18 jul. 2014

“Ribadesella – Colunga”


Aprovechando una despejada tarde de éste verano “tan asturiano” que estamos pasando, Ana y yo, nos plantamos en Ribadesella con la intención de continuar el trazado del Camino del Norte hasta Colunga.

Cruzando el puente sobre el río Sella

A media tarde iniciamos la andadura, sin miedo a equivocarnos, de la etapa más bonita de las que discurren por el trazado costero en tierras asturianas.

En el muelle de Ribadesella, a punto de comenzar la jornada

Tal y como venimos haciendo en las etapas anteriores, tratamos de seguir la traza oficial durante la  mayor parte del recorrido posible, en esta ocasión la única excepción es la del ridículo rodeo que hace el trazado en el desvío de Gobiendes (km. 17).

Al fondo, la iglesia de San Esteban de Leces

Pese a que el inicio de la etapa se hace por las largas calles del residencial barrio de la playa de Ribadesella, tramo en el que se puede optar hacerlo por el paseo del arenal, pronto nos sumergimos en la sombra de una generosa vegetación.

A punto de alcanzar Abeo

El paso por el pueblo San Pedro, marca el inicio de un empinado ascenso hasta alcanzar Abeo, lugar en el que se encuentra el desvío a la iglesia de San Esteban de Leces y al albergue de Peregrin@s de Ribadesella.

Desvio a Leces, con la iglesia de San Esteban y el albergue al fondo

Un largo y cómodo descenso entre abundante arbolado, seguido de un corto repecho, nos lleva hasta una pequeña collada desde la que se divisa nuevamente el Cantábrico junto a la playa y pueblo de Vega.

Vega, la playa y el Cantábrico

Un camino “lujosamente empedrado” nos conduce, en descenso, a través del pueblo de Vega hasta el mismo borde del arenal.

Travesía de Vega

El trazado continua atravesando el nuevo puente sobre el arroyo del Acebo, para ascender paralelo al arenal la ladera norte de El Cueto, ...

Restos de calzada en Vega

... comenzando sobre los restos de una antigua calzada que paulatinamente va desapareciendo hasta convertirse en pista, desembocando en el núcleo de Berbes.

Saliendo a la N-632 en Berbes

Un corto tramo por la vieja N-632 nos lleva hasta el límite con Caravia, lugar en el que dejamos el asfalto, para comenzar el tramo de Camino costero más largo del trazado astur. Tras un corto ascenso, de nuevo se abre a nuestros pies el mar Cantábrico, al que no perderemos de vista durante los siguientes diez kilómetros.

Por uno de los senderos que atraviesa los prados

Un vistoso camino y un corto tramo de carretera, nos conducen sobre el Arenal de Morís a una sucesión de caminos y senderos que cruzando prados, el arroyo de los Romeros, bordeando acantilados y pequeñas playas nos conduce a La Espasa.

Arroyo de los Romeros

Un corto y peligroso tramo N-632, da paso a un corto zigzag y a una larga acera que paralela a la nacional, atraviesa la zona residencial de La Isla.

Llegando a La Espasa

Es aquí donde se encuentra el cruce de Gobiendes, donde la señalización “oficial” marca un innecesario desvío al otro lado de la N-632, debiendo continuar por la acera hasta el mojón que indica Albergue o Camino (km. 17,4). En este punto, l@s Peregrin@s que se dirijan al albergue deberán continuar hasta el pueblo de La Isla, lugar donde se encuentra el mismo.

Curioso paso del trazado, sobre las terrazas de las viviendas

Mientras los que continúen hasta Colunga, como es nuestro caso, lo hacemos por el descuidado camino que tras pasar por las terrazas de unas casas, alcanza un curioso paraje con dos originales puentes, para desembocar en las casas de Bueño.

Singular puente, cerca de Bueño

A partir de este punto, el trazado sigue por las carreterillas que atraviesan Bueño y Covián hasta el km. 19,9 , ...

A punto de entrar en Colunga

... donde un corto desvío por un camino nos lleva a cruzar la carretera del Fito y acceso a la autovía, para ir adentrándonos en Colunga por la zona escolar y el campo de Loreto.

Campo de Loreto

En resumen: preciosa y entretenida etapa, en la que únicamente y durante el verano el bullicio y el tráfico playero puede resultar un poco molesto, pero la belleza del entorno con la permanente presencia del Cantábrico y la sierra del Sueve lo compensan con creces.

Sierra del Sueve

Etapa bien marcada a lo largo de los algo más de 21 km. y con servicios para avituallarse con cierta frecuencia.

En La Espasa

Dispone de albergues en San Esteban de Leces y La Isla, además de diversos alojamientos alternativos en La Isla y Colunga.

Atardecer a la orilla del Cantábrico

En los textos, con otro color, se puede ampliar la información sobre la etapa.
Enlace wikiloc de la etapa: Ribadesella - Colunga.

2 comentarios:

  1. Menuda puntería, pillasteis el unicu dia de sol de tou el veranu¡¡
    Como siempre una gozada de comentarios y fotos, un abrazu y gracias por hacernos disfrutar¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muches gracies "toro", la ventaja de estar de vacaciones ye que si ves un poco de sol pa la mar, sales corriendo de casa o pa la playa o a caminar, bueno y en los dís de borrina tamién a caminar como llocos.
      Seguiremos dando cuenta de nuestres andances.
      Gracies y un fuerte abrazu desde La Villa de Maliyo

      Eliminar