27 jul. 2013

"A Covadonga"


El pasado martes 23, aprovechando que las previsiones climatológicas eran favorables y el calor daba una respiro, ...


... cumplimos con la tradición de ir a pie a Covadonga, para darle las gracias a la Santina otro año más.


En esta ocasión, la intención de hacerlo del tirón desde Villaviciosa, arrugó a mis habituales acompañantes durante todo el recorrido, para hacerlo únicamente desde Cangas a La Cueva.


Me puse en marcha a eso de las 5,20 de la mañana y las previsiones no se equivocaron lo más mínimo, pues a medida que ascendía hacia Sietes y Anayo la “borrina” y el “orbayu” se hicieron más intensos.


Con la salvedad de un par de sustos, propinados primero por un jabalí y después por un par de grandes perros, ...


... todo discurrió con normalidad y con la abundante presencia de corzos, que con sus peculiares “ladridos” me acompañaron hasta bien avanzada la mañana.

 

 

Autorretratos con la ayuda del bastón y algún muro

El resto de la jornada transcurrió sin otra novedad que la incorporación de Ana, Yoli (la del paxarón), Xua y Juaquín en Cangas de Onís y ...


.... el cansancio de los kilómetros y sobre todo de los años, que ya empiezan a pesar, ja, ja.


No quiero cerrar esta entrada sin recordar a nuestros antepasados, que fueron los que iniciaron esta tradición de venir a pie desde casa, sencillamente para dar las gracias a la Santina por poder hacerlo una vez más o para cumplir alguna promesa.


Muy importante matizar que ell@s también hacían el camino de regreso a pie, pues todavía los coches no formaban parte de sus vidas, ....


... solo de pensarlo nos entran sudores en frío, hasta la próxima.

4 comentarios:

  1. Y yo aquí con una caja de sidra¡¡ :) :) :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy, nosotros tampoco lo estamos haciendo nada mal.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Salud para que podáis cumplir con esta gran tradición muchos, muchos años!!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, aunque cada año pesa más, seguiremos intentándolo hasta que el cuerpo aguante.
      Un beso

      Eliminar