2 oct. 2018

"A tos pies queda Santina ..."



A tos pies queda “SANTINA”
esti ramu: Dios quiera que reverdezca
de añu en añu.



Con esta estrofa cerramos los maliayeses la danza del Portal y con ella quisimos hacerlo Ana y yo al finalizar el Camino Primitivo, a la vez que cumplir con una costumbre, tradición, ofrenda o rito que heredamos de nuestros antepasados y con las que, yo creo, tenemos la obligación de continuar y trasmitir a las generaciones que nos sucedan.

 

Generalmente el objetivo de éstas peregrinaciones era el agradecer algo como haber superado una enfermedad, el regreso de un familiar de una guerra o de la emigración, la curación de un animal, haber tenido una cosecha extraordinaria, un buen matrimonio, el nacimiento de un hijo e incluso el estrenar un coche, aunque también las había de carácter rogatorio en las que se pedía la intercesión divina, para la obtención de cosas similares a las citadas.


Pero sin ninguna duda, la frase más repetida al cumplir cualquiera de éstas tradiciones es: “De hoy en un añu con salú, podamos volver a estar aquí”, frase que deja abierto el bucle al igual que hacemos al final de la Danza. Y yo, que desde hace años intento seguir la senda que abrieron nuestros antepasados repitiendo algunas de sus tradiciones de "añu en añu", éste quiero incluir mi agradecimiento a LA VIDA.


Así que tanto el Camín a Covadonga, como la visita a Lugás, la danza de Portal y el Camino Primitivo son gestos de agradecimiento a todo lo que recibí durante todos y cada uno de los poco más de 22.500 días que llevo disfrutados en este maravilloso planeta.







Pues si siempre me consideré un hombre extraordinariamente afortunado con mi familia, amigos, trabajo y entorno, ahora que comienza otra fase de mi vida me doy cuenta de la inmensa fortuna que tuve, por lo que debo dar las gracias a Dios y todos los que me ayudaron a ser tan feliz durante éstos 61 años y algunos meses.


Y ... Dios quiera, que para todos, reverdezca de añu en añu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario