21 dic. 2011

"Buiza"

Lugar: Buiza
Situación: Parroquia de Buiza, Municipio de Pola de Gordón
Localización UTM: Lat. 42º 53’ 39.06’’ N - Lon. 5º 41’ 13.69’’ W
Etapa en la que se encuentra: La Robla o Pola de Gordón – Poladura de la Tercia o Pajares
Dista: 5,5 Kmts. desde Pola de Gordón - 9,8 Kmts. hasta Poladura de la Tercia
Altitud: 1.135 mts.
Camino: Del Salvador
Provincia: León

Peregrin@s contemplando las ruinas de una antigua capilla en Buiza

A este pequeño pueblo de la montaña leonesa, al que ya en el año 1036 se hace mención en el testamento de Fernando I, en el que otorga esta localidad a la iglesia ovetense, llegamos por la carretera local que nace en el Puente de San Pedro, como consecuencia de la bifurcación de la LE-473, por la que casi de manera permanente venimos transitando desde la capital del concejo, Pola de Gordón.

Ermita de la Virgen del Valle

Unos mil doscientos metros antes de alcanzar las casas de Buiza, nos encontramos con la ermita de la Virgen del Valle secular patrona del lugar, sencilla construcción del siglo XVI, catalogada dentro del estilo renacentista con la inclusión de algunos elementos barrocos. De nave única dividida en tres tramos, dispone de un pórtico sobre el que se levanta la espadaña de sillería, que alberga una solitaria campana.



Entre el centenar de construcciones que forman el pueblo, tienen especial relevancia: el albergue de peregrinos, las ruinas de una de las dos ermitas a las que probablemente hacía referencia Madoz a mediados del siglo XIX, algunas casas blasonadas y la iglesia de San Justo y Pastor, sobre cuya pared frontal encontramos la señalización de las dos posibles rutas a seguir para alcanzar el puerto de Pajares.

Albergue de Peregrin@s en Buiza

Por la derecha sigue la de invierno, que por Villasimpliz, Villamanín, Villanueva de la Tercia y Busdongo nos deja en Arbas y la de verano, que por la izquierda asciende a la collada de San Antón, para descender a Poladura de la Tercia y por la collada de Eros, canto de La Tusa, alto del Cuchillo y valle Madera nos deja en las puertas del templo de Santa María.



Aunque el aspecto actual de su entorno pueda ofrecernos una imagen un tanto deteriorada, debido a las secuelas de las obras del tren de alta velocidad y a una gran escombrera en proceso de recuperación, en Buiza se sigue disfrutando de los privilegios del Camino y de los paisajes de la media montaña. Sin olvidar que durante siglos fue lugar de paso y parada, del camino principal entre León y Asturias, tal y como testificó Jovellanos en sus diarios de finales del siglo XVIII.

Antiguo limosnero de ánimas, en la pared de la capilla en ruinas

No hay comentarios:

Publicar un comentario