas de Pandu a la vez que un ratonero lo atravesaba.


Así que durante esta primera semana tocará comenzar a recuperar poco a poco la forma, y mientras tanto, ir planificando las fechas para cumplir con los compromisos peregrinales adquiridos durante el periodo de confinamiento.


Pero lo primero que haré, para contaros en la próxima entrada, será recorrer el tramo de Camino que pasa cerca de casa, para a medida que los días vayan transcurriendo y la cosa mejore, ir ampliando el radio de acción.


Para a partir del día 11 de mayo, poder pensar en cumplir mi primer compromiso serio, que como es tradicional en nuestra tierra, será con La Santina.


Visita, que durante éste año, tendré que repetir en varias ocasiones. Pues también deberé acompañar a Ana en su promesa, además de saldar la que tengo pendiente con Tino por haber logrado finalizar La Desértica, y probablemente caiga alguna más.


Mi segunda obligación andariega será con San Salvador, sin embargo esta estará condicionada por la apertura de las iglesias, pues así como la Santina se la ve desde las escaleras de la Cueva o desde la Basílica, ...


para visitar a El Salvador es necesario entrar en la catedral ovetense. 


Tengo que confesaros que desde que se conoció la fecha de comienzo de la primera fase de desescalamiento, me está costando un poco de trabajo gestionar la ansiedad por recuperar la libertad "condicional", y probablemente hoy incluso me cueste un poco conciliar el sueño.

¡MUCHAS GRACIAS POR SEGUÍR TRABAJANDO, 
PARA CUIDARNOS A LOS DEMÁS!



¡Lo vamos a conseguir … ya falta menos!
¡BUEN CAMINO!


"¡Herru Santiagu!
¡Got Santiagu!
¡E ultreia! ¡e suseia!
¡Deus adiuva nos!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario