12 jul. 2016

"José Ángel, ... un novato en el Camino Primitivo"


Hoy publicamos los comentarios y las fotos de nuestro amigo José Ángel, que por fin, se decidió a emprender esta maravillosa "aventura" del Camino. Y como se puede comprobar ya está contagiado con el "Llocus Jacobeans".


El pasado 6 de junio comenzaba mi "aventura" perseguida desde hace años y nunca pensada, ni atrevida a realizar.
Después de escuchar los sabios consejos de las buenas virtudes de este viaje, de la mano de mi amigo Vicente y tras empaparme su blog, comienza mi preparación y también mi mentalización para afrontar con éxito este deseo tan anhelado por mí.


Hoy, día 6 de junio, es lunes y el tiempo está gris con la lluvia del "orbayu" queriendo acompañarme en esta primera etapa. Por suerte, no voy solo... también inicia este camino mi amigo Paco, llegado desde Barcelona, con la misma ilusión y sentimientos que los expresados por mí. Ninguno de los dos nos imaginamos nada de lo esperado, pero nuestro entusiasmo supera todos los miedos y recelos.


Con los primeros pasos y con la vista puesta en la Catedral, recordamos todas las circunstancias y expectativas que nos rodean. Las primeras cuestas comienzan pronto y con la subida del Escamplero nos damos cuenta que "aquello" es más que una aventura, algo que también tienes que realizar con fe y corazón.


Soportar el equipaje, las inclemencias del tiempo y los abruptos caminos se compensa por algo interior que te hace caminar con paso firme y decidido por lograr el objetivo. Con la llegada a Grado finalizamos el primer día, una etapa dura para el comienzo, pero con un final feliz que te abre la puerta de este camino donde comenzamos dos y llegamos tres. Se unió a nuestro peregrinaje Mariano, un madrileño que con nuestra compañía ha visto una luz para realizar todo el camino y que nosotros también agradecemos.


Las siguientes etapas, con final en Salas y Tineo, me continúan asombrando, recordando especialmente lo vivido en la subida de La Espina, pero también por lo relajado que finalizo. Este hecho hace que me asombre de la paz que voy consiguiendo día a día y que comparto con mis dos acompañantes.


Mención especial requiere la etapa Pola de Allande-Berducedo, considerándola como "etapa reina" si habláramos de ciclismo. La subida especial de "El Palo" nos recibe con lluvia y niebla, pero ya nada impide nuestra ilusión y nuestro entusiasmo, reforzado cada día de manera especial y al final de cada etapa, donde este trío se reúne en cada plaza para analizar la siguiente y exaltar la finalizada con todo lo acontecido.


Si en algún momento deseas que "se pare el mundo", el lugar indicado para hacerlo es bajando hacia Grandas de Salime. Es tal la belleza de sus paisajes que tu sentir en este camino ya te hace pensar "aleluya, aleluya bendito el día que comencé este sueño", y es ahí cuando me doy cuenta que cada vez me encuentro mejor con mi mente y feliz y contento conmigo mismo.


Pasado el meridiano de este camino y ya entrados en tierras gallegas, las localidades de Fonsagrada y Cádavo nos recuerdan que sus gentes y su esencia son algo más que el pulpo, tan deseado para un asturiano en la meca de esta especie.


Recuerdo específico para Lugo, cuyas murallas hacen que este camino sea más grande todavía. Su gente siente gran cortesía por la multitud de peregrinos que recibe cada día. La visita a la Catedral y la puesta de su cuño en mí credencial resalta y valora aún más este camino, que ya veo "tocar" muy pronto en Santiago.


Con la salida de Lugo y llegada a San Romao vamos percibiendo ese aire que cruza varios caminos y que trae mezcla de aromas, convertido en montones de peregrinos que se unen después de caminar por distintos senderos que el apóstol ha marcado. Sin duda, estamos en Melide. Unión del primitivo y francés, pero que ambos persiguen el mismo objetivo.


La salida de Melide con destino a O Pedrouzo, transforma nuestras venas en alegría inmensa. El colorido de las "caravanas de peregrinos" ya te hacen pensar que estás a punto de conseguir esa ilusión que se ha convertido en realidad, deseando correr para llegar pero que también deseas ralentizar para que este ilusionante viaje continúe algo más, a pesar de que tu interior te sugiere también tristeza por algo que está cerca de finalizar pero que aún no deseas.


El último día con la entrada en Santiago y por lo tanto el final de este camino, no se puede narrar. Será por la riada de peregrinos, por el aire de la ciudad, por la nube en la que caminas que te hace mirar al suelo continuamente para cerciorarte de que lo estás pisando...


... que lo único que sientes es una felicidad tan grande que se ve culminada cuando te plantas delante de la Catedral en la Plaza del Obradoiro y dices: "Santiago, aquí estoy!! Gracias por permitirme este sueño ya hecho realidad y gracias Señor por tu compañía en todo este camino".


El agradecimiento finaliza durante la misa del peregrino y al hacer la recogida de la "Compostelana". No importan las colas, tampoco lo pasado, ahora ya tienes en tu mano "ese título" que te acredita como peregrino y que nadie ni nada te lo podrá arrebatar ya que siempre lo llevarás contigo en lo más profundo de tu corazón.


NOTA: Agradecer la compañía de Paco y Mariano para poder alcanzar esta ilusión. Disculpar aquellos distintos criterios sobre el hecho de pernoctar en hoteles o albergues y valorar la despedida de los tres, en donde pusimos la semilla de un nuevo "Compostela 2017"... con mochilas y albergues!.


VIVA EL CAMINO DE SANTIAGO!!


José Ángel Fernández Martínez 
Junio, 2016 - Oviedo (343Km recorridos)

2 comentarios:

  1. Me ha encantado, emocionado y sacado el espíritu del Camino que habita en mi desde octubre del 2013 cuando lo hice desde Sarria...
    Evidentemente quién mejor puede entender estas palabras es quién lo ha vivido, así q si esta reflexión la lee alguien que aún esté dudando...que por favor se cuelgue la mochila y comience a andar porque le va a encantar!!
    Gracias a este pedazo de blog por compartir experiencias, conocimientos y ánimos. Sois muy grandes!!!
    Un saludo de una hija muyyyy orgullosa de su padre por haber hecho realidad su sueño.

    ResponderEliminar
  2. Excelente relato de esta gran experiencia.Es muy importante en la vida, como en el camino, alcanzar las metas que uno se propone. Mi más sincera enhorabuena!!!

    ResponderEliminar