7 mar. 2019

"Antigua Ciudad de Santiago de los Caballeros"


Pese al cambio de nombre y a la pérdida de capitalidad en el año 1776, ya a las puertas de la antigua “Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Santiago de los Caballeros”, se comienza a palpar un ambiente que revela su esplendoroso pasado y su vínculo con el antiguo Imperio a la vez que con el Apóstol Santiago, ...


no en vano es el patrón de la ciudad, cuya fundación también se conmemora el 25 de julio.


Si a la entrada de Antigua encontramos un establecimiento con el nombre de Camino de Santiago, nada más pisar el empedrado trazado reticular de sus calles, ...


nos topamos con la Ruta del Peregrino; ...


en éste caso dedicada a recorrer los lugares vinculados al Hermano Pedro de Betancur, Santo tinerfeño evangelizador de Guatemala, que desarrolló una gran labor hospitalaria en Santiago de los Caballeros donde falleció en el año 1667, a los 41 años.


El hermano Pedro está enterrado en la iglesia de San Francisco, lugar al que el pueblo “Chapín” peregrina para mostrar su respeto y profundo fervor religioso.


Influencia del importante papel jugado por las 16 órdenes religiosas que llegaron a convivir en la ciudad. Instituciones que tutelaron 38 iglesias, 15 oratorios y varias ermitas, hospitales, universidad y numerosos colegios para niñas y niños, además de los propios conventos.


Importantísimo patrimonio del que desgraciadamente solo llegaron a nuestros días algunas muestras y abundantes restos de otras muchas.


Ruinas en las que convirtió, a la esplendorosa capital de la región Centroamérica durante 233 años, el terremoto de Santa Marta, que en el año 1773 destruyó la ciudad y “obligó” a trasladar la capitalidad a la ciudad de Nueva Guatemala de la Asunción.


Sin embargo, los antigüeños pusieron todo su empeño y esfuerzo en recuperar la “arruinada” Ciudad, comenzando las obras de recuperación con la restauración de la Catedral en el año 1813, a las que paulatinamente siguieron las de otros edificios y lugares emblemáticos.


Estén rehabilitados o en ruinas no pueden dejar de visitarse:
.- La Plaza Real, se trata de la clásica plaza con representación con todos los poderes; el religioso con la Catedral, ...


el nacional con el antiguo Palacio Real o Palacio de los Capitanes, ...


el local con el Palacio del Ayuntamiento y al fondo casas de comerciantes y sus locales más importantes, ...


todos los edificios en torna a una plaza en cuyo centro se encuentra la popular fuente de las sirenas.


.- La Catedral de San José, cuya construcción primitiva se inició en el año 1545, fue destruida por un terremoto, para comenzar la construcción de la nueva en el año 1669 siendo inauguradas sus cinco naves y 18 capillas en 1680.


Edificio que fue considerado la obra más hermosa y lujosa de la época, quedando nuevamente arruinada tras el terremoto del año 1773, ruinas que se encuentran en la parte posterior de la zona reconstruida.


.- La ya mencionada iglesia de San Francisco, hoy Santuario archidiocesano, con las columnas salomónicas y dos torres que flanquean su portada.


.- La ultra-barroca iglesia de La Merced, con dos campanarios y columnas salomónicas en una magnifica portada elaborada con estuco, ...


que pasa por ser uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, en su interior se custodio el Jesús Nazareno de Antigua, una de las imágenes más veneradas por los antigüeños.


Curiosamente, el templo de la Merced, fue una de la construcciones menos afectada por los terremotos, mientras que el convento contiguo fue totalmente destruido.


.- Los también barrocos edificios de la Iglesia y hospital de San Pedro, cuyas fachadas de color amarillo melón forman ángulo recto para compartir atrio, la de San Pedro es una de las pocas iglesias que carece de imágenes en la portada.


Los edificios ocupan una de las esquinas de la actual plaza de la Unión, antaño plaza de San José, en la que en el año 1850 se construyó el Tanque, lavadero público de estilo neoclásico bajo cuyos arcos se encuentra una fila de bancos y 22 puestos para lavar que incluyen un lugar para el jabón.


.- O el maltrecho convento de la Concepción, que inicialmente alojó doncellas de escasos recursos siendo remodelado para acoger religiosas de la Inmaculada Concepción, del que se conservan las criptas, el claustro y la fachada de 1694, ...


en la que a un lado puede verse el escudo de España y al otro la figura del Apóstol Santiago a caballo sobre los volcanes de Agua, Fuego y Acatenango, como aparece en el escudo de la Ciudad.


Ambas iconografías parecen custodiar otras dos dentro de hornacinas, entre las que aparece la de un niño cargador con ramificaciones florales que le nacen en el vientre, escoltado por un sol y una luna menguante.


Sobre el infante se apoya la hornacina protagonista del conjunto, que ocupa la imagen de Nuestra Señora de la Limpia Concepción sobre tres querubines, acompañados de un santo varón hincado a cada lado. La fachada de la Concepción se abre a una pequeña plaza donde se levanta la fuente de las delicias.


.- La también maltrecha Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, cuya arruinada fachada de ladrillo en dos niveles revestida en estuco, revela su elegancia y esplendor anterior al año 1773.


Auge y ruina compartido por la iglesia y el antiguo convento de la Compañía de Jesús, ...


o el de San Agustín y Santa Clara.


Y los mejor parados edificios de la Universidad de San Carlos, Iglesia del Calvario ...


o el del convento de Santo Domingo, hoy convertido en noble establecimiento hotelero.


Sin olvidarnos del fotografiado Arco de Santa Catalina, ...


coloridas y adornadas casas y patios, sus abigarrados y coloristas mercadillos, sus calles plagadas de coches, motos, tuc tuc, chicken bus ...


y sus volcanes.


Todo lo descrito y muchas otras, que nos quedaron en el tintero, hicieron que la Antigua Guatemala fuera declarada Monumento Nacional el 30 de marzo de 1944 y en julio de 1965 Ciudad Monumento de América, para culminar pasando a formar parte de la lista de ciudades que integran el Patrimonio Mundial Cultural y Natural de la UNESCO en noviembre de 1979.

No hay comentarios:

Publicar un comentario