25 ago. 2017

"Hornillos del Camino"

Lugar: Hornillos del Camino
Situación: Municipio y parroquia de Hornillos del Camino
Localización: Lat. 42º 20’ 19.31’’ N - Long. 3º 55’ 34.33’ W
Etapa en la que se encuentra: Burgos - Hontanas
Dista: 18,4 Kmts. desde Burgos - 10,8 Kmts. hasta Hontanas
Altitud: 924 mts.
Camino: Francés
Provincia: Burgos (Castilla y León)


La primera referencia a Hornillos se remonta al siglo IX, haciendo mención al paso de una línea defensiva, entre Tardajos y Castrojeriz de la primitiva Castilla, aunque su fundación se vincula a una donación de Alfonso VII al Monasterio de San Dionisio de París, por la que se crea en Hornillos un cenobio dependiente de Nuestra Señora de Rocamador.


Se dice que su nombre procede de “Forniellos”, antiguo nombre del pueblo, en alusión a los hornos dedicados a la alfarería y a la obtención de yeso que existían en el mismo, mientras que del Camino es una clara alusión a su vinculación con las peregrinaciones, llegando a disponer en otros tiempos hasta de tres hospitales.


Su vinculación con las peregrinaciones también se refleja en su estructura urbana, obedeciendo a la de pueblo-camino, con una calle única que lo atraviesa de este a oeste, la Calle Real, claro ejemplo de una auténtica sirga peregrina.


Sobre los tejados de Hornillos del Camino sobresale la torre de la iglesia parroquial de San Román, reconstruida en estilo gótico durante el siglo XVI sobre otra románica anterior, de la que únicamente se conservan algunos canecillos.


Su interior guarda un retablo con varias imágenes, realizados en el año 1657. Pero lo que realmente llama la atención, es la fuente coronada por la figura de un gallo que se levanta en la plaza frente a la Iglesia.


Esta conmemora un hecho acaecido al final de la Guerra de la Independencia española.


Se cuenta, que un grupo del ejército napoleónico que se retiraba hacia la frontera, pasó por Hornillos cuando los vecinos se encontraban en Misa, circunstancia que aprovecharon para asaltar los corrales y hacerse con todos los gallos y gallinas del pueblo, escondiéndolos, una vez sacrificados, dentro de sus tambores para después reunirse en la plaza de la Fuente.


Al salir de Misa y percatarse de la desaparición, los vecinos acuden a la plaza para pedirles explicaciones a los franceses, que como es de suponer niegan estar involucrados en los hechos. Y es entre los lloros y plegarias a San Antón, cuando se produce el milagro, pues ante la sorpresa de todos los presentes uno de los gallo comenzó a cantar desde el interior del tambor.


Desde entonces el gallo es el símbolo del pueblo y su figura luce sobre la fuente que pasó a llamarse la Fuente del Gallo.

2 comentarios: