16 oct. 2015

"Cementerio Musulmán"

Lugar: Cementerio Moro de Barcia 
Situación: Parroquia de Barcia, municipio de Valdés
Localización: Lat. 43º 32’ 13.54’’ N - Long. 6º 29’ 22.98’’ W
Etapa en la que se encuentra: Cadavedo - Luarca u Otur
Dista: 11,7 desde Cadavedo - 5,0 hasta Luarca - 13,9 hasta Otur
Altitud: 130 mts.
Camino: Camino de la Costa
Provincia: Asturias



A los pocos metros de recuperar el asfalto de la N-634 a la altura del km. 500, después de dejar atrás el arroyo Ricante y un corto atajo, lo@s Peregrin@s se encuentran a su izquierda con un eucaliptal que alberga, lo que aparenta ser el muro de una finca abandonada e invadida por la maleza, sin embargo es "El Cementerio Moro" de Barcia. Uno de los muchos camposantos musulmanes que quedaron repartidos por la geografía española, tras la guerra civil.


Merece la pena desviarse unos metros por un camino, semi oculto por la maleza, que conduce hasta el arco de estilo árabe por el que se accede al abandonado recinto.


Parece ser que en éste ruinoso camposanto de 4000 m. cuadrados, se encuentran enterrados cerca de 500 cuerpos de marroquíes y rifeños (Rif es una región montañosa del norte de Marruecos), que Francisco Franco trajo para combatir en la Cruzada Nacional contra la España republicana.


Nada o poco queda de la puerta azul intenso, que según documentación de la época, guardaba la entrada, ni de lo que pretendía ser una pequeña mezquita y su torre, resultando en la actualidad casi imposible identificar las lajas de pizarra que indicaban el emplazamiento de las tumbas, tal y como recuerdan los más viejos del lugar: “Ponien a los moros muertos encima na piedra y envolviénlos en un trapu blancu, entós el santón rezábayos cánticos. Metienlos na fosa con la cabeza pa La Meca, tapándolos con una piedrona enrriba, y poniendoyos una laja na tierra pa saber onde taben”.


Permanecen en pie poco más que los muros y sus cuatro pequeñas garitas en las esquinas, junto al arabesco arco que hace de portada y algunas piedras de lo que pretendía ser la mezquita. El cementerio fue construido por los campesinos de la zona de manera tradicional, laja con laja sin cemento ni masa, como se hacían tradicionalmente las edificaciones en el occidente de Asturias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario