30 nov. 2011

Fuerte de "Col de Ladrones"

Lugar: Fuerte de Col de Ladrones
Situación: Parroquia y Municipio de Canfranc
Localización UTM: Lat. 42º 45’ 49.98’’ N - Lon. 0º 30’ 35.66’’ W
Etapa en la que se encuentra: Somport – Jaca
Dista: 5,6 Kmts. desde la antigua frontera - 1,7 Kmts. hasta Canfranc Estación (Los Arañones)
Altitud:  1.356 mts.
Camino: Aragonés
Provincia: Huesca



Pese a no ser un elemento arquitectónico jacobeo, propiamente dicho, y encontrarse levantado un centenar de metros sobre el trazado del Camino, la gran mayoría de las guías y textos que describen el descenso desde Somport a Jaca, hacen referencia a esta peculiar construcción militar.
Esta fortaleza se encuentra en lo alto del “Cod de Latros” sobre la margen izquierda del río Aragón, le daremos vista al trecho de haber superado el puente de Izas y poco antes de divisar el núcleo de Los Arañones (Canfranc Estación).


Parte de los muros de la pared sur, son perfectamente identificables desde el Camino, éstos forman parte de una extensa y compleja construcción defensiva. Según algunos autores se ideó como consecuencia de la construcción por parte de los franceses, del camino carretero de Olorón a Somport y la amenaza que esto suponía, otros defienden su origen en la modernización de una construcción ya existente, mayormente de madera y también de fines defensivos, levantada en el mismo lugar a finales del siglo XVI.


La primitiva construcción pétrea, pertenece a mediados del siglo XVIII, ya en 1888 se inicia un proyecto de reconstrucción y remodelación general, concluyendo en 1900, dándole un aspecto de réplica del fuerte francés de Portalet, situado al otro lado de la frontera.

Desde la estación de Canfranc, puede verse el privilegiado lugar de emplazamiento del fuerte.
En el año 1990 el ministerio del ejercito subastó esta construcción, pasando a pertenecer a una entidad privada desde esa fecha. En los últimos años y durante algunas fechas del mes de agosto, se pueden realizar visitas a este singular edificio.

26 nov. 2011

Lugares del "Camino por Asturias" de enhorabuena

Exterior de la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo
El pasado jueves a través de la prensa regional, los "caminodependientes" recibíamos una excelente noticia, de las que por cierto estamos tan necesitados, en los tiempos que corren. En esta ocasión es la aprobación, por parte del Consejo de Patrimonio Cultural del Principado, de diversas actuaciones y obras de reparación en  alguna de las muchas joyas arquitectónicas, que jalonan nuestros Caminos.

Santa Cristina de Lena
La intervenciones afectan a: Santa Cristina de Lena (Camino del Salvador), Cámara Santa de la Catedral de Oviedo (principio y fin del Camino) y Santa María de Arbazal en Villaviciosa (Camino del Norte). Lo mejor, es que el plazo máximo de ejecución es de siete meses, por lo que con un poco de suerte, los que se animen a recorrer nuestra tierra en el próximo verano, las encontrarán recién aseadas.

Rincón de Arbazal
Unos día antes, también podíamos ver como el mismo medio, se hacía eco del movimiento ciudadano que protagonizan nuestros colegas de la asociación "Amigos de la iglesia de San Antolín de Bedón", con el que pretenden sensibilizar a las autoridades, de la necesidad de protección y limpieza, de tan emblemático lugar y su entorno.

San Antolín de Bedón

23 nov. 2011

Capilla de "Nuestra Señora de Loreto"

Lugar: Capilla de Nuestra Señora de Loreto
Situación: Parroquia y Municipio de Colunga
Localización UTM: Lat. 43º 29’ 4.76’’ N - Lon. 5º 15’ 54.21’’ W
Etapa en la que se encuentra: Ribadesella, La Isla o Colunga – Villaviciosa
Dista: 19,8 Kmts. desde Ribadesella - 18,1 Kmts. hasta Villaviciosa
Altitud: 25 mts.
Camino: Norte
Provincia: Asturias




En esta pequeña capilla, que nos encontramos a la entrada de Colunga, se honra la imagen de Nuestra Señora de Loreto, que bien podría rivalizar con San Cristobal patrono de esta villa, tanto en devoción como en honras por parte de los colungueses, con especial intensidad cada segundo domingo del mes de julio.



Cuenta la historia, que fue el marino italiano José María de Misso a mediados del siglo XVII, el autor de su fundación, al igual que la cofradía de Nuestra Señora de Loreto.

Este hecho sucede, después de haber sido acogido en el hospital de Peregrinos de Colunga, tras salvarse de un naufragio en el Cantábrico, la propia historia cuenta, que tras las mencionadas fundaciones José María de Misso, se convirtió en ermitaño.
La capilla, es una sencilla construcción de estilo popular, de nave única y cabecera cuadrada, con dos pequeñas capillas laterales y sacristía. Entre la espadaña y el tejado del pórtico, se encuentra el elemento vinculante de esta construcción con el mundo jacobeo, es una sencilla hornacina, que contiene la imagen de la virgen bajo una concha venera.

19 nov. 2011

Ruinas del "Hospital de Santa Cristina de Somport"

Lugar: Ruinas del Hospital de Santa Cristina de Somport
Situación: Parroquia de Candanchú - Somport (Camfranc), Municipio de Aisa
Localización UTM: Lat. 42º 47’ 22.81’’ N - Lon. 0º 31’ 30.52’’ W
Etapa en la que se encuentra: Somport – Jaca
Dista: 0,8 Kmts. desde la antigua frontera - 6,5 Kmts. hasta Canfranc Estación (Los Arañones)
Altitud:  1.530 mts.
Camino: Aragonés
Provincia: Huesca


Al poco de iniciar el descenso del Summus Portus por la vertiente española y muy cerca, de las primeras construcciones de Candanchú, nos encontramos con los restos arqueológicos de la que fuera una de las más importantes construcciones del mundo del peregrinaje, el Hospital de Santa Cristina de Somport.


A este lugar hace referencia Aymeric Picaud en el Codex Calixtinus como: “Tres son particularmente las columnas, de extraordinaria utilidad, que el Señor estableció en este mundo para sostenimiento de sus pobres, a saber, el hospital de Jerusalén, el hospital de Mont-Joux (en el paso del Gran San Bernardo, en la ruta de Roma) y el hospital de Santa Cristina de Somport. Están situados estos hospitales en puntos de verdadera necesidad, se trata de lugares santos, templos de Dios…”


Este complejo monástico-hospitalario, tuvo su origen a finales del s. XI y se consolidó en el s. XII, alcanzando su máxima expansión durante el s. XIII. Comenzando su decadencia en el s. XIV continuando hasta finales de s. XVI, cuando la comunidad de canónigos regulares de San Agustín, fue sustituida por la de los Dominicos. Un devastador incendio provocado en 1706 lo arruinó completamente, reconstruyéndose en parte, hasta su definitiva desaparición durante el proceso de desamortización de 1835.


El Monasterio de Santa Cristina era responsable de la seguridad del Camino de Santiago a los dos lados de los Pirineos y de la atención a peregrinos, pobres y viajeros en los pasos aragoneses de Somport y Secoter de Sallet, así como del navarro por Roncesvalles.


Constaba de una serie de edificaciones entre las que destacaba la iglesia con su sacristía, la cercana necrópolis, la ermita, la casa de los monjes, el palacio prioral, el hospital y el mesón, junto a otras dependencias secundarias necesarias para el desarrollo de sus actividades religiosas y asistenciales.


Su actual aspecto, es consecuencia de varias campañas de excavación y restauración llevadas a cabo desde 1987.
Parte del texto, es transcripción literal, del existente en los paneles informativas del lugar.

16 nov. 2011

"Camino Aragonés"


Una vez en casa con la cabeza y las fotos frías, es el momento de sacar algunas conclusiones de los días vividos en el Camino Aragonés.


Sin ninguna duda, estas son las seis etapas más duras de Camino que yo realicé, incluyendo el Camino Primitivo y el Camino del Salvador, además se debe tener en cuenta que la climatología nos fue francamente favorable, pues apenas llovió y el sol tampoco calentó demasiado, lo que nos permitió disfrutar de unos días perfectos para caminar.


No quiero pensar lo que puede ser, este Camino con lluvia permanente, con una ciclogénesis explosiva como la que nos pilló el año pasado, o con los calores del verano pirenaico.


Los algo más de 175 kilómetros de camino físico, son los más espectaculares, mejor cuidados, limpios y señalizados, de los recorridos por nosotros hasta la fecha. Esta opinión la damos, pese a "sufrir" algunos tramos de verdadera pedrera de media montaña, camino de cabras o torrentera, bien es cierto que la mayoría de estos tramos, se encuentran concentrados en la "variante" de Jaca a San Juan de la Peña.


Es importante mencionar, la hospitalidad de las gentes e infraestructuras a disposición de los Peregrin@s en los pueblos de Aragón. Mientras que en Navarra, las carencias son totales en estas fechas, con la excepción de Sangüesa y Puente la Reina de Pamplona. Ya Aymeric Picaud nos advertía en el "Codex Calixtinus", de las peculiaridades de las gentes de Navarra.



Con todo lo dicho anteriormente, es un Camino 100% recomendable y perfecto para recorrer en una semana.




Mi única duda, reside en recomendar o no, el desvío por San Juan de Peña. Sincera y honradamente, pienso que si se dispone de tiempo, sería una pena despreciar este recorrido y la visita de tan recóndito lugar, bien merece la pena dar este rodeo. Teniendo en cuenta que es necesario disponer de una jornada completa para realizarlo.

Poco a poco, iremos colgando una serie de entradas con la etiqueta de "Lugares del Camino Aragonés", cuya finalidad además de la de difundir este Camino y sus rincones, será la de convenceros para que en una semanita suelta, os animéis a recorrerlo.





10 nov. 2011

"Monreal" - "Obanos" y hasta el año próximo


Nos poníamos en marcha a eso de las 7,30 de la mañana, después de el tempranero viaje en taxi a Monreal para afrontar los cerca de 29 kilómetros, que nos esperan en la etapa del día.


Hoy nos acompañó una copiosa lluvia, hasta media mañana, el inconveniente principal es lo embarrados y resbaladizos que quedan los senderos, pues el resto se soluciona con buen calzado y ropa impermeable.


Los caminos por los que transitamos hoy, son similares a los de días anteriores, pistas, caminos y senderos, entre arbolado, monte bajo o tierras de cultivo, todos preciosos y perfectamente limpios y marcados. Sin embargo la cercanía de carreteras, varias canteras y cazadores apostados en puestos de espera, hacen que la etapa pierda gran parte del atractivo natural.


A lo largo del recorrido, se suceden pequeños y medianos núcleos tanto rurales como residenciales, Yárnoz, Otano, Ezperun, Guerendiáin, Tiebas, Muruarte de Reta en los que tampoco encontramos ningún sitio donde tomar una clara y reponer fuezas, hasta llegar a Olcoz.


Desde éste minarete sobre el canal de Navarra y las vegas colindantes, solo nos queda descender por Enériz, hasta alcanzar el lugar más especial del día.


Rodeada por una tierra de maíz, nos encontramos la Ermita octogonal de Santa María de Eunate (siglo XII), lugar enigmático, misterioso y mítico en el Camino, a la que dedicaremos una entrada específica.


Desde Eunate apenas tres kilómetros nos separan de Obanos, final de etapa y del final del Camino Aragones, pues a partir de aquí, se continúa hacia Santiago por el trazado conocido como Camino Francés, además Obanos también será el final de nuestro tramo de Camino para 2011.


Esta entrada la estoy escribiendo desde casa, después del viaje de regreso por Pamplona, de una reparadora ducha y una cenita en condiciones.


La próxima semana contaremos más cosas de estos magníficos días por tierras aragonesas y navarras.

9 nov. 2011

“Sangüesa” – “Monreal”, o lo que prometía ser una etapa normal


Aunque la impresión que nos produce la portada de la iglesia de Santa María la Real, lo mitiga un poco, el despertar en Sangüesa es pestilente, según sus habitantes es el hedor del "oro" del pueblo.


La razón la descubrimos muy pronto, procede de la fábrica de papel que asfixia el pequeño pueblo de Rocaforte y a los peregrinos que debemos ascender hasta el.


Aúnque el hedor se respira hasta pasado el alto de Aibar, el paisaje, el camino, el sol que comienza a calentar y los pájaros mañaneros, casi nos hacen olvidarlo.


La visión de los parque eólicos, nos recordó algo que hace años nos dijo un Peregrino francés, “cuando ves en el horizonte un molino, seguro que pasas junto a el”, y hoy menos mal que no sucedió así, porque durante gran parte de la etapa nos escoltaron cientos.


Pasado el alto de Aibar, el camino se convierte en una bonita senda a través de monte bajo, pinos y robles de pequeño tamaño, tramo muy bonito y entretenido, que da paso a una pista, con ligeros tramos de preciosa senda entre arbolado, nos lleva hasta Izco.


De Izco a Abinzano y Salinas de Ibargoiti por pista, para entrar en Monreal (por fín a una hora normal 4 p.m) a través de un precioso camino por un bosque de robles y pinos, que da paso a este bonito pueblo navarro … Aquí comienza la aventura.


Pueblo señorial, de tamaño aceptable e impresionante iglesia. Sin bar, sin hotel, sin hostal, una tienda … pero cerrada y el albergue …, sin comentarios; por cierto tampoco tiene taxi, así con paciencia y uno de los pocos habitantes que encontramos, nos puso en contacto con un taxi-clandestino, que nos trajo hasta el hotel en que nos encontramos y mañana de nuevo a Monreal para bajar hasta Obanos.


En Obanos es el lugar donde se une el Camino Aragonés con el Francés y desde donde continuaremos el próximo año, si Dios quiere.

Probablemente no podamos actualizar mañana, pues desde Obanos nos vamos a Pamplona y a Oviedo, así que las andanzas de mañana las conoceréis si me da tiempo el viernes, si no es posible deberá ser el lunes.

8 nov. 2011

"Artieda" - "Sangüesa"

Artieda
Pese a los malos augurios mañaneros, después de comenzar la etapa por varios kilómetros de asfalto, de pronto el camino se desvía por una preciosa senda, a la que suceden sorprendentes caminos, pistas forestales y agrícolas y hasta trozos de antiguas calzadas, para no volver a pisar el asfalto más que unos centenares de metros en todo el resto del día.


    
Durante los casi 33 kilómetros de etapa, el paisaje es precioso, lamentablemente parte del mismo y del propio Camino, quedará bajo las aguas del pantano de Yesa el día que se recrezca, proyecto recientemente aprobado, pese a las múltiples movilizaciones populares en contra.

Castillo de Ruesta
En un recodo del camino de pronto aparece Ruesta, impresionante pueblo de gran importancia antaño y hoy semi abandonado, Alfredo su único habitante regenta un bar, el albergue de peregrinos, una casa rural y hasta un camping, menos mal que solo es uno.


El Tour–avituallamiento a 917 mts. Hoy cambiamos los buitres por la grullas, pues entre Undués de Lerda y el final de etapa, vimos pasar numerosas y escandalosas formaciones de grullas, suponemos que en busca de calor.


Por cierto ya estamos en tierras de Navarra, la red mejoró un poco pero sigue lenta, por lo demás seguimos con la moral alta y el cuerpo ... , gracias una vez más por vuestros ánimos.