28 jun. 2014

"Pueblo de Finisterre"

Lugar: Pueblo de Finisterre
Situación: Concejo y parroquia de Finisterre    
Localización: Lat. 42º 54’ 16.92’’ N - Long. 9º 15’ 48.03’’ W
Etapa en la que se encuentra: Cee o Corcubión - Finisterre o faro
Dista: 12,0 Kmts. desde Cee - 3,0 Kmts. al faro de Finisterre 
Altitud: 25 mts.
Camino: De Finisterre
Provincia: Coruña


Éste bonito y acogedor pueblo, antesala del final del Camino, cuyo nombre dice todo de su ubicación, es atravesado desde tiempos inmemoriales por los que caminan en pos “finis terrae”.


Numerosas muestras del pasado jalonan sus calles y su entorno, sin olvidar las numerosas leyendas que las adornan.


Tras dejar atrás el arenal de Langosteira y coronando el repecho de San Roque, da la bienvenida a l@s Pergrin@s el popular cruceiro de Baixar, su originalidad reside en que carece de plataforma ya que tiene como base una gran roca. El anverso de la cruz está decorado por la imagen de Cristo crucificado con corona de espinas, paño de pureza y cartel de INRI. En el anverso se encuentra la imagen de la Inmaculada con el Niño Jesús y la luna a sus pies.


En el centro del viejo casco urbano se encuentra la plaza de Ara Solis, en la que se levanta la capilla de Nuestra Señora del buen Suceso (Nosa Señora do Bo Suceso). Edificio de estilo barroco, original del siglo XVIII, construido en una sola nave con una capilla mayor de planta cuadrada y fachada rectangular.


En el centro del pequeño atrio de la capilla, se levanta el crucero del Bon Suceso, éste también carece de plataforma al estar enterrado. En el anverso de la cruz que lo remata, se encuentra la figura de Cristo crucificado con corona sin espinas y paño anudado, mientras el reverso lo decora la imagen de la Virgen del Socorro.


A la salida del pueblo, en la carretera que lleva al faro, se encuentra la iglesia parroquial de Santa María das Areas. Originaria del año 1199, inicialmente fue construida con planta cuadrangular, a la que se le fueron adosando a lo largo de los tiempos capillas y sacristía.


En el interior del templo, además de su riqueza artística y ornamental, destaca la imagen del Santísimo Cristo de Finisterre, figura gótica de principios del siglo XIV, cuya curiosa arribada al pueblo relata una popular leyenda.


El templo también dispone de su Puerta Santa, decorada en su exterior con motivos acantiformes y flanqueada por dos escudos: de los Feijoo y de los Recamán, el la puerta de acceso al templo en los actos del Año Santo.


Al otro lado de la carretera se encuentra el crucero de Santa María das Areas. De plataforma cuadrangular con tres gradas, el anverso de la cruz gótica que lo remata, está ocupado por la imagen de Cristo crucificado con corona de espinas y paño, lo acompañan la Virgen y San Juan. En el reverso se encuentra la Virgen con el niño sedante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario