6 may. 2020

“Por fin en libertad condicional”


Ya llevamos varios días disfrutando del nuevo régimen de libertad vigilada y parece, pese a las imágenes de indisciplina y desorden que se vieron en los medios durante el fin de semana, que la cosa tiende a normalizarse.


Bueno ... salvo que nuestros insignes "desgobernates" se lo propongan y sigan poniendo palos entre las ruedas de nuestros maltrechos carros, ... que también es otra opción con muchas posibilidades.


Nosotros seguimos cumpliendo con el horario asignado, madrugando un poco, para seguir el plan de recuperar la forma.


Y tal como teníamos previsto, estamos haciendo los kilómetros de rigor, sobre el tramo del Camino del Norte que llega a La Villa desde Sebrayu, de momento suave y sin pasarse de los 10 k, que ya tenemos cierta edad.


Como os podéis imaginar, en este tramo la actividad caminera es nula y la vegetación también va ocupando su espacio.


La única aglomeración que nos encontramos en éstos días, fue de lagartijas en la soleada grieta de un muro.


Mientras tanto seguimos entrenando por territorio Maliayo.



Y poco a poco, las piernas van despertando de la cuarentena y la mente pensando en los 52 k del Camín a Covadonga, que espero poder afrontar la próxima semana.

¡MUCHAS GRACIAS A LOS QUE SEGUÍS TRABAJANDO, PARA CUIDARNOS A LOS DEMÁS ...


Y A LOS QUE NOS ANIMASTEIS LOS DÍAS, CON VUESTROS VÍDEOS, CHISTES, CANCIONES, PRENSA, MENSAJES DE ÁNIMO Y BUENOS DÍAS!


¡Ahora ya no falta casi nada!
¡BUEN CAMINO!


"¡Herru Santiagu!
¡Got Santiagu!
¡E ultreia! ¡e suseia!
¡Deus adiuva nos!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario