19 sept. 2014

"Paxarines"


L@s Peregrino@s que se acerquen a la catedral de San Salvador de Oviedo, durante la mañana del día 21 de septiembre festividad de San Mateo, …


… podrán ver como los “carbayones” antes de entrar o a la salida de la Misa Mayor, se arremolinan en torno a un sencillo puesto situado a la entrada del templo.


Esta aglomeración tiene como objetivo el adquirir una de las pequeñas figuritas, de leve color anaranjado y con diversas formas, conocidas por los ovetenses con el nombre de “Paxarines”.


Se dice que la inspiración de éstas curiosas figuritas, se remonta tres siglos atrás y procede de unas similares, encontradas junto a una imagen de San Mateo.


Antaño se colocaba junto a las ventanas de los hogares, pues eran consideradas amuletos contra las tormentas “alejando les centelles de les cases”.


En la actualidad algunas personas las adquieren como símbolo de buena suerte y otras simplemente para que perviva esta curiosa tradición. Esta costumbre se mantiene viva gracias a una familia que sigue haciendo les “Paxarines”, tal y como le trasmitieron sus antepasados de generación en generación.


Los ingredientes utilizados y el proceso resulta aparentemente sencillo, pues son elaboradas con harina de pan amasada con agua teñida con azafrán, después de modeladas, las figuras se cubren con una capa de huevo para finalmente ser horneadas.


La cinta con las que se adornan, es una concesión a la modernidad, comenzando a colocárselas en el año 2000.


Según la costumbre, cuando se lleva a casa la nueva “Paxarina”, la del año anterior debe quemarse, pese a la dificultad que eso puede representar en los hogares actuales, pues antaño se arrojaba directamente al fuego de las cocinas de leña o de carbón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario