16 ago. 2015

"Las peticiones de La Corticela"


Uno de los pocos ritos, que todavía pueden llevar a cabo l@s Peregrin@s dentro de la Catedral Compostelana, es la de realizar sus peticiones en la Capilla de la Corticela.


En el interior del muro norte de ésta Capilla, medio escondida en el brazo septentrional del transepto, a la que se accede a través de un pasadizo construido en el siglo XVIII, se encuentra una imagen del s. XV en granito policromado, que representa a Jesús orando en el Huerto de los Olivos.


A los pies de la imagen, conocida como la del Cristo de los Huertos, se encuentra un pequeño cesto de mimbre que l@s Peregrin@s utilizan para depositar trozos de papel en los que escribieron sus peticiones.


La tradición dice que se pedirán tres gracias la primera vez que se entra en la Basílica, pero éste rito suele repetirse en cada una de las ocasiones en la que se alcanza Santiago de Compostela.


Los trozos de papel depositados en el cestillo por l@s Pergrin@s, junto a los que también dejaron estudiantes y gentes de Santiago que incluso algun@ deja entre sus manos, son recogidos periódicamente por empleados de la Catedral, para ser utilizados para encender los carbones del Botafumeiro.

Exterior de la Capilla de la Corticela

No hay comentarios:

Publicar un comentario