30 oct. 2017

"El Acebo - Ponferrada"


Los poco más de 19 km. de la etapa de hoy, entre El Acebo y la estación de ferrocarril de Ponferrada, fueron “extraños” y también un poco “tristes”. 


Nos resultaron “extraños” porque la mayor parte son una permanente bajada y más “extraños” aún, porque el final de la jornada no fue en ningún hostal o casa rural, la etapa finalizó en una estación de tren con la finalidad de iniciar el regreso a casa. 


Y eso tras las magníficas cinco, seis con la de hoy, jornadas de Camino Francés que dejamos atrás, el tener que dejarlo hoy me da un poco de pena. Máxime cuando a la vez que estoy escribiendo esta entrada, el tren va desandando el tramo recorrido durante estos días de Camino.


Así que ya salimos de El Acebo con un poco de modorra y ...


... con la idea de regresar a casa metida en la cabeza, poco a poco fuimos descendiendo hasta Riego de Ambrós, ...


... donde encontramos abierta la ermita de San Sebastián. 


Y desde aquí continuamos el descenso por una sucesión de pedregosos caminos en sube y baja, ...


... hasta alcanzar la iglesia de la Virgen de las Angustias de Molinaseca y ...


... su “fortificada” puerta.

 

Lugar perfecto para el café mañanero y alguna foto más del puente. 


Aquí bien podríamos dar por terminada la etapa caminera, pues el resto de la jornada ...


... pese a haber optado por entrar en Ponferrada por la variante que pasa por el pueblo de Campo y ...


... el puente de Mascarón, no deja de ser un acceso más a una ciudad. 


Aunque en esta ocasión la ciudad presuma de tener un espectacular castillo templario. 


Y hasta aquí llegó nuestra escapada al Camino en octubre de 2017, en la que todos los días teníamos que mirar el calendario pues disfrutamos de una auténtica climatología de verano.

2 comentarios:

  1. Creo que a pesar de los pocos días lo habréis debido pasar de maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, especialmente con la incorporación de Ana, pero te da un poco de pena no poder llegar a Santiago.
      Esperemos que en el año próximo, si Dios quiere y con la ayuda del Apóstol, podamos llegar y empezar a pensar en el siguiente Camino.
      Un abrazo y salud para todos José Luis.
      Muchas gracias por tus ánimos y comentarios.

      Eliminar