9 dic. 2016

"El Pedrón"


Cuenta la leyenda que tras la decapitación del Apóstol Santiago en el siglo I, por orden del rey Herodes Agripa, sus discípulos Teodoro y Atanasio recogieron en Jaffa su cuerpo para depositarlo en una barca en la que emprendieron una larga travesía, conocida como “la translatio”, que los llevó hasta Iria Flavia (actual Padrón) para darle sepultura en ese cercano lugar al que miles de Peregrin@s llevan acudiendo siglo tras siglo.


La misma leyenda, cuenta que los discípulos al llegar a puerto amarraron la barca a una piedra cercana al cauce del Sar, un ara de origen romano dedicada a Neptuno hoy conocida como “el Pedrón”, probablemente en el lugar de A Barca cercano a la iglesia de Santiago.


El Pedrón tiene unas medidas de 167 x 75-60 x 75-63 cm., mientras que su parte posterior es completamente lisa, como si hubiese estado pegada a un muro, el frente se encuentra grabado. En la parte superior se puede ver una cruz, posiblemente como elemento cristianizador del ara, bajo la que se encuentra está inscripción: Nept – uno - For (o) i (ri) – e – (n) ses – d (e) s (ou) p (asuerunt), que se podría traducir como: “A Neptuno el Foro Iriense con su dinero”.


Otra leyenda dice que el Pedrón es la silla desde la que predicaba el Apóstol Santiago, mientras otra la sitúa como la piedra que sirvió de sustento al altar del primitivo templo de Padrón. Muestra de la gran relevancia que adquirió el Pedrón dentro de la tradición y rituales jacobeos en la Edad Media, es el desgaste ocasionado por los abrazos de l@s Peregrin@s de su parte central.


Aunque no se sabe con exactitud desde que fecha se guarda el Pedrón en la iglesia parroquial, se cree que fue al finalizar las obras del antiguo templo gótico, en el siglo XV cuando se coloca bajo el altar mayor.


De lo que si se tiene constancia, es de las medidas que se tomaron para permitir más cómodamente su veneración tras la construcción de la actual iglesia neoclásica y la pena de dos mil reales que se impondría al que profanase o maltratase la reliquia.


La costumbre de tirar monedas al Pedrón, se cree que en este caso y lejos de otras más recientes y banales, sustituye a las piedras que l@s Peregrin@s depositan de forma ritual en otros lugares del los Caminos, como en el caso de la Cruz de Ferro, alto de San Antón, cruces de caminos, mojones, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario