2 feb. 2011

¡¡ALGO FLOTA EN EL CAMINO!!

A todos los que en un momento u otro hemos tenido la suerte de hacer el Camino, nos llama la atención el espíritu solidario de las gentes que habitan los senderos por los que discurre.
No se me olvidará como en mi primer camino, un vecino de uno de los muchos pueblos que atraviesa, y que en ese momento se encontraba en su pumarada (para los que no son asturianos tierra llena de manzanos) se acercó al muro que dividía su finca con dos manzanas en su mano y extendiendo el brazo me dijo "buen camino".
¿Que es lo que mueve a estas gentes a mostrar su simpatía con aquellos que ni siquiera conocen?.
Amelia en su cocina
Las fotos corresponden a otra de esas personas que habitan los márgenes del camino. Gran aficionada a la repostería, de su buena mano y mejor corazón pueden dar fé muchos de los peregrinos que han pasado por delante de su casa. No solo los atiborra de galletas o de agua fresca, alguno con suerte también café, si no que además comparte un rato de charla que siempre es agradable.



Suspiros de Amelia
¿Acaso con sus gestos nos están pidiendo que seamos portadores de sus deseos, anhelos, inquietudes, y que las pongamos a los pies del Santo?
Sea por lo que fuere, estas gentes siempre están ahí para dar su apoyo al peregrino.
DEDICADO A TODOS ELLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario