15 mar. 2016

Seguimos de "cumple" y casi de "jubi".


Después de la inesperada fiesta, que entre Nayra y algun@s más le organizaron a Ana, el pasado 27 de febrero por su 15/60 cumpleaños (nació el 29 de febrero).


El pasado domingo, mientras hacíamos la etapa Salas - Tineo, sus amigas Fer, Ludy, Merche y Rosa, le dieron otra buena sorpresa.


Poco antes de llegar al desvío de Santa Eulalia y El Crucero, nos encontramos un tendedero en la mitad del Camino, pero a medida que Ana se acercaba al tendal el misterio aumentaba, ...


... pues lo que colgaba de la cuerda eran dos camisetas con una foto estampada en las mismas, pero ... la foto era de Ana.


Menos mal que, tras varias inquisidoras preguntas, aparecieron desde detrás de un montón de troncos sus amigas, pues de no ser así, la cosa se ponía ciertamente complicada de explicar, el resto es fácil de imaginar.


Y como no podía ser de otra manera, la etapa continuó alcanzando tod@s juntos Tineo, ...


... para celebrar ese medio "cumpleaños" media "jubilación", con una comida y unas cuantas botellas de sidra, rematando así una inolvidable jornada de Camino ... con sorpresa.


En la próxima entrada describiremos, con más detalle, el resto de la etapa.

5 comentarios:

  1. Ja, ja, ja...fue genial. La cara de Ana era un poema y el resto de la etapa (un paseo) aunque "llamargoso" fue realmente inolvidable. Por mi parte estoy esperando ciertas disculpas de algunos insultos como "vagoneta", "arrugada"...De todas formas, por supuesto mereció la pena!!!
    Un abrazo
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Te mereces todas las disculpas! Sois geniales y la sorpresa resultó increíble, casi me muero del susto al veros salir detrás de los troncos. Todavía estoy alucinando.
      Gracias, gracias, gracias...

      Eliminar
    2. Disculpas aceptadas, pero me falta "la arrugá". Ja,ja, ja.

      Eliminar
  2. ¡Inolvidable jornada!
    Esta vez el Camino nos brindó una oportunidad única para sorprender a Ana.
    El Camino siempre sorprende, pero estoy segura que esta sorpresa permanecerá en nuestra memoria durante mucho tiempo: los nervios de la espera, los mensajes que no llegaban, las preguntas inquisidoras de Ana al ver las camisetas y al vernos salir de nuestro escondite.
    Y ¡cómo no! la comida y la sidra...
    Gracias al Camino y gracias a Vicente por facilitarnos esta sorpresa.

    ResponderEliminar
  3. ¡Tuvisteis una idea genial, chicas!
    Preciosa y muy emotiva sorpresa. Así da gusto cumplir años...
    Me encanta la expresividad de nuestra querida amiga Ana. Su cara de felicidad lo dice todo...
    Un abrazo

    ResponderEliminar