5 dic. 2017

"Embalse de Salime"

Lugar: Embalse de Salime
Situación: Parroquia y municipio de Grandas de Salime
Localización: Lat. 43º 14’ 10.92’’ N - Long. 6º 50’ 50.85’’ W
Etapa en la que se encuentra: Berducedo o La Mesa - Grandas de Salime
Dista: 13,8 Kmts. desde Berducedo - 6,5 Kmts. hasta Grandas de Salime
Altitud: 227 mts.
Camino: Primitivo
Provincia: Asturias


Nada más dejar atrás la pequeña ermita de Buspol, se inicia un pronunciado descenso que conduce al Peregrino a lo más profundo de la cuenca del río Navia. 


Cuestión que evita la presa del embalse de Salime desde el año 1955, en sustitución del viejo puente de piedra por el que, hasta entonces, se salvaba el cauce del río y del que hoy solo queda el recuerdo y algunas piedras bajo las aguas del embalse, acompañando a las del viejo Salime y las de otra larga lista de pueblos y caseríos que también fueron anegados. 

Imagen: Bellmunt y Díaz

El puente fue construido en fecha sin determinar en traza románica con un solo ojo, elevándose 40 m. sobre el el barranco del Carpio en el cauce del Navia y según reflejaba una lápida en la bóveda, había sido construido por: “Pedro de Pedre, de Castro natural, hizo el puente de Salime, la iglesia i el hospital, i la catedral de Lugo, á donde se fué á enterrar. Abril del año 1113”


La construcción del salto se inició bajo la dirección de Joaquín Vaquero Palacios y otros ingenieros a finales del año 1945, dándose por finalizada en 1955, aunque la puesta en marcha y reconocimiento de la central eléctrica no se llevó a cabo hasta el 1 de marzo de 1957.


Las 685 ha. de superficie ocupadas en los concejos de Grandas de Salime, Allande e Ibias en Asturias, y Negueira de Muñiz y Fonsagrada en Galicia, con 265,60 hm3 de capacidad de embalsado lo convierten en el más grande del Principado.


En su construcción participaron en torno a 3.500 obreros, procedentes de todos los puntos de la geografía española, de los que un centenar perdieron la vida en accidentes durante las obras. 


En el entorno de la presa, todavía pueden verse los restos de fábricas y de los cuatro poblados que albergaron a los trabajadores durante el tiempo que duraron las obras. 


A lo largo del descenso además de disfrutar de la permanente presencia de las embalsadas aguas del Navia y del alto del Acebo, ...


... frontera regional por el que se transitará en la siguiente jornada, también se podrá comprobar el pasado osero de la zona, no solo por la abundante presencia de madroños, ...


... también con los restos de antiguos “cortinos” con los que se preservaban las colmenas de los plantigrados. 


Al poco de alcanzar la AS-14 no debe perderse la oportunidad de atravesar el pequeño túnel por el que se accede al singular mirador que proyectó y dirigió Joaquín Vaquero Turcios en 1955, mientras pintaba los murales de la Central. 


También llama la atención la imagen de la Virgen de la Luz, que poco antes de alcanzar la presa, bajo el nivel de la carretera mira al salto. 


En la actualidad es posible, previa reserva, atravesar o hacer una excursión por el pantano en lancha desde el viejo enclave del pueblo de Grandas o desde la otra orilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario