30 may. 2017

"Ribadesella - Poo de Llanes" 3ª etapa del Camino Lebaniego


Pese al tormentón que nos mantuvo remoloneando en la cama hasta bien entrada la mañana, contra todo pronóstico el pasado domingo Ana y yo "casi" cumplimos con el programa previsto, realizando la 3ª etapa de nuestro particular Camino Lebaniego cubriendo el trayecto que separa Ribadesella de Llanes. 


El "casi" se debe a que finalizamos la jornada en Poo, a las puertas de la villa llanisca, debido al anuncio de un aguacero con un par de sonoros truenos y ya que habíamos librado durante la jornada, no era cosa de arriesgarse a una mojadura en los poco más de 2 kilómetros que nos faltaban para llegar al centro de Llanes. 


La verdad es que pese a comenzar a caminar muy tarde, salimos de Ribadesella casi a las 12,30 de la mañana, la jornada nos salió francamente bien pues en contra de todas las previsiones logramos pasar el día sin abrir el paraguas. 


La etapa, tras la cuesta de la estación y un corto tramo de asfalto en torno al campo de fútbol y las casas de La Espina, discurre por una cómoda sucesión de caminos - pista por la rasa costera, ...


... con alguna incursión de la vías de FEVE, hasta alcanzar Toriello. 


De Toriello un corto tramo de asfalto, para nada más llegar a las primeras casas de Cuerres, abandonarlo por la izquierda para salvar de nuevo la vía y atravesar el barrio de La Cereceda, lugar en el que se encuentran dos magníficos albergues. 


Dejado atrás Cereceda se alcanza el pequeño puente sobre el Guadamía, donde se inicia la andadura por el concejo llanisco, ...


... continuando con el ascenso a las casas de El Collau y a la iglesia de San Pedro de Pria, sitio perfecto para una parada y reponer fuerzas. 


Ahora toca descender hasta la carretera que nos lleva a Piñeres, ...


... donde se cambia nuevamente el asfalto por el camino sobre el que, paralelos a la vía, se alcanza Nueva. 


Atravesado Nueva, el trazado discurre un buen trecho junto a los muros del palacio de los Condes de la Vega del Sella para llegar a Puente Buergu, desde donde se continúa sobre una amplia pista por la que se va dejando atrás Buergu, La Venta y ...


... una pequeña capilla Ánimas, varias veces salvajemente dañada, para llegar a la ermita de San Antonio de Villahormes. 


Desde San Antonio a San Antolín de Naves y desde aquí ...


... al paseo de la playa, ...


... para después de pasar frente al abandonado Monasterio, ...


... afrontar el repecho de San Antolín hasta salir al andadero de la carretera de Niembro. 


Después de un trecho de andadero, de otro de camino, atravesar la carretera y otro más de camino, alcanzamos la capilla del Santín y el molino, ...


... junto a la fotogénica ensenada de Niembru, del Bao o de Barro. 


Un par de fotos, una manzana, un trago de agua y otro "tironín", ahora entre las casas de Barro para ir dejando a un lado las playas de La Tayada, Borizu, La Palombina y también la de los Frailes, ...


... pues pese a que el trazado la atraviesa, nos decidimos a seguir por la carretera ya que la marea está alcanzando la pleamar. 


Atravesado Celorio, continuamos por la cómoda Senda Costera hasta alcanzar las primeras casas de Poo, donde los ya mencionados truenos nos invitan a dar por finalizada la jornada sin mojarnos, para algo tiene que servir la "edad". 


En resumen magnífico día, pese a los malos augurios mañaneros, para recorrer los algo más de 27 km. que separan Ribadesella de Poo de Llanes, en los que la niebla no nos dejó disfrutar ni de la Sierra del Cuera, ni del Cornión, pero si de una especialmente verde y preciosa etapa en compañía del Cantábrico y de multitud de Peregrin@s Camino de Compostela.


El próximo domingo, si Dios quiere, intentaremos llegar a Unquera.

2 comentarios:

  1. Me gustó muchisimu la senda costera que llega a Ribadesella desde Cuerres, y el Peazo albergue que están haciendo en la zona de Pria..
    Sigue haciéndonos babear con tu " pequeña" escuela.
    Un abrazu..

    ResponderEliminar
  2. Gracias "toro" por hacer un güequín pa leenos, en esa CLASE MAGISTRAL que nos das cada día en tu andadura por "más allá del extranjero", eso si ye un Camín.
    El albergue ya funciona y ye un casoplón como pocos, además ye autosuficiente. Y la etapa muy guapa, a ver si el domingo llegamos a Unquera, no queda otra remedio que hacelo así.
    Un abrazu muy fuerte y BUEN MAÑANA!!!!

    ResponderEliminar