18 jul. 2010

La Credencial


Esta controvertida cartilla es la sustituta de aquellos cuadernos que, acompañados de una carta de presentación de su parroquia, llevaban los peregrinos como cuaderno de bitácora del Camino, en el que anotaban todo lo considerado como relevante y donde los representantes eclesiásticos confirmaban el paso por su parroquia, dato que les haría valedores de la carta probatoria y más tarde de la Compostela. La polémica que rodea a la credencial es permanente, ya que desde la forma de su obtención hasta la entrega de La Compostela, es discutida tanto por los puristas como por los no tanto, y desde hace tiempo se baraja la unificación de su formato y del sistema de obtención, además de ejercer un control más severo del sellado, y otros aspectos más.
Mientras tanto y no, son numerosos los distintos formatos utilizados, incluso algunos de creación artesanal y cuadernos o guías sirven para poder acceder a los albergues y recoger la Compostela en cualquiera de sus dos versiones, “pietatis causa” o recuerdo en caso de no haber hecho la peregrinación por motivos religiosos. El sellado, debe de hacerse, como mínimo en dos ocasiones por día y se puede realizar en cualquier organismo o establecimiento de una localidad de paso, puede ser desde un albergue una iglesia o el ayuntamiento hasta un bar o una tienda, debiendo de ser la última de la jornada en el lugar donde se finaliza la etapa.
Se puede obtener en las asociaciones de amigos del Camino de Santiago y en algunos albergues y parroquias. Lo mejor es ponerse en contacto con la asociación de amigos del Camino más cercana a nuestro lugar de residencia, y nos darán toda la información necesaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario