1 abr. 2014

Por "pardillo" ... por Las Palancas


Lo que debería haber sido un tranquilo domingo de Camino, estuvo a punto de convertirse en un "desastre" de domingo, afortunadamente se salvó gracias al coraje y espíritu de "las dos de Finisterre".


Aprovechando el cambio de hora del pasado domingo a eso de las 11 de la mañana, con el fin evitar el posible "hora lag" y cuidar un poco el catarro de Ana, nos plantamos en Muros de Nalón después de dejar un coche en Novellana para facilitar el regreso, con la intención de disfrutar de una cómoda jornada de Camino hasta Novellana.


Si, si, ... craso error, que equivocados estábamos.


Hasta alcanzar el mojón situado junto al hotel rural Cabo Vidío, en la parte posterior del cementerio de Soto de Luiña todo discurrió con relativa normalidad, con excepción de los numerosos e inexplicables rodeos por los que discurre el, más que cuestionable, "actual" trazado, del llamado Camino de La Costa.

Aquí comienza "la aventura"

En este ... mojón, mi inexperiencia, inocencia y falta de información me lleva a aplicar el ¿sentido común? y ante la posibilidad de continuar a BALLOTAS por la carretera o continuar el CAMINO ...


... por un camino, como indica el mojón, opto por la última.


El comienzo no resulta muy mosqueante, pues, pese a ser en ascenso, pensamos que es otra genialidad y no deja de ser un rodeo más, toda vez que vamos encontrando a una prudencial distancia un mojón tras otro.


El verdadero mosqueo comienza a entrarnos cuando vamos tomando cada vez más altura y nos vamos alejando más y más de la costa, rematando con un mojón que nos indica seguir hacia la izquierda, a través de un monte de eucaliptos sin el menor indicio de pista o camino, pues aparentemente solo se observa un desdibujado senderillo, que bien puede ser un rastro de animales, o un intento de seguir la dirección marcada por otros "pardillos" como nosotros.


Como podéis comprender después haber recorrido inútilmente, 7 kilómetros y salvar más de 300 metros de desnivel por la Sierra del Troncedo, para ver Novellana y su gasolinera desde la lejanía y las alturas, el cabreo va tomando niveles más que considerables.

En este punto, no hacer caso ni del mojón ni del camino que desciende por la derecha, seguir de frente

Tras varias dudas e intentos de iniciar el descenso por una pista a ninguna parte, decidimos seguir por el camino  que continua de frente por la divisoria de cumbres, divisando por fin unas casas, lo que nos da cierta tranquilidad, pues si existen casas tendrán una salida (en este punto, se me agota la batería del teléfono y el wikiloc deja de grabar).


Después de otro repecho de la p... y otro mojón, que nos manda por un camino que desciende ligeramente por la derecha, ¡por fin! alcanzamos una carretera.

El paisaje impresionante, al fondo iluminado, se puede distinguir la Campa Torres de Gijón

Apenas setecientos metros nos separan del alto del puerto y de una casa, en la que una amable mujer nos explica donde estamos: en Silvaoscura; por qué camino llegamos: por la montaña (en algunas guías hacen referencia al Camino de Las Palancas); por donde y hasta donde sigue el Camino: a San Pelayo; como bajar hasta el coche y que existe otro camino, que efectivamente pasa por Novellana.


Afortunadamente, después de los tres kilómetros de descenso por asfalto, alcanzamos la gasolinera de Novellana, recogemos el coche y a Muros a por el otro, para regresar en paz a casa.


Quiero aprovechar la ocasión para pedir perdón a Rosa y Ana por mi tremenda metedura de pata y destacar su coraje y espíritu de sacrificio, pues en otra compañía mi físico y mi moral podrían haber acabado muy maltrechas.

San Martín de Luiña desde lo más alto de Las Palancas

Gracias por hacerme la mejor compañía en el Camino.

10 comentarios:

  1. Ja, ja... ¡Mira que darnos las gracias! Nosotras también estábamos allí y también pensamos que el que marcó el camino no era un incompetente o algo peor.
    Como tu dices lo mejor la compañía. Seguro que a partí de ahora estaremos más alerta.
    ¡Buen Camino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo trataré de informarme mejor antes y no después, no te puedes dar idea de lo que me estoy enterando estos días, sobre el camino del monte, de la montaña, de las Palancas o de los Vaqueiros, como se le conoce.
      Un besu y a mejorar esa gripe

      Eliminar
  2. ¡Bien está lo que bien acaba!, por supuesto que no hay nada que perdonar. La culpa de la señalización confusa y desde luego dejar de poner mojones después de mandarte a la izquierda por "un camín de cabras" es una irresponsabilidad (por ser generosa). Pero qué sería el Camino sin anécdotas y sin la mejor compañía?. Como dice Ana a partir de ahora estaremos más atentos.
    Un abrazo y ¡Buen Camino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa, la pena fue no poder disfrutar tranquilamente, del paisaje tan impresionante que rodea al Camino Vaqueiro. Pero cualquier día repetimos y llegamos a San Pelayo.
      Da gusto tener una compañía tan comprensiva.
      Un besu

      Eliminar
  3. Supongo comunicareis esta digamos "deficiencia" en la señalización a la Asociación correspondiente para su optimización de cara a la próxima invasión de Peregrinos

    Ultreia

    ResponderEliminar
  4. Hola Fernando:
    Por supuesto, ya se lo comunicamos a nuestra asociación, que lo está gestionando con las asociaciones de la zona y con los organismos correspondientes.
    Un saludo y gracias
    Ultreia

    ResponderEliminar
  5. Para los Peregrinos que vamos todo el tiempo andando y no usamos cualquier tipo de transporte distinto que nuestros propios medios, hacer una etapa con "propina" por lo general no nos hace ninguna gracia darnos ese rodeo turístico, cargados con nuestras mochilas y sobre todo cuando llevamos varios días de caminata (Peregrinación), en nombre de estos Peregrinos os doy las gracias por dar "parte" de esta (U otra) "incidencia"

    Ultreia

    ResponderEliminar
  6. Yo no puedo estar muy de acuerdo con las críticas a este trazado.

    Evita el mar, desde donde -hace mil años- podían llegar los problemas (piratas) y el recorrido es muy agradable y de gran belleza si el día es tá despejado.

    En la página

    http://caminandopasoapaso.blogspot.com.es/2011/03/ruta-soto-de-luina-las-palancas.html

    figura el trazado en un mapa 1:25.000 y, como veréis, no da rodeos (va paralelo a la costa, manteniendo una distancia con ella de unos 3km; finalmente se acerca a ella para bajar a Cadavedo).

    Mi experiencia:

    http://www.buscoenlaces.es/cosas_correos/Sotull_Palancas.html

    http://www.buscoenlaces.es/cosas_correos/Sotull_Cadavedo.html

    Saludos.

    Agustín (Xixón)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Agustín
      Nuestra intención no es la de criticar, ni polemizar, ni poner en cuestión la autenticidad de este trazado sobre el más cercano a la costa. Nuestro ánimo es el de informar y difundir “Los Caminos” que hoy llevan a Compostela y antaño, casi con toda probabilidad, lo hacían hasta el Finisterrae.
      Tampoco ponemos en duda el maravilloso paisaje que se disfruta, al menos durante el tramo que nosotros recorrimos hasta llegar a Silvaoscura, y que además tenemos la firme intención de realizar el recorrido completo, que según algunos se une al de La Costa en el barrio de Arriba de Villademoros y según otros en Canero.
      Pero lo que si quiero dejar claro, es que es absolutamente necesario mejorar la señalización e información sobre este trazado, pues debe de afrontarse saliendo desde Soto de Luiña o desde las mismas Chabolas, pues para hacerlo desde Muros de Nalón, como en nuestro caso, resulta muy largo y no quiero pensar si te toca un día de calor, sin comida y con poca agua... menuda engatada.
      La entrada está escrita con el ánimo de avisar a los posibles, desinformados “pardillos”, como nos ocurrió a nosotros.
      Gracias por la información suministrada y por tu comentario.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Desde que hice ese tramo tengo el propósito de completar la señalización (la dirección General de Patrimonio del Principado tiene la intención de acometer ese trabajo... pero mientras tanto...).
      He pedido presupuestos, he visto señales de todo tipo y, seguramente, me decida a emplear "estacas de madera" o algo similar, que no me saldrían muy caras. De esa forma, otros caminantes encontrarán mayores facilidades, que es lo que hoy por hoy hago por el Camino (intentar ayudar al que "venga detrás").
      Agustín (Xixón)

      Eliminar