16 abr. 2016

"Cádavo Baleira - Lugo"


Como dice nuestro primo Ángel, hoy no llovió ¡¡¡ DILUVIÓ!!!.


Así podríamos describir la climatología que no acompañó el pasado viernes, durante la última etapa de nuestra escapada “primaveral” al Camino Primitivo, entre Cádavo Baleira y Lugo.


El día amaneció nublado y lloviendo sin demasiada fuerza, para según las previsiones ir empeorando a medida que el día avanzaba.


Y así dejamos Cádavo, para iniciar el ascenso hasta el alto de La Vacariza pasando por las casas Pradeda, donde nos acordamos de poner en marcha el Wiki, así que al enlace le faltan los primeros 1.500 m. de la etapa.


Una vez coronado el alto, el trazado avista “tierra llana”, mientras transitamos por una cómoda pista entre pinos por la que alcanzamos la capilla y el campo del Carmen, para en 1.000 m. llegar a Vilabade.


Afortunadamente encontramos abierta la monumental iglesia de Santa María y además en su interior a Conchita, guía que amablemente nos explica con todo detalle la historia y cada rincón del templo.


Desde Vilabade a Castroverde y … sigue lloviendo, menos mal que en Castroverde tienen paraguas hasta para las esculturas.


Mientras la lluvia arrecia, continuamos por San Miguel del Camino y una sucesión de caminos y carreterillas rodeadas de bosques hasta Souto de Torres. 


Desde Souto de Torres, otro tramo de camino y carretera hasta Nadela, continuando sobre asfalto hasta Vilar de Cas mientras vamos necesitando reponer fuerzas, pero mala suerte, además de arreciar nuevamente la lluvia, hasta la caseta de máquinas expendedoras está cerrada.

 

Así que toca seguir hasta un lugar donde poder cobijarse para comer algo de lo que llevamos en la mochila, por fortuna a la salida de Gondar tuvieron la brillante idea de habilitar un lugar magnífico, a resguardo de la lluvia, con mesas, sillas y máquinas con bebidas, comida y café, ¡BIEN!.


Superado el ecuador de la jornada, sigue lloviendo, y el trazado continúa un buen trecho por carretera hasta Bascuas, donde algún “simpatic@”, pintó una flechas para hacernos dar un rodeo por un embarrado camino con el fin de pasar junto a la pequeña iglesia de Sta. María. 


Para después de algo menos de 2 km. se alcanza el peor tramo de todo el Camino, 1.400 m. de “desvío provisional”, por lo menos lleva 12 años señalizado como tal, por el arcén de la LU-530.


Los restantes 7 km. tienen de todo, caminos río, caminos piscina, inútiles rehabilitaciones y por fin, avistamos Lugo entre la niebla.


Solo quedan 3 km. entre el descenso a La Chanca y el ascenso hasta la puerta Toledana o de San Pedro, por la que atravesamos la muralla y accedemos al casco viejo de la capital lucense.

  

Afortunadamente éste era el final que teníamos previsto, pues de no haber sido así, a mi me hubiera costado un triunfo seguir ya que desde Gondar venía soportando un “dolorcillo”, que fue aumentando de manera preocupante hasta el final de la etapa, y hoy sigue molestando, así que menos mal.


Este es el enlace Wikiloc de la etapa: Cádavo Baleira – Lugo, le faltan aproximadamente los primeros 1.500 m.



Ahora toca espera hasta septiembre para, si Dios quiere, intentar alcanzar Santiago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario