30 oct. 2010

¿Bordón o bastón… telescópico?

Entre los atributos del peregrino, el bordón es uno de los imprescindibles. En la Edad Media era uno de los elementos que le eran entregados al peregrino en la iglesia antes de iniciar su andadura. El paso de los años transformó aquel palo redondo, utilizado “para defensa de lobos y ayuda en la marcha”, en artilugios de todo tipo; y a nada que observemos el paso de varios peregrinos, podemos ver que la mayoría se ayudan de algún elemento que puede ser de lo más variado y que va, desde el más elemental y rústico palo recogido a la vera del Camino, hasta el más sofisticado y barroco bordón, pasando por el cada vez más popular bastón telescópico de aluminio. Aunque todos cumplan los requisitos, desde antaño necesarios para ser un buen compañero de Camino, tienen sus pequeñas ventajas e inconvenientes.
Con el fin de colaborar en la elección de este importante elemento y a modo de ayuda, incorporamos una serie de detalles a tener en cuenta, en esa pestaña Como preparar El Camino.

 

2 comentarios:

  1. Enhorabuena, magnifico todo, los comentarios y consejos, las fotos, los personajes del camino...

    ResponderEliminar
  2. Alfonso, siento mucho no haberme dado cuenta de tu comentario, ya que estos días de Camino no miré los avisos de correo.
    Agradecemos tu comentario y tus ánimos, esperamos seguir aportando cosas interesantes al blog o por lo menos entretenidas.
    Muchas gracias por seguirnos.

    ResponderEliminar