16 sept. 2014

"La Hidria de Caná"


En la Alta Edad Media fue una de las piezas más veneradas, por los fieles y Peregrinos, de las muchas que forman parte del Relicario de San Salvador de Oviedo.


En un inventario de principios del siglo XII se la describe así: Se tiene una de las seis “hydrias” en las que el Señor cambió el agua en vino durante las “Bodas de Caná”; lo cual es digno de veneración en la iglesia principal de San Salvador.


La pieza tiene un diámetro exterior de 92 Cm. y una altura de 71 Cm.


Era tal el afán de los peregrinos en tocarla, que se cree que una zona que presenta en el frontal bastante erosionada, es producto del roce que producían a través de un agujero en la antigua puerta de madera, los bordones de los peregrinos.


Tras una visita pastoral en el siglo XVII, con el fin de evitar más daños a la pieza, se construyeron varios escalones delante de la puerta, ...


... en los que se observa un considerable desgaste producido por el calzado de los peregrinos.


Todos los 21 de septiembre, quienes acuden a la Misa Mayor de San Mateo que se celebra en la Sancta Ovetensis, tienen la oportunidad de beber agua procedente de la milagrosa hidria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario