6 sept. 2016

"Belorado"

Lugar: Belorado
Situación: Municipio y parroquia de Belorado
Localización: Lat. 42º 25’ 14.79’’ N - Long. 3º 11’ 20.17’ W
Etapa en la que se encuentra: Santo Domingo de la Calzada - Belorado - San Juan de Ortega
Dista: 22,6 Kmts. desde Santo Domingo de la Calzada - 24,4 Kmts. hasta San Juan de Ortega
Altitud: 770 mts.
Camino: Francés
Provincia: Burgos (Castilla y León)


La villa de Belorado aparece ante los Peregrin@s encajada entre el cerro calizo del castillo y las riberas del río Tirón, como ya describió Aymeric Picaud en el Codex Calixtinus como: “Belfuratus” o "hermoso agujero". Sus orígenes se remontan a la época de los yacimientos celtibéricos y romanos existentes, tanto en la propia villa como en el entorno cercano, aunque su repoblación se vincula con el antiguo monasterio de San Miguel de Pedroso, en torno al año 759. La primer referencia documental es del año 945, en que se dice que Belorado "era en cabo del condado", es decir, fronterizo con Navarra. Sin embargo no será hasta principios del siglo XI, cuando Sancho III el Mayor de Navarra modifica el trazado del Camino de Santiago desde Nájera hasta Santo Domingo de la Calzada y Belorado, cuando la villa comience a vivir momentos de esplendor gracias a su privilegiado emplazamiento en el Camino de Santiago. 


La entrada a Belorado se hace a la sombra del cerro en el que se abren las “septem fenestras” en alusión a las cuevas entre las que se dice se encuentra la de San Caprasio.


Sobre el mismo cerro también se mantienen las ruinas del Castillo, cuyo origen se remonta al reinado de Alfonso III en Alta Edad Media, documentándose una torre cuadrada, hoy semiderruida, en el centro (torre del homenaje) y una cerca acabada en forma puntiaguda que rodea la torre por el Noroeste, sujetada en la base por un muro de ladrillo para impedir su ruina.


Al pie del cerro, es el pequeño templo de Santa María el encargado de dar la bienvenida a la villa beliforana, construido en el siglo XVI en el mismo lugar que ocupó el de Santa María de la Capilla. El retablo mayor, original del siglo XVII está presidido por la imagen primitiva de Santa María de la Capilla.


A lo largo del recorrido urbano se van encontrando distintas placas en suelo, conocidas como el paseo del ánimo, en las que dejaron estampada su huella y firma algunos personajes famosos del mundo del cine y el deporte.


Al alcanzar la Plaza Mayor llama la atención la iglesia de San Pedro, edificio de origen medieval aunque muy reformado en el siglo XVII. 


Belorado se abandona sobre un moderno puente, que une los dos márgenes del Tirón, paralelo al viejo de “El Canto”, del que se dice, fue reconstruido por Santo Domingo con la ayuda de San Juan de Ortega en tiempos de Alfonso VI. Se dice que a la entrada del mismo se levantava un cadalso y disponía de once arcos desiguales, siendo derribada su parte central para habilitar el paso de la actual carretera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario