9 nov. 2010

Desde Melide a Pedrouzo

            
Saliendo de Melide
Hoy en Melide se incorporaron a nuestro Camino, todos los que vienen por el Camino Francés y parte de sus afluentes, curiosamente no encontramos tanta gente como pensábamos, no superó la docena en todo el día, sin contar a los ciclistas... y dos "Japonesinos".
Sellando la credencial en la capilla de Santiago de Boente
Climatológicamente, el día nos ofreció de todo: un poco de granizo, toda la lluvia imaginable y dos rayos de sol (en todo el día) que para los tiempos que corren no está nada mal.
Pudimos compartir unos instantes de Camino con María, lugareña que venía de la compra de Melide y nos contó que el autobús venía lleno de turiperegrinos con miedo a la lluvia, cosas de la vida.
Ángel atraviesa el puente de Ribadiso
Con Ana, Estrella, Pilar y Rafa
Pasodo Boavista me alcanzó Rafa, canarión de pro y caminero incansable y me hizo recordar mi otra patria, incluso tenemos amigos comunes, por lo que pasé un rato muy agradable en su compañía un"momento del Camino". 
Esperando a Ángel en O Empalme compartiendo unos Ribeiros, aparecieron tres Llaniscas que habían empezado el Francés en Roncesvalles con Inés la mujer del "Irredente", así que otra parrafada "otro momento del Camino".
En este momento me encuentro actualizando el blog en un lugar ciertamente envidiable, como muestra la foto, estamos en la pensión O Muiño en Pedrouzo, sobran las palabras.
Sin comentarios
La moral alcanza cotas inimaginables, y parece ser que apareció un minúscula ampolla, pero se pincha y no pasa nada.
Y mañana contaré lo de los cubiletes
Hoy las fotos no son gran cosa, pero el tiempo impidió hacer cosas mejores.
Hasta mañana si internet quiere, probablemente ya desde el Campo de Estrellas, gracias por seguirnos. 


4 comentarios:

  1. Parez que nos queréis enganchar como en les telenoveles, después de la publicidad, (bolsita en la mesa, pa que la vea el patrocinador), contaremos lo de los cubiletes.
    Gracias por no acordaros del SANTO PADRE.
    Que salga un buen rayo de sol y os ilumine en el CAMINO.

    ResponderEliminar
  2. Como ya os han dicho que optimismo. Alegria por dos rayos de sol... A seguir con la misma energia.

    ResponderEliminar
  3. ¡Animu, que paez que escampa¡
    Supongo que después de tanta agua estos dis podreis disfrutar un pocu más

    ResponderEliminar
  4. Anónimo como verás hoy cuento lo de los cubiletes, la cuestión era no descubrir el asunto hasta el final, muchas gracias por seguirnos.

    Bel_ga_rion, mi compañero Ángel siempre recuerda una anécdota de un amigo suyo "El Maera",cuenta que en una ocasión, tenían una gotera en su habitación y decía: siempre hay que darle gracias a Dios, la gotera estaba a diez centímetros de la cama, así que después de la ciclogénesis dos rayos de sol son de agradecer.

    ¡Escampó! ¡escampó! como diría un árbitro en el tenis. Hoy como final del Camino todo perfecto.

    Muchas gracia s a todos.

    ResponderEliminar