10 oct. 2019

"Villafranca del Bierzo"

Lugar: Villafranca del Bierzo
Situación: Parroquia y municipio de Villafranca del Bierzo
Localización: Lat. 42º 36’ 28,62’’ N - Long. 6º 48’ 31,23’ W 
Etapa en la que se encuentra: Ponferrada - Villafranca del Bierzo - O Cebreiro
Dista: 24,6 Km desde Ponferrada - 28,4 Km hasta O Cebreiro 
Altitud: 505 m
Camino: Francés
Provincia: León (Castilla y León)


Villafranca, Vico francorum o Villa francorum, son los nombres con los que aparece documentada ésta villa nacida a la sombra del Camino y fundada por un grupo de Peregrinos franceses al establecerse en el lugar. Aunque una leyenda popular otorga su creación a los vaqueiros de Tineo y Luarca, que bajaban de las brañas en busca de un sitio mejor para su ganado, habiéndole encomendado la misión a una vaca blanca que eligió Villafranca como el lugar más adecuado.


Pese a que en su entorno se encontraron numerosos vestigios de población romana y prerromana, la villa no aparece en ningún documento hasta el año 1070, fecha en la que la orden de Cluny se asienta en el lugar con el fin de atender a los Peregrinos, siendo los “monjes negros” también los responsables del nacimiento de la cultura vitivinícola en la zona, al traer con ellos las primeras vides.


Su situación, estratégicamente situada a la entrada del Valle del río Valcarce, convierte a Villafranca, desde los tiempos del Codex Calixtinus, en final de etapa antes de afrontar las pendientes de O Cebreiro, lo que genera la proliferación de hospitales e instituciones dedicadas a la asistencia de los Peregrinos que se dirigen a Compostela.


Uno de los primeros edificios villafranquinos que se encuentra el Peregrino es la Iglesia de Santiago, pequeño templo románico en el que durante los Años Jacobeos, los Peregrinos que no puedan llegar a Santiago por motivos de salud, al pasar bajo el arco del Perdón obtendrán los mismos privilegios jubilares que si hubiesen alcanzado el sepulcro del Apóstol.


Frente a la misma, al otro lado del barranco, se levanta la iglesia románico-gótica de San francisco, construida entre los siglos XV y XVII sobre lo que fuera un convento franciscano y hospital, fundado en el año 1213.


Junto al templo de Santiago, en el solar que desde el siglo IX ocupara un hospital de Peregrinos, se encuentra el popular albergue “Ave Fenix”.


El descenso al centro urbano se inicia junto al castillo, cuya obra se realizó mayormente en el siglo XVI. El edificio es de planta cuadrada y cuenta con un torreón en cada una de sus cuatro esquinas.


A lo largo de la travesía urbana villafranquina, además de numerosos edificios curiosos ...


y nobles, llama la atención el gran edificio de la iglesia y convento de San Nicolás el Real, en el que se encuentra la hospedería. El conjunto se levantó en el siglo XVII, arquitectónicamente sigue el modelo jesuítico inspirándose en el de Monforte y en el Escorial. La fachada posee dos cuerpos, separados por una cornisa y rematados por un frontón que alberga el emblema de la Compañía de Jesús. La iglesia situada en el centro es de cruz latina, encontrándose a su derecha el único claustro construido de los dos proyectados.


El otro edificio que sobresale es el de la Colegiata de Santa María del Cluniaco, Coruniego o Cruñego. Construida en el siglo XVI, en el lugar que ocupaba un monasterio de Clunny del siglo XI, bajo las influencias del gótico tardío con elementos renacentistas y barrocos. El templo consta de tres naves, la central de mayor anchura, llaman la atención sus bóvedas y cúpula además del retablo mayor y algunos otros de las capillas laterales, así como numerosas imágenes y el coro de estilo barroco rococó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario