16 jul. 2013

"Abeleiroas - Cee"


Hoy comenzamos en el lugar donde lo dejamos ayer para desviarnos a pernoctar. Pasadas las 7 h., Jorge nos dejó a la entrada de Abeleiroas para comenzar la etapa.


Pasamos por Corzón donde nos sorprendió la iglesia, con el campanario separado y ambos integrados en el cementerio.


Continuamos camino hacia Olveiroa donde encontramos un hórreo con 20 pegollos y uno de los pocos bares para poder tomar un café.


A partir de aquí caminamos contemplando el paisaje más espectacular desde que salimos de Santiago: enormes plantaciones de maíz (o maizón), bosques de pinos y alguno de eucaliptos, un embalse, un río, aunque también como contraste una fábrica de carburos.


Concentrados en esta contemplación llegamos a la bifurcación donde se separa el camino que va a Muxía y el que llega a Finisterre.


El siguiente alto en el camino fue al llegar al Santuario de Nuestra Señora de las Nieves, con su capilla y el cruceiro al otro lado de la carretera en medio de un prado, donde también se sitúa una fuente a la que no pudimos acceder porque el prado estaba sin segar.


A unos 3 km. sí pudimos beber en la “Fuente Santa”, que se encuentra al lado de la ermita de San Pedro Mártir.


Un entorno precioso del que sólo disfrutamos un momento para llegar a Cee antes de que el calor apriete.


Estas últimas etapas estuvimos “subiendo al mar” (como dice Ana), pues hoy, desde el cruceiro da Armada a Cee descendimos una empinada cuesta hasta llegar a nivel del mar.


A estas alturas ya deberíamos haber avistado el cabo de Finisterre, pero la bruma del mar sólo nos permite ver (con cierta dificultad) el cabo de Cee y la ría de Corcubión. Mientras bajábamos pudimos contemplar la procesión de barcas en honor de Nuestra Señora del Carmen que se celebra en Corcubión (pueblo al lado de Cee).


A lo largo del camino de hoy, nos acompañaron los molinos (que no gigantes) que están presentes en todos los montes de esta zona.


De Santiago a Finisterre hay muy pocos peregrinos, la mayoría son extranjeros y curiosamente también encontramos unos cuantos en sentido contrario.


Durante kms. no encuentras ningún bar, por eso es importante aprovisionarte de agua y algún alimento como frutos secos, plátanos… Hoy tuvimos suerte de encontrar un chico que tiene un puesto en medio de la nada y por la voluntad te suministra té frio, Fanta… mañana llegaremos a Finisterre!


Rosa

3 comentarios:

  1. Cuando lo hicisteis, porque creo que casi coincidimos, yo llegue a Finisterre el Domingo 14 de Julio.
    Un abrazu y no pareissssss¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toro, nosotros llegamos a Finisterre, ayer miércoles 17 (te estoy contestando el jueves 18 a las 10,30).
      El asunto es que traemos un pequeño portátil y actualizamos todos los días cuando finalizamos las etapas, casi en directo, como ves tenemos mucha moral.
      El Camino se resume en la entrada de hoy ... sin palabras.
      Un fuerte abrazo, gracias por tu compañía.
      ¡Nos vemos en El Camino!.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar