7 ago. 2015

"Sobrado dos Monxes – Arzúa"


Hoy costó un poco de trabaja iniciar la jornada, pues Yolanda se vio obligada a coger el autobús de vuelta a casa, ya que el bajón de ayer era producto de una fuerte gastroenteritis que la dejó, un poco más, para el arrastre y con el glamour por los suelos.


Así que una vez que ella se subió al bus y tras el obligado desayuno l@s tres de Finisterre, bajo un cielo encapotado y con una temperatura ideal para caminar, comenzamos el día abandonando Sobrado camino de Arzúa.


La etapa comienza con un leve rodeo tratando de evitar la AC-934 a la que irremisiblemente nos incorporamos durante 300 m. para desviarnos en Pontepedra y comenzar un precioso recorrido, ...


... por carreterillas, pistas y caminos que se prolongará prácticamente durante los siguientes 7,8 km., pues salvo otros fugaces 300 m. por AC-934, el resto discurre con la compañía de un relajante entorno.


Durante este tramo pasamos por varias aldeas y caseríos, entre los que destaca Carelle con su iglesia de San Lourenzo y su entorno.


En el km. 8,5 de etapa de nuevo sale al paso la AC-934, por la que alcanzamos el cruce con las AC-934 y 234 sobre la que continuamos en dirección a Boimorto, desviándonos momentáneamente de la AC-234 para descubrir la iglesia de San Miguel de Boimil ...


... y conocer a Marco, pequeño y simpático Bicigrino madrileño que hacía el Camino, desde Avilés, acompañado de su padre, un auténtico “crack”.


Por la 234 alcanzamos Boimorto, donde hacemos el obligado repostaje mañanero, tras el cual atravesamos la alargada capital concejil, ...


... a cuya salida existe la única laguna de señalización en toda la etapa, debiendo tener que preguntar a un lugareño para poder continuar la jornada en dirección a Sendelle y Arzúa por la DP-602, sobre la que transitaremos durante los siguientes 5,7 km., pasando junto a la iglesia románica de Santamaría de Sendelle.


Éste tramo finaliza al salirnos al paso de nuevo la AC-234, para una vez atravesada, continuar por una tranquila carreterilla sobre la que, tras un largo trecho de cortos toboganes, ...


... afrontar la dura rampa de O Viso que nos deja en la zona de los campos deportivos de Arzúa, situados en la parte alta del pueblo desde la que descendemos hasta alcanzar el centro del casco urbano y con ello el Camino Francés y ...


... su alta densidad de tráfico Peregrinal.


En resumen: 23.94 km. de precioso y cómodo recorrido, donde solo pudimos repostar en Boimorto y aunque nos haya quedado un cierto regusto de excesivo asfalto, por estar casi todo concentrado en la mitad final.


En el que superamos 214 m. de ascenso y 326 de descenso, a lo largo de los que descubrimos bonitos rincones de éste Camino y que la vacas gallegas también se mimetizan.


La pena del día fue la ausencia de “Yolanda Glamour”, a la que fue capaz de vencer un tomate en el calcetín y ...


... un simple virus, pero a la que no olvidamos y nos acompañará hasta que abracemos la imagen del Apostol, en fin toda otra vez será Yoli y si no …


… siempre quedarán las excursiones de “singles” que hacen el Camino Francés en menos de una semana.




Mañana, si Dios quiere y Santiago nos ayuda actualizaremos desde Pedrouzo.

Al Camino no se puede ir sin el skateboard.

2 comentarios:

  1. Gracias por la excelente crónica! me permitieron actualizar mis "camiños"...Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias
      ¡ULTREIA!

      Eliminar