17 oct. 2014

"Villamayor de Monjardín"

Lugar: Villamayor de Monjardín
Situación: Municipio y parroquia de Villamayor de Monjardín
Localización: Lat. 42º 37’ 44.22’’ N - Long. 2º 6’ 13.87’’ W
Etapa en la que se encuentra: Estella - Los Arcos
Dista: 9,8 Kmts. desde Estella - 12,6 Kmts. hasta Los Arcos
Altitud: 680 mts.
Camino: Francés
Provincia: Navarra



Villamayor de Monjardín se encuentra a media ladera del monte Monjardín, sobre el que se levanta el castillo de San Esteban de Deyo.


La primer visión que tienen l@s Peregrin@s de éste bonito pueblo, además del castillo que se divisa desde el comienzo de la jornada, es la de la fuente de los Moros y la torre de la iglesia parroquial de San Andrés.


Del castillo de San Esteban construido en el siglo X, también conocido como el de Monjardín, quedan en pie los viejos muros formando un recinto llano de 62 por 30 mts. y restos de la torre de homenaje, así como un viejo aljibe bajo un techo abovedado.


El castillo fue un gran baluarte ante la invasión morisca y fue tomado por el rey Sancho Garcés I en el año 908, tras fuerte combate contra sus ocupantes, ya que constituía la firme fortaleza del poderío musulmán en la comarca. La leyenda sitúa aquí los restos del monarca navarro.


La fuente de los Moros situada a la entrada del pueblo, es un curioso aljibe construido hacia el año 1200, a cuyo interior se accede bajo dos arcos, desde los que se desciende hasta el agua por una amplia escalinata.


La última restauración recuperó la techumbre, dándole la apariencia que presumiblemente debió de tener en la antigüedad.


Nada más alcanzar el pueblo se encuentra la iglesia de San Andrés, de estilo románico fue construida en la segunda mitad del siglo XII.


La portada la conforman cuatro arquivoltas baquetonadas, entre las que se intercala decoración de hojas, igual que la del guardalluvias; abocinada de medio punto, descarga sobre una imposta de decoración vegetal que da paso a dos columnillas acodilladas y dos columnas.


Los capiteles, bastante deteriorados, representan arpías enfrentadas, Virgen con el Niño y caballeros combatiendo, resultando irreconocible la representación del cuarto. La clave está decorada por un crismón y en la puerta se conservan herrajes medievales.


El interior con planta de una sola nave de dos tramos y otro más corto, en la cabecera. La nave está cubierta con bóveda de cañón apuntando sobre arcos fajones que voltean sobre semicolumnas con capiteles de decoración vegetal, el ábside semicircular se cubre con bóveda de horno.


En una hornacina enrejada, en el lado del evangelio, se guarda una gran Cruz procesional románica de madera cubierta de plata, única que se conserva en Navarra de estas características.


A Villamayor de Monjardín se le suele conocer como el pueblo de las cuatro mentiras, ya que ni es villa, ni es mayor, ni tiene monjas ni tampoco jardín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario