14 jul. 2015

"La Caridad - Ribadeo, por Tapia"


El pasado domingo, "l@s tres de Finisterre" retomamos en La Caridad el Camino de la Costa.


Tras los sinsabores del pasado verano, llegó la hora de continuar nuestro periplo costero y lo hicimos desde el mismo lugar al que habíamos llegado el 1 de junio del pasado año, fechas en las que causas de fuerza mayor, nos obligaron a retrasar nuestro proyecto veraniego.


Mañana gris y temperatura perfecta, para iniciar una jornada en la que recorreremos los últimos kilómetros junto al mar Cantábrico por tierras asturianas, para comenzar la andadura por la vecina Galicia. Los primeros kilómetros de la jornada discurren por una sucesión de agradables senderos y carreterillas, prácticamente llanas ya que los desniveles son irrelevantes.


Así alcanzamos San Pelayo y su pequeña ermita, para continuar hasta la iglesia parroquial de San Bartolomé de Fonfría de Valdepares.


De San Bartolomé a la pequeña capilla de los Remedios, junto a las aguas del río Porcía, el trazado discurre con la misma tónica que al inicio de la jornada.


El paso sobre el viejo puente de Porcía, marca el límite entre los concejos de El Franco y Tapia de Casariego, por el que iniciamos la andadura con un corto repecho que nos deja en la rasa de Salave, en la que se encuentra la bifurcación del trazado donde debemos decidir si continuamos cerca del mar o por el contrario continuamos hacia el interior del concejo tapiego.


En esta ocasión decidimos continuar el trazado mas costero, es decir la opción que en km. 5,5, continúa por la derecha en dirección a la capital del Concejo, pues la opción interior la había recorrido el pasado año para llegar hasta Figueras y aporta bastante poco hasta alcanzar la orilla de la ría del Eo.


La traza continua sobre el asfalto de una sucesión de carreterillas hasta alcanzar Tapia, que salvo las vistas sobre la ensenada de La Ribera Nova, el albergue, un pequeño paseo urbano y ...


... la reprimenda de una "encantadora" vecina por saltarnos la señalización de unas obras que impedían continuar el trazado habitual del Camino, no merece más mención.


Es a partir de éste punto donde la compañía del Cantábrico y la presencia del sol, nos hace disfrutar un verdadero trazado costero.


Primero con la imagen de las playas de Ribeiría y Aguileiro, mas tarde con la cercanía de la de Serantes, culminando con el paso y la bien ganada cerveza en Perronda.


Para rematar la jornada con el paso sobre las de la ensenada de Arnao, desde las que avistamos el último "obstáculo" de la jornada para alcanzar Galicia, ... el puente de Los Santos.


Pese a las dudas de Rosa, sobre la solidez del puente, cambiamos de orilla de la ría del Eo sin novedad, pudiendo dar por finalizada la etapa.


Casi 25 km. prácticamente llanos, para ser Asturias, entretenidos y agradables en los que la señalización resulta un tanto escasa y a lo largo de los cuales se encuentran lugares donde repostar con la frecuencia necesaria.


Para el próximo domingo, si Dios quiere y nada nos lo impide, intentaremos alcanzar Lourenzá.


2 comentarios:

  1. Fenomenal reinicio del camino de la Costa. A pesar de la "resaca" del concierto de la noche anterior y de "reto" para mi de Puente de los Santos, fue una etapa genial. Un paisaje maravilloso y acompañado de un tiempo ideal para caminar. Aunque pasé el puente caminando como un cangrejo y todavía me tiemblan las piernas, intentarlo y superarlo fue un "subidón" de autoestima.
    Gracias, compañeros y ¡Buen Camino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasín a pasín se va haciendo Camín, incluso se puede pasar el puente de Los Santos. ¡Animo! que Compostela ya está mas cerca y creo que ya no tenemos que pasar más puentes.
      Nos vemos el domingo entre Ribadeo y Lourenzá.
      Un besu

      Eliminar