20 jul. 2013

"Gracias"


De regreso a casa, después de esos maravillosos días de Camino, es hora de recordar a personas y momentos, que como bien decía Marco Antonio en su comentario de la entrada “Arzúa – Pedrouzo”: …

Preparando esta entrada, ya en casa, con nuestro equipo de campaña.

Solo se entiende nuestra suerte cuando, al correr del tiempo rememoramos los días que pasamos en el Camino. Cada quien con su destino, cada uno a su manera. Que sea lo que El Creador quiera.


Gracias a Pepe y su familia del hotel Larry de Cee, por su extrema amabilidad y los momentos que compartimos en torno a unas botellas de sidra … sí, de sidra.

En Cee con Pepe, a la puerta de su establecimiento el hotel LARRY, tomando unos "culinos" de sidra

Gracias a Inés y Jorge de A Picota, por su servicio y madrugón para ponernos de nuevo en Camino, ... 


... a Jorge de Ezequiel por su espirituoso chupito de café que nos ayudó a llegar hasta Arzúa "volando bajo", ...


... a Begoña por su simpatía y cariño al entregarnos la Finisterrana, …


… a Nayra por su cariño, ánimos y su exquisita receta de Con Extra de Queso


… a Tere y a Xua, por tener la moral de ir a buscarnos desde la Villa a Finisterre, …


… a todos con los que compartimos Camino, amaneceres, calor, arcenes, fuentes, ...


... corredoiras, misas, sombras, aglomeraciones, fotos, cenas, desayunos, botafumeiro, hoguera, bendiciones de Peregrin@s y ese inolvidable atardecer en Finisterre, …


… y por supuesto, a todos los que un día tras otro nos seguíais, nos dabais ánimos con vuestros comentarios a través de la red, mensajes o llamadas telefónicas, junto a los que sin saber su nombre nos hicieron más agradable El Camino y …


… a la crema mágica de Lee, que nos ayudó a llevar con dignidad los “dolorcillos”.


Y el recuerdo, para los que por razones de fuerza mayor, no pudieron compartir físicamente con nosotros ninguno de estos momentos, pero si nos acompañaron en la distancia.

  

Alguno de vosotros, no tenía claro desde dónde y cuándo actualizábamos, pues bien: lo hacemos a diario desde El Camino, ya que transportamos un pequeño portátil que enlazamos a la línea de datos del teléfono y nos permite hacerlo sin demasiada dificultad, con la salvedad del peso en la mochila.


La misteriosa cajita que aparece en una de las fotos del atardecer de Finisterre, es un pequeño costurero que nos acompaña siempre, ...



... regalo de nuestra colega japonesa Fumi, a la que queremos mandar un saludo muy especial desde el final de la tierra y animarla a alcanzarlo en su próximo Camino.


Gracias a todos.


Ana, Rosa y Vicente


ULTREIA ET SUSEIA
¡BUEN CAMINO!


4 comentarios:

  1. Las gracias son para cada uno de vosotros por dejarnos compartir “en vivo” cada etapa de vuestro Camino.
    “La cita” de cada día era esperada con gran interés; la lectura de cada crónica era una gozada y las fotos… ¡una maravilla!
    ¡Este blog es un auténtico regalo! ¡Enhorabuena!
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos sabes lo bien que suenan tus palabras. Gracias, realmente eres muy generosa.
      Esperamos que sigas con nosotros.
      Tres abrazos.

      Eliminar