15 dic. 2017

"David Vidal"


David Vidal o "David el de La Casa de los Dioses", pues así es conocido en el mundillo del Camino éste barcelonés que, a sus cuarenta y tantos años, comparte su singular morada con los que pasamos por allí desde el mes de junio del año 2009.


David Vidal Figuls llegó recorriendo el Camino a éste solitario paraje, entre el pueblo de Santibáñez y el crucero de Santo Toribio, tras una azarosa vida marcada por un par de fracasos empresariales, otro familiar y demasiados escarceos con el alcohol y las drogas, no solo para tomar la decisión de quedarse aquí.


También para poco a poco y un día tras otro, pese a la ausencia de agua corriente y luz eléctrica, ir remodelado a su gusto la vieja nave en la que se instaló, hasta convertirla en un espacio abierto a todos los Dioses del Camino, como a él le gusta llamar a los Peregrinos.


Y a decir verdad, como un verdadero Dios te sientes tratado cuando después de un largo tramo de pista “rompepiernas”, en el que el sol suele calentar de lo lindo, avistas un carrito en medio del Camino junto a un par de árboles y unos pequeños muretes.


Eso es La Casa de los Dioses, donde una jornada tras otra y de manera altruista, David pone a disposición del Peregrino un impresionante surtido de zumos naturales, frutas, ...


... mermeladas, frutos secos, agua y muchas más cosas en un incomparable lugar, perfecto para recuperar fuerzas, tanto físicas como morales.


No sabemos durante cuanto tiempo más seguirá cuidándonos como Dioses David, pues en varias ocasiones manifestó cierto hartazgo de la masificación del Camino y amagó con abandonar tan admirable empresa, ...


... pero mientras tanto y no, el pasado octubre todavía pudimos disfrutar de su compañía y apoyo.


Gracias David y que la vida te devuelva todo lo que tan generosamente nos has dado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario