28 oct. 2017

"Astorga - Rabanal del Camino"


La jornada de hoy será, para nosotros, bastante difícil de olvidar. 


Pues por un lado disfrutamos de un magnífico día, climatológicamente hablando, con una temperatura que superó los 20º y por otro del precioso paisaje semi otoñal de la maragatería.


Pese a que el trazado de la etapa discurre, durante la mayor parte de los cerca de 22 km. junto o por la LE-6304, pasa totalmente desapercibida, tanto por el escaso tráfico como por la belleza del entorno.


La salida de Astorga la marca el paso por la ermita del Ece Homo de Valdeviejas.


Desde aquí a Murias de Rechivaldo, donde el trazado inicia un recorrido entre monte bajo hasta alcanzar santa Catalina de Somoza.


Donde Ángel nos sorprende deleitándonos con sus riquísimos cubiletes, ...


... que con un café los convierten en un desayuno digno de los Dioses más exigentes.


Retomada la marcha, en un abrir y unos cuantos cerrar de ojos, alcanzamos El Ganso a la hora justa  de tomar una cerveza en el Cowboy.


Al pasar junto a la iglesia parroquial, nos sorprende un nutrido grupo de pintores, tratando de mejorar con sus pinceles la escena de la cual disfrutamos.


Hoy también tenemos la suerte de encontrar el atrio abierto, ....


... para poder visitar la popular imagen del Cristo de los Peregrinos.


Superado El Ganso ya vemos, a tiro de piedra, el final de la jornada y un poco más arriba las casas de Foncebadón, primera referencia de paso de la jornada del domingo.


Sin apenas darnos cuenta, nos encontramos entre pequeños robles, afrontando las rampas que dan paso a las primeras casas de Rabanal del Camino.


No sin antes contemplar los restos del gran roble de los Peregrinos, que hasta que en el año 2013 un temporal lo derribó, les dio sombra y cobijo desde hace más de 300 años.


Y así alcanzamos el final de la jornada, donde rematamos éste magnífico día con una sabrosa comida y ...


... la estancia en una casa maragata (la Casa Indie) y ...


... la asistencia a las celebraciones de los Monjes Benedictinos. Rematando la jornada con una espectacular noche de estrellas.


Mañana, si Dios quiere, hasta El Acebo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario