4 jul. 2017

"Camino Lebaniego"


Una vez finalizado ese particular Camino Lebaniego, que Ana y yo habíamos iniciado en Villaviciosa por el mes de abril, quiero dedicarle esta entrada para animaros a recorrerlo, a la vez, que para hacer alguna matización con el fin de ayudaros a que este bonito trazado, os resulte más agradable, cómodo y seguro.


Teniendo en cuenta que hasta la localidad de Muñorrodero, el recorrido a seguir desde cualquier punto de la geografía cantábrica será el del Camino del Norte, tanto la infraestructura de albergues o alojamientos alternativos, puntos de avituallamiento y señalización están suficientemente cubiertos.


Y amén de la dificultad que pueda entrañar seguir la señalización Jacobea en dirección contraria, en el caso de iniciarlo desde cualquier punto de Asturias o desde Unquera, no existen otras dignas de reseñar.


Unquera es el lugar perfecto para dejar el coche, tanto para el caso de programarlo como nosotros, como en el de optar por realizar únicamente las tres últimas etapas.


Pues existe un servicio de autobús que comunica diariamente Potes y Santander, con parada entre otros lugares en Unquera.


Unquera - Cades
Con independencia del lugar de comienzo, San Vicente, Unquera o Colombres, la distancia a recorrer oscila entre 20 y 25 km. pues lo habitual es finalizar la jornada en Cades.


Pueblo que cuenta con albergue y con un buen establecimiento hotelero, la Casona del Nansa a 700 m. del albergue. El pueblo carece de otro lugar para avituallarse o comer que no sea el propio albergue o el hotel, que dispone de servicio de restaurante.
También existen alojamientos rurales poca antes de Cabazón, 9,5 km. después de haber dejado atrás Muñorrodero.


La primera parte de la jornada discurre íntegramente por terreno llano con alguna que otra escalera, pues se realiza sobre la senda fluvial del río Nansa. Mientras en la segunda parte, a partir de la central de Herrerías, se tienen que afrontar un par de repechos que con calor se pueden hacer un tanto pesados. Es necesario llevar algo de comer y agua, abundante en caso de calor.
Nada más subir las escaleras de la central hidroeléctrica de Herrerias existe un chiringuito, pero no está abierto de manera permanente.


Se debe de tener cierta precaución, especialmente en días lluviosos, tanto en las zonas de piedra del margen del río, como en el sendero de subida y bajada que se encuentra entre la central eléctrica y la carretera de Cabazón.


Zona en la que también se debe prestar mucha atención en caso de niebla, pues existe un desvío a un mirador que puede confundirnos y sacarnos del trazado del Camino.


Cades - Lebeña o Cabañes
El lugar de finalización de la segunda etapa dependerá de la preparación e intenciones de cada uno, pues algunos “Crucenos” incluso optan por finalizar la jornada en Cícera, que dispone de albergue y alojamiento rural. Razón por la que la distancia a cubrir en la etapa puede oscilar entre los 16 km. si se finaliza en Cícera y los 31 km. si se alcanza Cabañes, que también tiene albergue. Además de poder optar por finalizarla en Lebeña, como en nuestro caso, tras haber recorrido en torno a 24 km., sin contar los realizados de más debido al extravío que sufrimos.


En esta etapa también es necesario llevar algo de comida y agua, pues en la primera parte de la jornada, únicamente se encuentra un supermercado en Sobrelapeña, siendo necesario desviarse del Camino. Mientras que en el bar de Cícera, ya se pueden reponer fuerzas como mandan los cánones. En días de calor será de agradecer llevar agua, pues a partir de el pueblo de Lafuente las rampas a salvar son considerables, especialmente desde Cícera al Collado Arcedón.


Si hasta Cícera el trazado ofrece pocas dudas, pues en su mayor parte discurre por asfalto y amplias pistas, es a partir de este pueblo donde se le pueden presentar al “Cruceno” algunas dificultades. La primera será la de elegir una de las dos opciones posibles para alcanzar el Collado Arcedón, lo aconsejable es informarse adecuadamente en el albergue o en el bar.


Y la segunda será la de prestar mucha atención a la escasa señalización existente al alcanzar el Collado, especialmente en los frecuentes días de niebla que se suceden en el Cantábrico.


Esta precaución debe ser máxima, si se asciende por la opción que parte desde las últimas casas de la zona sur del pueblo en días de niebla o climatología adversa.


Lebeña - Santo Toribio
Agradable y corta jornada, de algo menos de 16 km., en la que los únicos desniveles dignos de mención se presentan al principio de la etapa, y en el repecho final para llegar a Santo Toribio.


El trazado discurre sobre una sucesión de carreterillas, pistas y caminos suficientemente marcados, pese a que en Pendes y en Tama existe una doble señalización que, aunque conducen al mismo lugar, pueden evitarnos innecesarios rodeos.


En el primer caso es aconsejable continuar descendiendo a través del pueblo y en el segundo, atravesar el puente para continuar sobre la acera de la N-621 en dirección a Potes.
Es conveniente llevar agua y en caso de necesitar reponer fuerzas, se pasa por numerosos lugares donde poder hacerlo.


Si se pretende entrar por la Puerta del Perdón en la Iglesia de Santo Toribio, es conveniente confirmar los horarios de apertura igual que si se tiene la intención, tanto de asistir a Misa como a la ceremonia de besar el “Lignum Crucis”.


Para obtener “La Lebaniega” existe una credencial específica que se puede solicitar a: parroquiaelcristo@gmail.com o en el teléfono: 942 21 15 63, pero también es válida la del Camino de Santiago.


Resumiendo: Alternativa perfecta para tod@s los que no dispongan de muchos días para caminar y quieran hacer algún Camino Completo, pudiendo adaptar su longitud a los días disponibles.


Con la ventaja añadida de pasar unos días por el norte, pues a nadie le viene mal disfrutar de una magnífica temperatura, de buena comida, de un bonito y frondoso paisaje, e incluso de unos días de lluvia y “fresco” en este extraño verano.


Estas fueron nuestras etapas del Camino Lebaniego desde Villaviciosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario