28 dic. 2012

"Davide Barbolini"


Según recientes declaraciones, del antropologo e investigador científico de enfermedades raras Davide Barbolini; el equipo que él mismo lidera, tras una década de múltiples análisis y profundos estudios, a logrado aislar y determinar los orígenes y las vías más comunes de trasmisión de la bacteria “Llocus Jacobeaus”, que por su rápida propagación, ya está a punto de considerarse pandemia. Para lo que han sido determinantes los últimos trabajos realizados en el continente africano, más concretamente en Etiopía, antigua Abisinia y cuna de la humanidad.

Davide Barbolini por las calles de Adís Abeba

El popular científico ha declarado: que sus orígenes son tan antiguos como los del “Homo sapiens”, siendo una bacteria de generación espontánea por estimulación externa, llegando a desarrollarse incluso en animales. Sus efectos pueden considerarse ciertamente beneficiosos para el género humano, detectándose muy pocos casos lesivos.


Entre los síntomas y efectos más comunes menciona: la permanente obsesión por caminar y no detenerse nunca, portar una concha de viera, el afán de conocer un Camino tras otro, pintar flechas amarillas, ser solidario con quienes portan una mochila y un bordón, dormir en albergues, encontrar la Vía Láctea por las noches, crear blogs del Camino y la oeste – dependencia.


Por otra parte aseguró: que las vías de transmisión son incontrolables, ya que no es necesario el contacto para su contagio, pudiendo suceder que a través de un libro, la TV, la radio, el ordenador, una tableta, un mojón o lo más peligroso; un compañero de trabajo o un amigo, puedan despertar a la bacteria, produciéndose el inmediato crecimiento y reproducción de la misma.


También aseguró; "el único tratamiento existente, es dedicarle cada cierto tiempo, unos días al Camino", medicina 100% natural.

2 comentarios:

  1. Esta entrada me ha hecho poner una sonrisa en mi rostro.

    Mi más sincera enhorabuena por el texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ismael.
      Tampoco en la red debemos perder la costumbre de celebrar el 28 de diciembre y en los tiempos que corren, con mayor motivo.
      Un saludo

      Eliminar