14 oct. 2011

Manzanas, en el menguante de octubre


Estos días, en “les pumaraes” (pomaradas) que encontramos a orillas del Camino, es habitual ver escenas como las que hoy traemos a nuestro blog.


Observar a los miembros de una familia “apañando manzana” (recogiendo manzana) o toparse con sacos amontonados llenos de esta fruta, esperando ser recogidos para llevarlos al “llagar” (lagar), es una escena frecuente en nuestra comarca durante estas fechas.


Es evidente que la razón principal, es porque las manzanas ya están en su punto para la recolección, pero la otra y de mayor arraigo popular, es que ya entró el menguante de octubre.


La llegada de esta fase lunar, marca el comienzo una de las actividades más tradicionales y representativas de nuestra región, “el mayar la manzana” para la elaboración de la sidra, bien de manera industrial o familiar, proceso éste que iremos mostrando en sucesivas entradas y que todo buen “llagareru” (lagarero) que se precie, únicamente hará durante el menguante, como ocurre con otras muchas labores de nuestra Asturias rural.


Mientras la manzana se transporta hasta el "llagar", es hora de ir armando el "caxón" (caja del lagar), "emportiellando los cascos" (cerrando los toneles), afinando la "mayadora" (máquina de aplastar la manzana) y poniendo a punto el resto de utensilios necesarios para comenzar a "mayar".





No hay comentarios:

Publicar un comentario