2 sept. 2011

"Cicerones" del Camino


Hoy traemos a nuestra ventana, a esos hombres y mujeres anónimos y en muchos casos ignorados, que cuando decidimos entrar en una iglesia o capilla de las muchas que nos encontramos a lo largo del Camino, nos reciben amablemente, nos sellan la credencial y nos cuentan mil y un cosas y anécdotas del lugar.


A nada que les dediquemos un poco de tiempo descubriremos lo encantados que están de prestar un servicio al Peregrin@, en muchos casos desinteresadamente o a cambio de alguna moneda en otros. También nos enteramos, de que la prisa es el acompañante más común del moderno peregrino, pues además de ser muy pocos los que se detienen a conocer estas joyas del pasado, la mayor parte de los que lo hacen, apenas se detienen el tiempo justo de sellar la credencial y continúan su frenética carrera.


Pues bien, hoy queremos dar las gracias con estas fotos y algunos nombres como el de: Marisa de Molinaseca, Alfredo de Castroverde, Benito de Villadangos, Pilar de la Llera …


... y a tantos y tantos otros que a lo largo del Camino nos enseñan esas cosas que no suelen traer las guías, por el esfuerzo de todos  al desempeñar ese oficio de "cicerone", que nos hace El Camino más llevadero y aún más atractivo.
Conviene recordar que en El Camino, la prisa no es buena compañía y que la más insignificante capilla, iglesia o construcción merece un vistazo y si encontramos un “cicerone” prestémosle un poco de atención, pues a buen seguro que nos enseñará algo de provecho.


Gracias a todos los "Cicerones" del Camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario